lunes, 30 de julio de 2012

PALABRAS PARA ATRAPAR LA MÚSICA

Hay otro lenguaje que no es el de las palabras, y otro conocimiento que no es el de la inteligencia Es más sutil, difícil de traducir a los anteriores. Es más profundo, más rico. Es el leguaje de la música, y el del viento que recorre los músculos del rostro y la luz que centellea en los ojos cuando la música entra en tu cuerpo y se instala entre las mariposas de tus neuronas.
Hay un instante en el que esté lenguaje me conmovió de un modo especial. Fue en la oscuridad de una sala de cine, en una de las escenas que más me han impactado. Se trata de la escena de la última cena de la película “De dioses y de hombres”. Insisto en la dificultad de traducir ese lenguaje a conceptos y palabras, y en que ningún  intento igualará su belleza y su grandeza, pero no puedo dejar de buscar las palabras aún sabiendo que no podrán abarcarlo. Aceptación, serenidad, confianza en los hilos que mueven tu destino en la noche. Fraternidad, compromiso, coraje y valentía para no huir, para compartir la vida con los otros. Para dar la vida, para vivir.
Y después, la música de “El lago de los cisnes” de Thaichosky, transfigurando los sentimientos y los rostros de los hombres.

imagen:sotodelamarina.blogspot.com

jueves, 26 de julio de 2012

EL PROBLEMA DE LOS PUROS

Su problema, el primero y principal, es que no lo son. Realmente nadie lo es, aunque todos podamos intentarlo, tender a ello. Y su segundo problema, el reverso de la moneda del primero, es rechazar a los que no son como ellos, tachándolos de impuros, condenándolos, desterrándolos. Puede ser simple mi conclusión, pero veo en ella el denominador común de la falta de entendimiento entre los seres humanos a lo largo de la historia.
Pienso que existe el Bien, la Pureza, la Felicidad, y que en el fondo de nuestro ser es lo que más anhelamos. Pero nuestras vidas no son más que el camino y la búsqueda, a nivel individual y colectivo. Lo peor que nos puede ocurrir es creer que hemos llegado, que lo hemos conseguido. Ese error nos mata, nos congela la sangre, nos vuelve intolerantes, intransigentes con los que miramos por encima del hombro como impuros. Demasiadas veces se ha repetido en la historia, demasiadas condenas de herejes, demasiadas inquisiciones, demasiados Budas volados en pedazos, demasiados talibanes, demasiados gulags.
Hemos traspasado la frontera del segundo milenio, estamos inmersos en una profunda crisis no sólo económica y política sino también del sentido de la vida. Y pienso que es justo en la raíz donde está el problema, y la solución. Aceptar una realidad plural, diversa, cambiante y sorprendente, y descubrir el impulso positivo que lo atraviesa todo. Aferrarse a ese impulso con la mente y el corazón abierto, y remar en la misma dirección. Sentirse parte de una Humanidad abatida y luchar por los próximos y lejanos. Creyente, ateo, sindicalista, utópico, pragmático, militante de uno u otro partido o ácrata…  ¿qué más da si rema a nuestro lado contra el desastre? ¿no será entre todos cómo cristalizará una nueva visión social y un nuevo ideal humano?
En momentos de crisis como el actual, que exigen un cambio y una regeneración profunda del individuo y de la colectividad, existe el riesgo del rebrote de uno de los mayores peligros para la convivencia y la resolución de los problemas: la aparición de “los puros”, sean del signo que sean. Porque la única pureza que hemos conseguido cristalizar a lo largo de la historia está compuesta de infinidad de impuros que se unen para buscarla.

Imagen:conoceréislaverdad.org

lunes, 23 de julio de 2012

PALABRAS, MÚSICA Y CRISTALES DE AGUA: EL ABRAZO DEL UNIVERSO.

