miércoles, 28 de diciembre de 2011

NAVIDAD O EL INFIERNO DE SARTRE

“El Infierno son los otros” concluye Sastre en su obra Huis clos. Sus personajes se enfrentan unos a otros en un espacio cerrado y la comunicación malsana entre ellos se convierte en el peor tormento, en el infierno.
Aunque pueda parecer contradictorio, las celebraciones de estos días me han evocado las escenas de Huis Clos, y no me extraña que muchas de las reuniones navideñas degeneren en auténticos infiernos. Reuniones, a veces forzosas, donde a todos se les presupone una bondad por ser Navidad que no siempre es evidente. El infierno son los otros, dijo Sastre, pero reflexionando sobre su afirmación encuentro que no es del todo exacta: el infierno no son los otros, el infierno soy yo, puedo ser yo. Basta un pequeño ejercicio de introspección sincera para descubrirlo en nuestro interior: nuestra soberbia, nuestros egoísmos, envidias, mentiras y tantos otros demonios sin rabo ni cuernos pero no menos terribles. Por más que queramos disfrazarnos, así somos; no somos buenos, y si alguna vez conseguimos serlo, nunca es para siempre. Perdemos el tiempo y la fuerza señalando y combatiendo los demonios de los otros, cuando deberíamos concentrarnos en defendernos de nuestro propio infierno y en crear nuestro propio cielo. Lo podemos hacer con cada pensamiento, cada sentimiento, cada palabra, cada acción, por insignificantes que puedan parecer, con los que labramos nuestro propio ser.
Esto es justamente lo que significa la Navidad: el regalo de la Suma Bondad que nos da el poder para hacernos buenos, para disipar la oscuridad de nuestro propio infierno. “A los que la recibieron, les da poder para hacerse hijos de Dios”, nos dice San Juan. Esta es la luz de la Navidad, la fuente de la alegría y la esperanza. No se trata de una transformación mágica y definitiva como en un cuento de hadas, se trata de hacernos capaces, y por tanto responsables, de optar por el bien, golpe a golpe, con cada latido de nuestro corazón, sabiendo que Dios está con nosotros. Ahora nos toca a nosotros, hacer nacer la Bondad en nuestro interior para que pueda disipar las sombras del infierno. Sin excusas, con valentía y sinceridad, sin buscar fuera al enemigo. El enemigo está dentro, y también nuestra salvación.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

NAVIDAD ES PROXIMIDAD


Navidad es proximidad: nace Jesús, el Emmanuel, Dios con nosotros. Descubrir la Navidad es descubrir esta proximidad y lo que ello implica. Es el tesoro escondido, la perla perfecta por la que lo vendemos todo por adquirirla. Descubrirlo desde lo hondo, desde lo más auténtico de nosotros mismos, donde no cabe disfraz ni engaño, descubrir esta proximidad que nos impele a aproximarnos a los otros con el mismo amor con el que nos sentimos amados, descubrir que todo lo demás sólo tiene valor si se enraíza en esta realidad que se nos manifiesta. Para muchos esto no es más que un sueño, una alienación, una locura, algo irreal, un mito, y encienden luces de colorines, el aire se llena de ruidos,  levantan decorados de oropel, pero  por la mañana todo se apaga y nos deja sedientos, y nos preguntamos si no es todo esto lo que es en el fondo irreal.
Navidad es el nacimiento de Jesús. Llamadlo cómo queráis: Dios, Amor, Energía, Fuerza Positiva. Yo lo llamo Emmanuel, y le pido la fuerza y la luz para que seamos cada segundo de nuestras vidas proximidad.
¡Feliz Navidad!

jueves, 15 de diciembre de 2011

NAVIDAD ¿CONFORMISMO O REBELDÍA?


¿Tenemos derecho a sonreír estas Navidades, a adentrarnos en los grandes almacenes donde centenares de personas respiran algo aliviadas porque han conseguido un contrato de un mes para trabajar ocho horas por 600 euros antes de volver de nuevo al paro? ¿De adornar nuestras casas con árboles y bolas de colores cuando cada día familias enteras salen de las suyas para “acomodarse” en rincones oscuros de nuestras ciudades? ¿De comer hasta hartarnos para arrojar a la basura los restos que  otros rebuscarán para alimentarse?
Quizás volváis la cara asqueados, quizás penséis que soy un aguafiestas. Le escuché decir ayer a Joaquín Araujo en una maravillosa conferencia que sólo los pesimistas podrán cambiar el mundo porque reconocen que las cosas no están bien. Los que se conforman en medio de un ambiente, en estas fechas más que nunca, empalagoso y recubierto de lucecitas de colores, jamás harán nada por cambiar la realidad.  Es cierto, pero yo añadiría algo más: no basta con abrir los ojos y contemplar tanto dolor e injusticia sin disfraz, es preciso sentir desde muy dentro el motivo para actuar y la fuerza para hacerlo y esto es la auténtica Navidad: creer en esa Fuerza presente en nuestra compasión, en nuestra rebeldía y en nuestra lucha. Llamadlo como queráis, Fuerza Positiva, Amor, Dios. Jesús nacido en un pesebre, pero cuidado, que este pequeño niño se enfrentará sin miedo a los poderosos, se entregará a los olvidados de la tierra y dará su vida por ellos.
Sí, es Navidad, y podemos permitirnos sonreír, hacer regalos a nuestros seres queridos, celebrar la fiesta y compartir la mesa con ellos, adornar nuestras casas y brindar por una vida mejor para todos. Pero como el guerrero que se prepara para la batalla: mañana lucharemos por la auténtica Navidad. Por conseguir repartir dignidad a todos los hombres y mujeres, haciendo cada uno lo que pueda para ello. Repartir dignidad, la dignidad de los seres humanos, no limosnas. Repartir el trabajo, para que todos se sientan orgullosos del pan que comen, aunque este reparto suponga que los que hoy trabajan y los empresarios ganen algo menos, por ejemplo. O terminar con el sistema perverso de las deudas (ya he comentado en otra entrada mi admiración por el sistema de microcréditos de algunas ONG: las personas conservan su dignidad si en lugar de limosna se les ofrece un dinero para progresar que pueden devolverte porque no los aplastas con los intereses…) no soy experta en economía, pero tengo la certeza de que el sistema actual debe reconvertirse.
Feliz Navidad






sábado, 10 de diciembre de 2011

UNA NUEVA MIRADA

         Cuando nos acercamos al otro y el enfoque de nuestra mirada es empatía y respeto, siempre descubrimos a un semejante por encima de cualquier diferencia. Este modo de considerar a los demás tiende puentes por los que se transita hacia el encuentro. El dolor del otro es nuestro dolor, su felicidad nos hace felices, sus diferencias nos enriquecen: sentir así es la base de la justicia y la paz, de un mundo donde los derechos de los seres humanos sean respetados. Sólo este cambio de perspectiva hará que sea posible salir de la crisis con dignidad.
        Dijo Jesús que los limpios de corazón verán a Dios: una conciencia limpia de soberbia y egoismo descubrirá a Dios, y lo descubrirá en todo lo que le rodea. Lo descubrirá en todos los seres humanos, no en una nube o encima de una roca, y esta visión lo impulsará a dar los pasos necesarios para cambiar la realidad.

