lunes, 1 de agosto de 2011

NORUEGA: UN FARO EN LA NIEBLA

Responderemos al odio con el amor, al mal con el bien: lo puedo haber escrito yo, o tú. Pero lo ha dicho el representante de un pueblo que llora a sus hijos, amigos, y hermanos. Y ya no son meras palabras, son el testimonio de la grandeza de un pueblo que nos devuelve la esperanza. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...