lunes, 28 de mayo de 2012

INTELIGENCIA EMOCIONAL, O LA OTRA MITAD DE NUESTRO SER

Siempre lo había intuido, y la experiencia como educadora me lo ha demostrado: tenemos sentimientos, emociones y desarrollarlos correctamente nos hará más felices y más capaces de transmitir esta felicidad a nuestro pequeño universo, aquel que nos ha sido confiado, la rosa o las rosas de las que somos responsables. Ayer me hicieron un regalo, un libro: EDUCACIÓN EMOCIONAL, de Claude Steiner. Estoy deseando leerlo y meditarlo, pero sólo  la lectura de la contraportada es ya prometedora. Me limito a copiarla para compartirla con tod@s vosotr@s
"El libro que tienes en tus manos gira en torno a cómo hacer que las emociones trabajen para nosotros y no en contra nuestra. Es un objetivo ambicioso, un logro que nos ayudaría a mejorar nuestras relaciones, a crear oportunidades de empatía entre las personas, a posibilitar el trabajo cooperativo y a facilitar el sentido de comunidad"
José Luis Pérez Huertas.
"Lo que nosotros perseguimos con la educación emocional son esas habilidades emocionales que mejoran la vida, no sólo la nuestra, la de una persona o un grupo, sino la de todo el mundo. Y las únicas habilidades emocionales que mejoran la vida de las personas a largo plazo son las centradas en el corazón.
Cualquier clase de inteligencia emocional que acumulemos y que deje fuera la emoción del amor será como uno de esos lienzos pintados según los números, que pueden ser bonitos a primera vista, pero no es auténtico"
Claude Steiner

Imagen: curiosidadvirtual.blogspot.com
alcorverde.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...