jueves, 8 de diciembre de 2011

DE ESTA SALIMOS, PERO POR OTRA PUERTA


No hay atrocidad que el ser humano no pueda superar y de la que no pueda salir con la frente alta. “Después de todo, el hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas cámaras con la cabeza erguida y el Padrenuestro o el Shema Israel en sus labios” dice Víctor E. Frankl. [1]
Estamos viviendo una crisis mundial de tremendas dimensiones, hasta el punto de que en la mente de muchos el sentimiento de derrota se abre camino llegando incluso a pensar que estamos ante el final de una civilización. Basta una rápida mirada ante lo que está ocurriendo: una naturaleza degradada hasta puntos insospechados ( en Brasil despunta la amenaza de la desforestación de la selva amazónica, las ciudades chinas se hacen irrespirables por la contaminación, y las diferencias entre pobres y nuevos millonarios se agudizan, por citar algunos ejemplos de economías que se consideran emergentes y se aplauden por su crecimiento económico), África se muere de hambre entre guerras, epidemias y expolios, y las imágenes atroces de la hambruna del Cuerno de África se repiten impotentes. El crecimiento de la población mundial aumenta de modo insostenible, y no se hace nada, muchas veces con hipócritas pretextos religiosos, por controlar este crecimiento a pesar de existir métodos para ello, cuando no se evita el exterminio de los pueblos por el hambre, las epidemias  y la guerra. Y en la vieja Europa sus líderes se empeñan en salir de la crisis económica repitiendo el mismo modelo que se está demostrando agotado, intentando salvar el último bastión de su imperio sin darse cuenta de que en el mismo núcleo de ese bastión está la causa del desastre. El norte de África ve con esperanza el renacer del Islam, y Occidente lo observa con recelo. Se extiende la influencia de los hermanos musulmanes, y se abren grandes interrogantes entre la población laica de esos países.
Ante este panorama nos preguntamos ¿dónde está la puerta de salida? La puerta está dentro del ser humano, es la puerta que conduce a su dignidad. Y su dignidad supone alcanzar el objetivo de su existencia: la realización del bien, y no causar daño a otras criaturas. Amar, respetar y cuidar de la Naturaleza, del mundo que se nos confió; amar, respetar y compartir los bienes con los otros seres humanos sin ningún tipo de discriminación. Hermanos, por encima de cualquier otra definición, hermanos universales. Lo demás se nos dará por añadidura: el ser humano posee una asombrosa inteligencia, ha conseguido logros económicos, técnicos y científicos que pueden hacer posible el renacer de una nueva civilización, pero tiene que encontrar la correcta puerta de salida: la de la dignidad humana. Cualquier otra salida, aun de aparente eficacia, será sólo una pequeña pausa antes de la última derrota.


[1] Frankl Víctor E. El hombre en busca de sentido, E.Herder, 22ª edición pag 184

viernes, 2 de diciembre de 2011

AVANZAMOS, A TROMPICONES, PERO AVANZAMOS.

A lo largo de la Historia la Humanidad ha atravesado épocas de caos y desesperación y momentos de regeneración y esperanza, siempre avanzando en zigzag, sin haber llegado nunca a la meta soñada, lo mismo que cada uno de nosotros en su historia personal. Cualquier logro es frágil, cualquier derrota susceptible de transformarse en victoria.
Hoy nuestro mundo (nuestra sociedad y nuestro planeta) parece hundirse en el caos y la degeneración, aplastado por la ambición ciega y destructora de unos cuantos. Y ante ellos, un puñado de obstinados soñadores oponen sus manos desnudas y sus palabras como sus únicas armas. Multitud de seres insignificantes ( así los consideran los poderosos, pero son grandiosos ) hombres y mujeres, personas mayores y jóvenes, aportan todo lo que tienen en infinidad de organizaciones que sienten el sufrimiento de los demás como el suyo propio y no son capaces de permanecer indiferentes sin dar un paso por aliviarlo, como dice el DalaiLama. Me encuentro con algunos que desde su barrio organizan un sistema de microcréditos que durante 15 años ha conseguido apoyar a cultivadores de arroz en Madagascar (Oh, sí, y siempre han recuperado el dinero prestado, sin intereses, claro, y sólo mediante una anotación en un cuaderno. Me pregunto si no podrían dar algunas clases, si no de economía sí de dignidad humana, a los que manejan el entramado financiero que gobierna el mundo, que mucho tienen que aprender, tengo la impresión)  Otros se unen en las calles, en las plazas, junto a los que van a ser echados de sus casas, son ellos: “los perro flautas” (y a mí su música me parece sublime). Y no puedo evitar sentirme llena de ilusión y esperanza: avanzamos, a trompicones, pero avanzamos. Pero atentos, siempre vigilantes para mantener la llama de la grandeza humana que se mantiene y avanza a pesar de todo lo que se le opone y la corrompe una y otra vez.
Hubo un hombre que anunció la fraternidad universal, que compartió su vida con los pobres y se enfrentó a los poderosos. Se llamaba Jesús y lo mataron. Muchos creyeron en su mensaje y lucharon por él, pero su mensaje fue secuestrado para crear una religión opaca y condescendiente frecuentemente con los  opresores. A pesar de todo, hubo hombres y mujeres que entregaron sus vidas a la realización de este mensaje, que siguió vivo hasta nuestros días y para innurables personas de hoy Jesús es un Maestro y un Guía, independientemente de las creencias religiosas de unos y otros.
Hubo revoluciones en nombre del pueblo, se acuñó la más hermosa consigna: libertad, igualdad, fraternidad; y los pueblos oprimidos lucharon con dolor por su dignidad, y de nuevo el sueño se corrompió. Pienso en la corrupción en Rusia, o en China donde están proliferando los nuevos millonarios frente a un aumento de la pobreza, y me pregunto qué quedó de aquel sueño.
Surge una nueva primavera, la primavera árabe, y los tiranos caen. Hay esperanza, y recelo. Sabemos que todo es frágil, susceptible de corromperse y suponer un retroceso en la lucha por la conquista de la dignidad humana, pero hay que seguir avanzando.
Y aquí, en mi país, la primavera española sigue floreciente a la entrada del invierno.

viernes, 25 de noviembre de 2011

LA OPCIÓN DE LOS SOÑADORES

“Hay hombres llenos de una inmensa bondad, y una inquebrantable fuerza, hombres universales que no entienden de castas ni de ningún otro motivo para excluir o hacer diferencias entre los seres humanos. Luchadores, valientes, trabajadores, hombres de acción, como Vicente Ferrer, quien afirmó que no se trataba de entender o explicar la pobreza, sino de remediarla.  Pero, al mismo tiempo, Vicente Ferrer poseía una enorme fe en la Providencia, esa fe que nos hace confiar en la Bondad que está por encima de todas las cosas, en el Bien que triunfa a pesar de todo”.
A la Fundación Vicente Ferrer y a Amnistía Internacional les brindo mi ensayo “La opción Positiva”, ya a la venta en la Casa del Libro.

lunes, 21 de noviembre de 2011

¿APRETARSE EL CINTURÓN? ¿Y SI EMPIEZAN YA DE UNA VEZ SUS SEÑORÍAS?

