lunes, 25 de julio de 2011

SOMALIA, LA OTRA MUERTE. LÁGRIMAS NEGRAS

.
Los niños mueren de sed y de hambre ante la mirada impotente de sus madres. Ante la indiferencia del mundo. ¿Quizás también la mía? ¿Acaso hago algo para evitar esta otra muerte negra? Los pies de los soldados pisotean año tras año los cultivos que apenas bastarían para alimentar al pueblo, y otra vez los señores de la guerra, musulmanes y cristianos, blanden el estandarte de su Dios. Hombres contra hombres, cuyos más bajos instintos son alimentados por los que manejan la guerra y la disfrazan. Muerte negra, o muerte de cristal en las tierras del norte. Los inocentes mueren, el mal los engulle. Y nosotros ¿de qué lado estamos? ¿del de los inocentes, o los indiferentes, o acaso de los fanáticos y los verdugos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...