Hemos oído hasta la saciedad que harán lo que tienen que hacer (hacer uno o más agujeros en nuestros cinturones ¿no?) Así que permítanme la observación, por si no se han dado cuenta: hay una multitud (la que sale a la calle y la que se queda hundida en su rincón) para quien un agujero más en su cinturón supone traspasar la línea entre la indignación con una pizca de esperanza y la rabia desesperada del que ya no tiene nada que perder. Y esto no es bueno para ellos, por supuesto, pero tampoco para sus señorías, ni aquí, en nuestra España, ni en Grecia, Italia o en la Patagonia.
Pueblos ha habido, a lo largo y ancho de la historia, más oprimidos, más ignorantes y maltrechos que nosotros, pero que sacaron fuerza de su desesperación. Ojalá podamos evitar, entre ustedes y nosotros, toda  la violencia y el dolor de sus revoluciones. Hoy soñamos, creemos en la fuerza de las palabras, nuestras armas. Escuchen nuestras voces.
Empiecen por ustedes, hagan lo que hay que hacer, con cambios contundentes y brutales como alguien dijo (aunque refiriéndose a nosotros, pero me imagino que se puede aplicar del mismo modo). Sorpréndanos, y les aseguro que les seguiremos y saldremos juntos de esta crisis.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

CHINA, LA BICICLETA Y OCCIDENTE

China y Occidente se encuentran, se abrazan y nace un monstruo, lo peor de cada casa. El pueblo chino queda deslumbrado ante el espejismo de la sociedad de consumo. Para ser competitivo, Occidente se ve abocado a cambios brutales que imiten la situación casi de esclavos de los trabajadores chinos. Y la Naturaleza tiembla ante su inminente degradación (que presiente mayor si cabe).
Y a pesar de todo sigo soñando que otro mundo es posible, que podemos luchar por ser más humanos y no robots. Ser, más que tener. Ser, convivir, disfrutar de la belleza y el conocimiento. Compartir. Vivir. Trabajar lo justo, menos horas (repartir el trabajo, habrá para todos), ganar menos (¡todos, políticos incluidos!) consumir menos, pero que todos puedan consumir lo básico (habrá suficiente consumo). No adorar al dinero, es un puro medio para vivir, no nuestro dios devorador de hombres. ¡Ah! y los bancos, los mercados…al servicio de las personas, para ayudar a los que lo necesitan (¿microcréditos?)  En fin, y por empezar cambiando algo, camino por las calles con los indignados, y el 20N votaré EQUO…

miércoles, 2 de noviembre de 2011

POR ATROZ QUE SEA LA REALIDAD QUE NOS RODEA, SIEMPRE PODEMOS ELEGIR

Y posicionarnos: nunca del lado de los verdugos ni de los indiferentes. No hay excusa para eludir el compromiso y la responsabilidad. Y con cada opción, labramos nuestro propio carácter: la clase de persona que elegimos ser.

La Editorial Absalón publica una nueva versión de mi ensayo LA OPCIÓN POSITIVA, versión en la que desarrollo algunos capítulos y añado otros.
Quisiera que este ensayo fuese mi contribución, por insignificante que pueda ser, al despertar de una nueva conciencia capaz de cambiar el mundo. Soy consciente de lo ambicioso que pueda parecer mi objetivo, pero pienso que el mundo no deja de cambiar ni un solo instante y que cada uno de nosotros somos responsables de la dirección que tome este cambio, dependiendo del punto en el que apoyemos la fuerza del minúsculo grano de arena que es nuestra existencia. Cualquier crisis puede ser el nacimiento de algo mejor, esa es la esperanza. La actual crisis podrá dar nacimiento a un mundo nuevo.
La historia de la Humanidad, como cada una de nuestras historias individuales, es una continua lucha entre el Bien y el Mal, una lucha interminable que siempre recomienza. Nunca podemos bajar la guardia y pensar que hemos conseguido la victoria definitiva. En mi ensayo pretendo invitar a luchar con valentía hasta el final sin desesperar, a pesar de todo.
Todo lo que expongo en este ensayo es el resultado de una larga reflexión  sobre la herencia cultural que he recibido y mi experiencia personal. Son las preguntas que me he formulado, y las respuestas que he ido encontrando a lo largo de mi búsqueda y que me han ayudado a seguir esperando, aún  siendo consciente de que esta búsqueda no ha terminado, ni tampoco la lucha por ser coherente con mis ideas.
La religión, y en concreto el cristianismo, ha supuesto un elemento fundamental, aunque no el único, de mi herencia cultural. Por eso mi ensayo es en gran parte una reflexión desde una perspectiva cristiana. Sin embargo quisiera aclarar lo que supone para mí la religión, el cristianismo y el mensaje de Jesús: algo totalmente opuesto a sectarismo, integrismo o fanatismo. El Dios que descubro en el mensaje de Jesús es el Dios para todos, el fundamento de un mundo fraternal, solidario. Un mundo en paz. Por eso siento una profunda tristeza ante un mundo en el que la religión es secuestrada y manipulada para convertirla en un elemento de división y lucha entre los hombres.
En este ensayo me dirijo a los creyentes de todas las religiones y de modo especial a los cristianos. Es en el mismo mensaje de Jesús en el que descubro que no debemos considerarnos los únicos depositarios de la verdad y bondad. Pero también escribo pensando en los no creyentes, a quienes quisiera invitar a abandonar los prejuicios (debidos muchas veces a la actitud soberbia y excluyentes de los llamados creyentes),  no para intentar hacerlos adeptos de mi iglesia sino para brindarles lo que considero patrimonio de la Humanidad: el mensaje de Jesús como creencia en la Bondad, fuente de gozo y esperanza, y como motor para la acción por un mundo mejor.
Por último, quisiera señalar que esta nueva edición de LA OPCIÓN POSITIVA deseo brindarla a la infinidad de personas que luchan y entregan sus vidas a la construcción de un mundo mejor, como son, entre otras muchas, los activistas de Amnistía Internacional o los que continúan el sueño de Vicente Ferrer. Porque la grandeza del ser humano está en su pensamiento y en sus sentimientos, pero son las acciones las que autentifican ese valor. Como dice un proverbio chino “Las palabras son las burbujas del agua, pero las acciones son las gotas de oro”



domingo, 30 de octubre de 2011

15O ¿Y AHORA QUÉ? CABALLO DE TROYA

Ahora, una acción lúcida, comprometida y tenaz. Todos los que el 15M, y más tarde el 15O, nos unimos porque creímos que otro mundo era posible sabemos que nos queda mucho que andar, que tenemos una oportunidad única y la enorme responsabilidad de aprovecharla.
La historia es la gran maestra, la historia remota, y la inmediata. Libia es una lección maestra, en mi opinión, del camino equivocado. Un dictador ajusticiado públicamente, las imágenes del linchamiento difundidas reiteradamente sin ningún pudor, como el escarnio de la exposición de su cadáver. Y hombres ajusticiados, supuestos enemigos, las bocas cegadas sin poder defenderse. Y antes, guerra y destrucción, muertes inocentes, injustas. Desde el cielo, aviones de países que apoyaron al tirano y ahora lo abandonan a los rebeldes, mirando siempre de reojo sus intereses, los pozos de petróleo. Y un futuro incierto, mientras las armas, en manos incontroladas, disparan al cielo desde todos los rincones de las ciudades destrozadas. ¿Será el futuro del pueblo la libertad, la igualdad, la fraternidad? ¿Era este el camino, el precio, o envilecerá la raíz de esta revolución?
Y frente a Libia, Siria,  el tirano aferrado a su poder dispuesto a sacrificar a su pueblo por conservarlo. Y no es sólo Siria, lo sabemos ¿en cuántos puntos del planeta los derechos humanos son aplastados sin miramiento? Tantos, que no hay espacio suficiente para enumerarlos. Si no, preguntemos a los activistas que luchan por ellos.
Por todo esto, me pregunto qué puedo hacer, aquí y ahora, para que la esperanza que se despertó el 15M y el 15O no se desvanezca como un sueño. Por eso el 20N votaré en Madrid. Sé que muchos de los integrantes del movimiento 15M defienden la abstención, el voto en blanco y continuar con acciones de denuncia. Pienso que estas acciones son totalmente necesarias y que el poder político necesita el ojo vigilante y el dedo acusador de movimientos como el 15M, o ONG como Amnistía Internacional, que se enfrentan sin tregua a su tendencia a degradarse. Pero pienso que esto no está reñido con intentar introducir en el mismo sistema un “caballo de Troya” para regenerarlo. Aquí se me podrá decir que esto sí que es una utopía, que el poder acabará corrompiendo a cualquiera que lo ejerza. De acuerdo, luego el “caballo de Troya” deberá llevar el antídoto consigo: se trataría de buscar un partido nuevo, provisto de dicho antídoto. Estos últimos meses he buscado un partido así, y descubrí EQUO, un partido nuevo que guardaba bastantes similitudes con las ideas del 15O Seguí la elaboración de su programa, participé en algunos documentos exponiendo algunas opiniones (no soy experta, no puedo pretender otra cosa) Incluso estuve en desacuerdo con algunas posturas y hasta  a punto de abandonar. Nada es perfecto. Pero a pesar de todo, es lo mejor que pude encontrar, es un motivo para seguir esperando, un motivo y un compromiso. Para tener autoridad para seguir denunciando.

martes, 25 de octubre de 2011

15O VERSUS RELIGIÓN

La puerta del sol, al anochecer del 15 O, mientras resonaba la 9ª Sinfonía de Beethoven, me hizo pensar en un maravilloso cerebro compuesto por innumerables neuronas unidas, trasmitiéndose unas a otras corrientes de esperanza y empatía. Quizás un sueño, una utopía, a la espera de una acción lúcida, comprometida y tenaz.
Me llamó la atención la gente que caminaba a mi lado: ningún “uniforme”, apenas algunas pancartas con el logotipo 15O, pero sí pequeños carteles de fabricación casera, difundidos en las redes sociales e impresos en casa. Entre estos carteles, y en alguna camiseta, pude leer repetidamente  la exigencia de una sociedad laica y el rechazo de la religión. ¿Cómo me iba a extrañar en Madrid, donde aún resuenan los fastos que celebraron la visita del Papa y de los jóvenes católicos, favorecidos y arropados por las autoridades? En un país donde, por desgracia, la religión se asocia en el subconsciente popular a una larga dictadura que se implantó después de una cruel guerra fraticida mal llamada cruzada, o guerra santa, que viene a ser lo mismo. Y sin embargo, también revivo con ilusión las imágenes de indignados unidos antes de la marcha en la meditación, realizando los gestos que durante siglos hombres y mujeres de Oriente han venido repitiendo para alcanzar la unión e identificación con el Ser Supremo, el Alma del mundo, la Conciencia Universal. Y tampoco esto me extraña, y me hace pensar que quizás la corriente que horas más tarde haría vibrar a los congregados en Sol en un sentimiento de empatía y fraternidad no era otra cosa que la manifestación de esa Alma del mundo. Quizás así lo sentí, porque en este sentimiento de fraternidad universal baso mi concepción de la vida y la lucha. Al fin y al cabo, una concepción espiritual de la realidad. Por eso pienso que es importante evitar los tópicos y los prejuicios frente al hecho religioso, aprender a discernir entre religión y fanatismo o integrismo, pues de lo contrario caeríamos en lo mismo que rechazamos, como repetidamente ha ocurrido a lo largo de la Historia.
El contacto con religiones orientales, como el budismo y el hinduismo me ha enriquecido enormemente, y ha enriquecido mis creencias cristinas. Porque el Jesús que he ido descubriendo a lo largo de mi vida es él que estaría el 15O en Sol, entre los hombres y las mujeres del pueblo, con el corazón alzado hacía el que él proclamó Padre de todos los hombres. No en los templos, ni vestido de seda y enjoyado de oro, no entre los poderosos, sino señalando su avaricia.

domingo, 16 de octubre de 2011

MENTIRAS Y MANIPULACIÓN SOBRE EL 15O

Portada de un periódico nacional: primera plana, Roma, una furgoneta ardiendo, un joven descamisado, con la cara tapada, enarbolando una bombona...texto: "los indignados festejan..." En letra pequeña, casi ilegible, se comenta que hubo otras manifestaciones pacíficas en Madrid y en otras ciudades. Mentira y manipulación, y en el fondo miedo a esta nueva realidad.
Yo estuve allí, en la Puerta del Sol, con mi familia, con jóvenes  trabajadoras, preparadas, comprometidas; me encontré con antiguos alumnos (soy una vieja profesora jubilada), los recordaba porque eran de los mejores...Por eso me río de sus mentiras y sigo creyendo que otro mundo es posible.

sábado, 15 de octubre de 2011

15O, SOMOS GENTE.

Somos gente, hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes que con nuestras artritis intentamos marchar sin dejar de soñar y esperar en los que vienen detrás. Y luego están los que parecen haber dejado de ser gente: los políticos, los que se suponía que nos representaban y nos servían. Y detrás, está él: el dinero, nuestra creación de largos dedos que lo maneja todo. No es gente, y los que lo poseen parecen no serlo tampoco. Es el momento de despertar, de marchar por las calles y hacernos oír: somos gente. Sólo  así la vida es humana y digna de ser vivida. Somos gente, sed gente.

martes, 11 de octubre de 2011

CIUDADANOS DEL MUNDO, O DIRIGENTES CON OREJERAS

Hace ya tres siglos que un filósofo francés se proclamó ciudadano del mundo. Hoy la técnica de las telecomunicaciones, el asombroso mundo de internet, se alía a este ideal. Hoy más que nunca es necesario anteponer a cualquier sentimiento de pertenencia a un grupo el de sentirse parte de la Humanidad. Hay mucho en juego, el equilibrio es mu frágil.
Y mientras tanto, políticos con orejeras enfrentan a payeses catalanes con trabajadores del campo andaluz en España, hay enfrentamientos sangrientos en Egipto con la excusa de la religión...
Los pueblos del mundo deben dejar oír su voz. Ante todo, somos ciudadanos de un mundo, de un mundo nuevo que aún es posible.

sábado, 8 de octubre de 2011

¡A LAS ARMAS, CIUDADANOS! Y ESTAS SON HOY NUESTRAS ARMAS: NUESTRAS VOCES, UNIDAS, A TRAVÉS DEL MUNDO ENTERO. MARCHA PACÍFICA, MARCHA DE LOS FUERTES. 15 OCTUBRE.


El siglo de las luces dio paso a la Revolución Francesa, que enarbolaba el sueño de todos los indignados de la historia: LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD. Fue dolorosa y sangrienta, consiguió grandes logros, y acarreó también vergüenza e injusticia. Los grandes revolucionarios también se transformaron en tiranos y verdugos. Pero el sueño perdura. Y hoy acaricia unas nuevas lanzas, unos fusiles de viento, poderosos, de larga distancia, distancia impensable. He aquí filosofía y técnica de la mano, y las ondas al servicio de los pueblos y sus voces, como una sola voz.
Creer en el ser humano es creer en la fuerza de su razón y su palabra. Esta fuerza es imparable, fluye como una corriente poderosa en las redes que unen a todos los hombres más allá de las fronteras y muros que han alzado los poderosos.

domingo, 2 de octubre de 2011

15 OCTUBRE, 20 NOVIEMBRE

Me entero por las redes sociales de la convocatoria de una manifestación global el 15 de Octubre. Los pueblos de toda la tierra convocados a salir a las calles para que se oiga su voz. Y me considero yo también convocada, invitada a unirme a esta nueva marcha, porque soy un ser humano y me siento hermanada con todos los hombres y mujeres de todos los pueblos. Me siento llena de esperanza, y también de temor. De esperanza, porque todo es posible cuando se cree en un ideal. De temor, porque cuánto más hermoso sea el ideal, más feroz será la oposición y los obstáculos que encontrará.
El tiempo me ha hecho comprender que el principal enemigo está dentro de cada uno. El hombre puede ser un lobo para el hombre, el lobo acecha en cada una de nuestras conciencias. Si nos sentimos amenazados, atacados, respondemos con violencia. Por eso la esperanza de un orden nuevo, el orden en el que la razón domestique al lobo para hacer realidad el ideal de libertad, igualdad y fraternidad, esa esperanza no esta libre de temor.
Una marcha pacífica, una lucha pacífica, requiere una fortaleza casi sobrehumana. Porque los que se sienten señalados por la protesta no la tolerarán indefinidamente. De hecho, vemos estas protestas reprimidas violentamente en Siria, o en Yemen. O incluso en Europa la represión de estos movimientos se está endureciendo. Y en Libia, se ha desatado una guerra civil con centenares de muertos. La impaciencia y la desesperación pueden despertar al lobo, ya se oyen voces que no ven otra salida, es necesario el dolor, la sangre tiene que derramarse para cambiar el orden establecido, dicen. Es la voz del lobo, el lobo acorralado, hambriento, humillado. Pero existe otra voz: la voz de la razón y la voluntad inquebrantable, la voz de la memoria de todos los horrores y padecimientos de la Humanidad, de la muerte de tantos inocentes, de las guerras fraticidas interminables, la voz que grita “¡Basta ya!”. Por que soy un ser humano.
Por todo esto, estaré en la calle el 15 de Octubre. Pero el 20 de noviembre votaré en mi país. Busco los programas de los distintos partidos, busco gente nueva con ganas de cambiar las cosas desde dentro, que se esfuerzan por encontrar un puesto en el vientre de la bestia para cambiar la realidad política. Me pongo en contacto con ellos, busco las plazas donde recogen avales. El sistema económico mundial es un mecanismo extremadamente delicado y frágil, una bomba de relojería. Me pregunto si la bomba está ya activada y la cuenta atrás ha comenzado, pero de todos modos pienso que es preciso desactivarla con extremo cuidado. Hay que conocer muy bien los engranajes para anular su potencial destructor, incluso para aprovechar y reciclar los elementos que puedan servir. Y para ello es necesario entrar en la ciudadela.
Hay demasiado en juego para permanecer como mero espectador, hay demasiado en juego para desesperar de la capacidad del ser humano para recrear un orden más justo, más humano. Hay demasiado en juego para sucumbir a las exigencias del lobo dormido.

martes, 27 de septiembre de 2011

LA OPCIÓN POSITIVA, EL ENSAYO

La Editorial Absalón va a publicar una nueva versión de mi ensayo LA OPCIÓN POSITIVA, versión en la que desarrollo algunos capítulos y añado otros.
Quisiera que este ensayo fuese mi contribución, por insignificante que pueda ser, al despertar de una nueva conciencia capaz de cambiar el mundo. Soy consciente de lo ambicioso que pueda parecer mi objetivo, pero pienso que el mundo no deja de cambiar ni un solo instante y que cada uno de nosotros somos responsables de la dirección que tome este cambio, dependiendo del punto en el que apoyemos la fuerza del minúsculo grano de arena que es nuestra existencia. Cualquier crisis puede ser el nacimiento de algo mejor, esa es la esperanza. La actual crisis podrá dar nacimiento a un mundo nuevo.
La historia de la Humanidad, como cada una de nuestras historias individuales, es una continua lucha entre el Bien y el Mal, una lucha interminable que siempre recomienza. Nunca podemos bajar la guardia y pensar que hemos conseguido la victoria definitiva. En mi ensayo pretendo invitar a luchar con valentía hasta el final sin desesperar, a pesar de todo.
Todo lo que expongo en este ensayo es el resultado de una larga reflexión  sobre la herencia cultural que he recibido y mi experiencia personal. Son las preguntas que me he formulado, y las respuestas que he ido encontrando a lo largo de mi búsqueda y que me han ayudado a seguir esperando, aún  siendo consciente de que esta búsqueda no ha terminado, ni tampoco la lucha por ser coherente con mis ideas.
La religión, y en concreto el cristianismo, ha supuesto un elemento fundamental, aunque no el único, de mi herencia cultural. Por eso mi ensayo es en gran parte una reflexión desde una perspectiva cristiana. Sin embargo quisiera aclarar lo que supone para mí la religión, el cristianismo y el mensaje de Jesús: algo totalmente opuesto a sectarismo, integrismo o fanatismo. El Dios que descubro en el mensaje de Jesús es el Dios para todos, el fundamento de un mundo fraternal, solidario. Un mundo en paz. Por eso siento una profunda tristeza ante un mundo en el que la religión es secuestrada y manipulada para convertirla en un elemento de división y lucha entre los hombres.
En este ensayo me dirijo a los creyentes de todas las religiones y de modo especial a los cristianos. Es en el mismo mensaje de Jesús en el que descubro que no debemos considerarnos los únicos depositarios de la verdad y bondad. Pero también escribo pensando en los no creyentes, a quienes quisiera invitar a abandonar los prejuicios (debidos muchas veces a la actitud soberbia y excluyentes de los llamados creyentes),  no para intentar hacerlos adeptos de mi iglesia sino para brindarles lo que considero patrimonio de la Humanidad: el mensaje de Jesús como creencia en la Bondad, fuente de gozo y esperanza, y como motor para la acción por un mundo mejor.
Por último, quisiera señalar que esta nueva edición de LA OPCIÓN POSITIVA deseo brindarla a la infinidad de personas que luchan y entregan sus vidas a la construcción de un mundo mejor, como son, entre otras muchas, los activistas de Amnistía Internacional o los que continúan el sueño de Vicente Ferrer. Porque la grandeza del ser humano está en su pensamiento y en sus sentimientos, pero son las acciones las que autentifican ese valor. Como dice un proverbio chino “Las palabras son las burbujas del agua, pero las acciones son las gotas de oro”



martes, 13 de septiembre de 2011

TODA LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD DE DAÑOS COLATERALES.

Desde la primera lanza que el hombre lanzó contra el hombre, una carrera imparable hacia la autodestrucción de la especie. Carrera cada siglo más refinada, más letal. Hasta nuestros días, escudados en el invento de los daños colaterales. ¿Hasta cuándo resistiremos? ¿nos estamos aproximando al borde del precipicio?
El único antídoto es el despertar de la conciencia de pertenecer a una misma especie, aquella conciencia que se despierta en filosofías orientales en las que el individuo se siente parte de un todo, o en el mensaje de un nazareno al que condenan los poderosos y que proclamó que todos éramos iguales, hijos de un mismo Dios; o en el sueño que se plasma en tres hermosas palabras: libertad, igualdad, fraternidad. Que los maestros lo enseñen a sus alumnos, los padres a los hijos.
La violencia ha sido la mayor debilidad de nuestra especie, la mayor plaga de la Humanidad, la mayor perversión de la razón cegada por la rápida victoria sobre el enemigo vencido, pero preñado de venganza hasta la próxima batalla.
Es hora de cambiar, es hora de una resistencia pacífica pero imparable, universal, sin concesiones a la violencia, la insolidaridad y los abusos. Antes de que sea demasiado tarde. Ahora o nunca. Movimientos 15-M, Democracia Real ya, toda una marea que desemboque en un mismo río caudaloso. Releo las conclusiones del Dalai Lama para el nuevo milenio, me inspiro en ellas.
Todas las banderas, en una sola bandera.
Todas las razas, en una sola raza.
Todas las naciones, en una sola Nación.
Todos los dioses, en un solo Dios.

martes, 6 de septiembre de 2011

LOS OJOS DE GEBRE, LOS OJOS DE MIS CHICOS Y CHICAS.

Los ojos sonrientes de Gebre me sonríen desde la foto de un periódico. Y miles de ojos más, los ojos de mis chicos y chicas, los que se sentaban en sus pupitres frente a mí. Recuerdo los ojos de la pequeña afgana de la película “Buda explotó de vergüenza”, los mismos ojos ilusionados por escuchar cuentos y aprender las letras. Y echar a volar, o a correr como Gebre, a vivir.
Siento el desánimo de los que continúan a pie de pizarra en estos momentos de crisis, intento animarlos, y me imagino sus caras cansadas. Criticados públicamente por la administración (“…Sólo 20 horas, mucho menos que la mayoría de los madrileños…”)  críticas que estimulan la envidia nacional y el desprecio de la sociedad, de los padres, de los alumnos,  y hacen aún más difícil cada hora delante de 30 muchachos y muchachas desilusionados. En los ojos de esos jóvenes pueden percibir rechazo, rebeldía, desprecio, abulia, indiferencia (son adolescentes, difícil edad) ¿Cómo mirarlos con ilusión? ¿Cómo entusiasmarse explicando la Revolución Francesa, unas ecuaciones, sintaxis, o la circulación sanguínea…? ¿A quién le importa eso? Sólo los ojos de Gebre, el niño etíope, o de la pequeña afgana, o de ese muchacho, o esa niña, la de la tercera fila…seguro que hay algún chiquillo, o alguna muchacha con los mismos ojos: agárrate sólo a ellos, saca de ellos tu fuerza- les diría a mis compañeros. No te rindas, aunque sólo sean unos pocos. Contágiate de su sed de aprender, enciende tu ilusión, y habrá un poco más de luz en las aulas. A pesar de todo.

jueves, 1 de septiembre de 2011

EL SEÑOR GABILONDO Y LOS PROFESORES INTERINOS.

De 2000 a 3000 profesores interinos irán al paro. Dice la Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid que no se suprimen puestos de trabajo, sólo no se contratará a los interinos (trabajadores no fijos), que es lo mismo ¿no? Dos menos dos, cero, lo llame como lo llame. Y escucho al Ministro de Educación, que insiste en que los recortes no deben dañar a la educación, y tengo la sensación de que él también va al paro, vamos, que con tantos gobiernos autonómicos y tantos Consejeros de Educación lo dejan sin trabajo. Y me pregunto ¿cuántos profesores interinos podrían contratarse con los sueldos de la Consejera de Educación, su camarilla, y todo su gobierno? No puedo dar cifras, no conozco los datos (¿alguien podría hacerlo, por favor?) pero se me ocurre que, puestos a recortar, podríamos suprimir los gobiernos autonómicos y conservar a los profesores interinos, que en mi opinión son los que dan el callo a pie de clase, y de paso damos trabajo al Ministro de Educación, que debe de cobrar un buen sueldo.  ¡Ah, claro! Para eso hay que reformar la Constitución ¡pues se reforma! Que la Constitución es para el pueblo, no el pueblo para la Constitución.
Y vosotros, compañeros profesores, a trabajar unas horas más, dicen los promotores de la excelencia. Pero que no se confunda el público: las 18 horas de trabajo eran horas de clase, y otras tantas las que había que dedicar a prepararlas, corregir, apoyar a los que van peor o acompañar a los chicos a un teatro, a un viaje para que practiquen el idioma (24 horas de 24) y otras muchas tareas que el buen profesional no descuidaba. ¿Qué no todos lo cumplían? Pues que se controle este trabajo entre bastidores que es la clave de la buena enseñanza. Pero a pesar de todo, a pesar de Consejeras de Educación y toda su camarilla, la clave está dentro de cada uno: “soy responsable de mi rosa”, como decía el Principito. También de la que tiene espinas. No hay excusa para no plantarse delante de los adolescentes (¡vaya edad difícil!) llenos de ilusión, sintiéndose orgulloso de la responsabilidad que se nos confía. A pesar de todo.

domingo, 28 de agosto de 2011

ANGLADA, MEZQUITAS Y CATEDRALES.

Permitidme despertar de esta pesadilla absurda para hacer realidad un sueño: un hermoso templo, cuya bóveda esta cuajada de estrellas y el suelo resplandece como el sol, un templo donde los hombres de todos los credos alzan sus corazones agradecidos al único Dios, y lo alaban en todas las lenguas con canciones y ritos de todo el planeta; un templo donde todos se sienten hermanos por que Uno es el Padre de todos, y de su oración se alimentan para construir todos juntos un mundo más justo. Un templo sin puertas ni muros, donde nadie se siente excluido.
Y mientras sueño que un día la sensatez se imponga a la locura, me esfuerzo en construir en mi interior ese otro templo donde la Bondad y la Compasión puedan morar y donde todos aquellos que llamen a la puerta se sientan acogidos.

viernes, 26 de agosto de 2011

LA DEGENERACIÓN DE LA DEMOCRACIA, LA DEMAGOGIA, EL ARTE DE MENTIR Y MANIPULAR. ES HORA DE REINVENTAR LA DEMOCRACIA REAL.


La demagogia se basa en la mentira y la manipulación, corrompe al pueblo, lo esclaviza a sus nuevos tiranos, y lo que es peor, a sus más bajos instintos. Es hora de reconquistar la auténtica democracia. Las redes sociales ofrecen un medio único.
Como la corriente que recorre las neuronas del cerebro, hoy la sociedad dispone de los medios tecnológicos para funcionar como un maravilloso organismo donde cada célula participe y se beneficie. Pero como toda realidad humana, no carece de peligros, como la aparición de cánceres, células que crecen contra el propio organismo para destruirlo, contra las que hay que estar alerta para identificar y aislar.
Aún siendo un número inmenso de neuronas, hay una organización que hace efectivo su funcionamiento. El funcionamiento democrático de la sociedad depende en gran parte de una buena organización (pienso en las largas asambleas del 15-M, y considero imprescindible agilizarlas) Hoy la técnica nos ofrece medios impensables para ello, y si no están inventados, habrá que iventarlos.
La democracia se basa en la participación de todos en los bienes y en las tareas, en el reparto justo, que no igualitario (sería injusto no valorar el esfuerzo e implicación de cada uno), solidario, con mecanismos de redistribución de los bienes a los que los necesitan evitando la acumulación de riqueza en manos de unos pocos.
Pero si un peligro acecha a la democracia es el maniqueísmo y la mentira:
“Vosotros, el pueblo, sois los buenos; los que mandan, los malos. Vosotros, los pobres, sois los buenos, los ricos, los malos. Vosotros, los trabajadores sois los buenos, los empresarios, los malos. Acabaremos con los que mandan, y mandaréis vosotros (y podréis abusar del poder como hicieron ellos). Acabaremos con los ricos a los que envidiáis, les quitaremos sus bienes y os los daremos a vosotros, y podréis vivir sin trabajar a costa de los demás como hicieron ellos. Acabaremos con los empresarios, y os daremos la empresa a los trabajadores, que os podréis repartir los beneficios (y se morirá el empresario, la empresa y vosotros)…” Este discurso es una parodia, por supuesto, pero pienso que no está muy lejos de la mentalidad de nuestro país, y es está mentalidad la que hay que cambiar si queremos construir una sociedad nueva.
Y, por supuesto, sólo la lucha pacífica pero obstinada conseguirá el cambio, sin el lastre que envenena toda revolución cuando se produce gracias a tantos daños colaterales, a tanta sangre y dolor de los inocentes. Ni una gota de sangre inocente.

lunes, 22 de agosto de 2011

A LOS JÓVENES DE LAS J.M.J, Y A LOS INDIGNADOS

Jóvenes peregrinos: conozco a algunos jóvenes indignados, a algunos de los que acamparon en Sol: luchan por la justicia, contra los abusos de poder, por los más desfavorecidos. Se les añadieron otros, los marginados: los sin techo de Madrid que buscaban comida y un sitio para dormir; y otros, víctimas del alcohol, o las drogas…se mezclaron con ellos, y ellos no los echaron (¿lo habría hecho Jesús, el que nos contó la parábola del buen samaritano justificando al que se compadecía y no al sacerdote y levita que pasaron de largo?). No los echaron aunque deslucían su imagen. Jóvenes peregrinos, no os creáis los únicos depositarios del Bien; sois la juventud del Papa, pero hay otra juventud entre la que camina la Bondad, y seguro que lo haría Jesús (¿no es el Compasivo?).
Jóvenes indignados: conozco a algunos jóvenes peregrinos, y son jóvenes llenos de entusiasmo, algunos comprometidos con los demás. La soberbia, los alardes de riqueza y poder os pueden indignar, pero existen otros hombres y mujeres que tienen como maestro a un Jesús que miraría con ternura vuestro esfuerzo y vuestra lucha. No caigamos en la intolerancia fanática, no dinamitemos Budas, o imágenes de Semana Santa. Alarguemos la mano, caminemos juntos: para algunos su Dios es eso. Sí, Dios es eso, y mucho más: en ese más nos encontramos todos.

domingo, 21 de agosto de 2011

LA MEJOR DEFENSA

La llave que abre la puerta está dentro. Cuando reaccionamos ante cualquier tipo de agresión que nos llega de los otros reproduciendo y dejándonos atrapar por lo negativo que percibimos en ellos, es cuando realmente quedamos atrapados por el mismo mal. Cuando, por el contrario, buscamos en nuestro interior la respuesta que nos hace mejor persona, nos liberamos y nos expandimos, como expansivo es el Bien. No excluye esto aprender a defendernos, pero sin prisas, sin miedo y sin rencor. El Bien siempre vence, sólo perdemos si renunciamos a obrar con conocimiento y bondad y nos dejamos arrastrar por el mal: y esto depende de cada uno de nosotros, es nuestra libre opción. No hay excusa. Y cada vez que optamos por el Bien no sólo nos liberamos y enriquecemos a nosotros mismos, sino que también hacemos posible la expansión del Bien a los que nos rodean, incluso a aquellos que pretenden dañarnos.

sábado, 20 de agosto de 2011

URGE: CON ANNA HAZARE. SOMOS MUCHOS, SOMOS TODOS

Con Anna Hazare: activista indio en huelga de hambre contra la corrupción: urge manifestación universal, cuyas señas de identidad sean la fraternidad  frente al enfrentamiento por diferencias de cualquier tipo, la solidaridad frente a los alardes de riqueza, la libertad frente al servilismo ante los poderes económicos, políticos, mediáticos. Somos muchos, somos todos, no importa raza, nación, religión. Somos seres humanos, hombres y mujeres.

lunes, 15 de agosto de 2011

ESPERANZA, A PESAR DE LAS J.M.J

Portada del periódico del Cardenal Rouco junto a la baronesa Thyssen, jóvenes voluntarios de la JMJ vistiendo camisetas verdes con el logo de Caja Madrid, un taller con 30 operarias bordando a mano  durante un año las casullas de los sacerdotes para la fiesta, miles de jóvenes llegando en avión a Barajas del mundo entero, jóvenes alegres, privilegiados, que han podido acudir a la fiesta para ver al Papa. Anunciará a Jesús a los jóvenes. Jesús, el Dios para todos. El que está en el fondo del corazón de los que se compadecen de los que sufren y llora con los que lloran, que no se vende a ningún grande de la tierra y no hace alarde de poder. ¿Brillará su luz a pesar del lastre del evento? ¿Secuestrarán su mensaje los poderosos? No. La luz y la belleza de su mensaje es más poderosa que cualquier error de planteamiento de los que se consideran sus depositarios. A pesar de todo, brillará y dará esperanza a muchos jóvenes, a los que le buscan con corazón sincero.

lunes, 1 de agosto de 2011

NORUEGA: UN FARO EN LA NIEBLA

Responderemos al odio con el amor, al mal con el bien: lo puedo haber escrito yo, o tú. Pero lo ha dicho el representante de un pueblo que llora a sus hijos, amigos, y hermanos. Y ya no son meras palabras, son el testimonio de la grandeza de un pueblo que nos devuelve la esperanza. Gracias.

viernes, 29 de julio de 2011

LA FINA LÍNEA QUE SEPARA EL ORGULLO POR LO QUE SE ES Y LA VIOLENCIA CONTRA LOS QUE SON DIFERENTES.

El mayor mal que el fanatismo islámico hace es la reacción de los no musulmanes que lo identifican con el Islam y que se rearman, contagiados en el fondo con el mismo fanatismo del que se considera el único poseedor de la verdad, superior al resto de los humanos a los que desearía imponer su visión del mundo.
Soy cristina, y el sentimiento que me produce el mensaje de Jesús no es el orgullo sino la felicidad y la dicha de sentirme hermana de todos los seres humanos. Voy a misa los domingos (nadie me lo impide, jamás me he sentido perseguida por ello) y después voy con mis amigos del barrio que no son creyentes a tomar unas cañas y charlar de nuestras cosas; a mí no me persiguen por mis creencias, ni a ellos se les obliga a profesar la fe (en tiempos, me cuentan, la guardia civil obligaba en sus pueblos a ir a misa). Por eso siento temor ante el regocijo de la derecha madrileña que se frota las manos por los beneficios que obtendrá de las próximas Jornadas Mundiales de la Juventud, y ante la exhortación de la Jerarquía ,tentada de hacer de las Jornadas una manifestación de poder, a sentirse orgulloso de ser católico. La manifestación de poder de Jesús fue dar su vida por todos los hombres y mostrarnos que el Bien es más fuerte que el Mal, que la Vida más fuerte que la Muerte, el Amor más fuerte que el Orgullo y el Odio. El Bien es expansivo, no puede imponerse por la fuerza.

martes, 26 de julio de 2011

JÓVENES EN MARCHA. MOVIMIENTO 15 M, JORNADAS DE LA JUVENTUD.


Imagínate que un hombre de hace 2000 años, que se encontró con Jesús de Nazaret, viaja hasta nuestros días. ¿Dónde creería encontrar a ese Jesús? ¿Entre los jóvenes del 15 M o entre los que se congregarán en las jornadas de la juventud en Madrid dentro de unas semanas?
“Firmes en la fe”, se escucha ya el himno de las jornadas de los jóvenes católicos. ¿Firmes en sus señas de identidad? Desearía que esas jornadas fueran un auténtico descubrimiento de ese Jesús, lleno de compasión por todos los hombres, sin fronteras, que nos anunció que nos reconocerán como sus discípulos por el amor que mostremos. La única seña de identidad que no desgarra a la Humanidad.

lunes, 25 de julio de 2011

SOMALIA, LA OTRA MUERTE. LÁGRIMAS NEGRAS

.
Los niños mueren de sed y de hambre ante la mirada impotente de sus madres. Ante la indiferencia del mundo. ¿Quizás también la mía? ¿Acaso hago algo para evitar esta otra muerte negra? Los pies de los soldados pisotean año tras año los cultivos que apenas bastarían para alimentar al pueblo, y otra vez los señores de la guerra, musulmanes y cristianos, blanden el estandarte de su Dios. Hombres contra hombres, cuyos más bajos instintos son alimentados por los que manejan la guerra y la disfrazan. Muerte negra, o muerte de cristal en las tierras del norte. Los inocentes mueren, el mal los engulle. Y nosotros ¿de qué lado estamos? ¿del de los inocentes, o los indiferentes, o acaso de los fanáticos y los verdugos?

sábado, 23 de julio de 2011

OSLO, LÁGRIMAS DE CRISTAL ¿EN NOMBRE DE QUÉ DIOS SE APRETÓ EL GATILLO?


Hermanos y hermanas musulmanes. Hermanos y hermanas cristianos. ¿En nombre de qué Dios un hombre apretó el gatillo contra nuestros hermanos noruegos? Hombres y mujeres inocentes.
Un fanático, secuestra la religión, la hace opaca, la tiñe de sangre. Y las lágrimas del único Dios son hoy lágrimas de cristal por sus hijos, todos los hombres.

jueves, 14 de julio de 2011

CAMBIO PROFUNDO, EL AUTÉNTICO CAMBIO


Como la levadura, que hace fermentar desde dentro la masa y la transforma en pan, así es el cambio auténtico. Vivimos en un mundo de cambios vertiginosos, pero superficiales. Una época de demagogia, de falsas promesas, promesas imposibles de cumplir porque no implican el compromiso generoso de todos sino que apelan al egoísmo insolidario, a la pereza ramplona y a la estrechez de miras.
Los economistas se llevan las manos a la cabeza, los políticos y los dirigentes dan bandazos. ¿Qué hacer? La economía es la llave, dicen. Pero la llave está dentro de la conciencia humana. Sólo una regeneración ética podrá mostrarnos la solución. Y el cambio será profundo y auténtico.

martes, 12 de julio de 2011

TENEMOS LA LLAVE QUE ABRE LA PUERTA

Estamos encerrados. Estamos solos. Pero podemos abrir la puerta. Podemos salir. O dejar entrar. Si abrimos la puerta, Dios entra y lo llena todo, y ya no hay puerta, ni muros. Si abrimos la puerta y salimos de nuestro estrecho yo, saltamos a la inmensidad, nos abrazamos con todos los seres.
Todo puede cambiar. Tenemos la llave, la solución, en el fondo de nuestra conciencia. Es nuestra opción.

miércoles, 25 de mayo de 2011

PODRÁN CAMBIAR EL MUNDO

Se podría pensar que la ambición de riqueza, poder y gloria es necesaria y que si nos limitamos a realizar acciones ocultas e insignificantes, renunciando a aquellas otras de mayor visibilidad que son las que hacen que el mundo gire en uno u otro sentido, estas tareas serían asumidas por individuos ambiciosos. Esto no es cierto: la persona libre se entregará con fervor  a orar en silencio o a tejer una túnica o fabricar una mesa de madera; pero con el mismo fervor será capaz de guiar a multitudes y de luchar por la justicia hasta dar su propia vida por los demás. Pienso en Jesús, o en Gandhi. No carecen de ambición,  ambicionan los auténticos bienes. Por eso no tienen miedo a las críticas o el rechazo y no acomodan su actuar a los propios beneficios ni a los aplausos; no se corrompen por sobornos, y no hay precio para comprarlos porque lo que ambicionan no se obtiene con dinero. No se desaniman ni desesperan, porque saben que la fuerza que todo lo transforma está más allá de ellos mismos y es mayor que la de todos sus enemigos. Hombres que sigan esos ejemplos son los que podrán cambiar el mundo, porque el mundo no podrá cambiarlos a ellos.

TIEMPOS DE CAMBIO

Dice Marvin Harris en su libro Vacas, cerdos, guerras y brujas, que el cristianismo pudo cambiar al mundo pero que fue el mundo quien cambio la conciencia cristiana. Sin embargo. pienso que el mundo puede aún cambiar, y que el cristianismo puede jugar un papel positivo en este cambio.
Me preguntan a veces si realmente creo que el mundo puede cambiar. ¡Claro que sí! De hecho, no deja de cambiar ni un sólo instante. Depende de en qué punto pongamos nuestro apoyo para que cambie en un sentido u otro.

sábado, 21 de mayo de 2011

LA RELIGIÓN, ENEMIGA O ALIADA

El estudio de lo que la religión ha supuesto, y supone aún actualmente, como detonante de odio y violencia entre los hombres no puede dejar de estremecernos e incluso de hacernos vacilar a los que pretendemos defenderla, y podría hacernos comprensible la lucha de algunos gobiernos por erradicar las creencias, como en la antigua U.R.S. o en la República Popular China. Y me viene a la mente la canción de Jonh Lennon, que tan bien resume el sentir de muchos no creyentes:
Imagina que no hay países,
No es difícil hacerlo,
Nada por lo que matar o morir,
Ni religiones tampoco,
Imagina a toda la gente
Viviendo la vida en paz
              Sin embargo, en mi opinión, la religión puede ser la mejor aliada del ser humano para conseguir un orden social más justo donde los hombres puedan vivir en paz.  Pero manipulada por hombres sin escrúpulos ni conciencia, que se encumbran por encima de los demás con la peor de las soberbias, así manipulada puede llevar a la Humanidad al enfrentamiento fraticida y a la muerte. Hay que estar alerta y crear a nivel universal  mecanismos fuertes de defensa y control que eviten esta degeneración y manipulación de cualquier creencia religiosa y condenar sin complejos los fanatismos de cualquier tipo. Esto es imprescindible si queremos trabajar por la salvaguarda de la Humanidad.



INVENTAR EL FUTURO

Frente al desengaño actual respecto a los políticos y a la degeneración del sistema democrático, existe el peligro de tropezar en errores pasados, como el nacionalcatolicismo o el nazismo, o en el extremo opuesto  las terribles limitaciones de la libertad individual a las que llevaron movimientos que nacieron llenos de entusiasmo y sueños de utopía. Este peligro es real porque  aunque las formas de gobierno democráticas, con periodos limitados de ejercicio de poder, son las que mejor pueden evitar la corrupción que acecha en el ejercicio de dicho poder, también es cierto que la democracia presenta  innumerables fallos y que en muchos casos nos encontramos con democracias enfermas o falsas. Sin embargo creo firmemente que  la Humanidad  no debe repetir errores pasados sino mirar hacia adelante e inventar el futuro.
Hoy, más que nunca, son necesarios líderes universales que aúnen a todos los hombres de buena voluntad. Hombres fuertes y lúcidos, capaces de seguir creyendo y luchando por la Utopía con la que el hombre soñó desde hace siglos, por un mundo nuevo que está por llegar. Pienso que aún hay tiempo para la esperanza. Basta con imaginar que podría ocurrir si toda la potencialidad de bondad que existe en los seres humanos brotase y empujase a la Humanidad en una misma dirección.





miércoles, 13 de abril de 2011

A PESAR DE TODO

La opción positiva consiste en elegir la responsabilidad vital, la compasión, el coraje y la rebeldía, para volcar en la ínfima parcela de nuestra existencia toda la fuerza de una afirmación existencial.

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...