La belleza cautiva. La belleza de los cristales, de los copos de nieve y del agua. Como la belleza de la música y de las palabras. El japonés Masaru Emoto despierta esa vena soñadora con su trabajo sobre los cristales del agua y su significado, cuando nos explica y nos muestra en sus reportajes y fotos la respuesta del agua a nuestros sentimientos, nuestras palabras y nuestras canciones.
Su trabajo es duramente criticado por la comunidad científica, que lo tacha de seudociencia. Incluso hay algunos que van más lejos y lo tildan de charlatán que se aprovecha del sueño místico de muchos para obtener beneficios económicos.
Tendremos que esperar a una verificación científica para saber si realmente el agua se transforma ante nuestros pensamientos positivos, ante nuestras palabras amables o la belleza de nuestra música. Lo que sí podemos constatar es que nosotros sí nos transformamos, sí nos sentimos felices cuando cultivamos estos sentimientos. Quizás los cristales del agua de Masaru Emoto no sean más que eso, poesía, una hermosa metáfora. Y la expectación que despierta su teoría una muestra de un sentimiento profundo del ser humano: el de comunicar con todos los seres, con el agua, con la tierra, con el Universo. Porque, sea o no cierta la teoría del buscador japonés, lo que si parece innegable es que somos parte de la Naturaleza, hermanos de la hierba y del lobo, de la luna y el sol, amasados con polvo de estrellas, una partícula más en el Universo.

Imagen.bibliotecadesvan.com

viernes, 20 de julio de 2012

ESTRELLAS FUGACES, Y EL ANCIANO QUE OÍA MÚSICA EN SU CABEZA

Las noches de verano me tumbo en el suelo, en la oscuridad y el silencio de la tierra, con los ojos abiertos cara al cielo. Es un modo de medir la realidad, de descubrir mi medida en el Universo sin fondo. Contemplando ese abismo veo pasar las estrellas fugaces, silenciosos fuegos artificiales con olor a jazmín, y me acuerdo de él.
Lo observo en su sillón, donde dos enfermeras lo han ayudado a sentarse. Allí queda hundido, perdido en sus recuerdos con los ojos cerrados. Parece dormitar, pero cuando oye la música lleva el compás con la mano, muy lentamente. Toda la fuerza de ese cuerpo, apenas un manojo de huesos y piel, se concentra en el brazo que se levanta y en la mano que se balancea. Sigue, aun cuando la música ha cesado, hay música en su cabeza, en su corazón_ me digo al ver su expresión y su gesto. Música fugaz, como una estrella de verano. Qué fue su vida, no lo sé. Quién fue, qué hizo, no lo sé. Sé que hay música en su cabeza y que se despide con su mano de anciano llevando el compás, como una estrella fugaz. Y siento deseos de abrazarlo, de abrazar todas las notas del Universo.

miércoles, 18 de julio de 2012

UNIVERSOS DE FELICIDAD

Universos paralelos, partículas en el origen, luz y oscuridad. En las noches de verano el cielo se nos aparece en todo su esplendor, y nos invita a soñar, a perdernos, a desaparecer.
El pensamiento, el sentimiento y el lenguaje se refugian en la poesía para entender la existencia, nuestras existencias, y me las imagino como una cadena de universos de felicidad.  Existencia, Conocimiento, Felicidad plena: es un todo para el hinduismo. La felicidad está en el núcleo, y cada uno de nosotros lo somos para el ínfimo universo que se nos ha asignado. Ese pequeño universo doméstico que gira en torno nuestro y en nosotros se apoya buscando luz y calor, desde el anciano perdido en la bruma o el niño lleno de risas, o la compañera enferma, o el amigo, o el vecino, o aquellos con los que trabajamos o para los que trabajamos. Pequeño, insignificante universo, pero que encierra toda la grandeza de todos los universos: la Luz y la Felicidad que está más allá de todo y en todo. Pequeños soles  de pequeños universos entrelazados, sólo nos toca hacernos trasparentes, limpios de corazón, para que pueda fluir la Felicidad. Y entonces, podremos decir que existimos.
imagen:sebaplab.blogspot.com
alcorverde.blogspot.com

domingo, 15 de julio de 2012

LA VILEZA DE UNA SEÑORA, LA GRANDEZA DE “LOS PERROFLAUTAS”


En una semana he sido testigo de ambas cosas. No me voy a detener en comentar las palabras y la actitud de la Señora Andrea Fabra (ya lo he hecho), pero si quiero mencionarla como contraste con la grandeza de otras personas: gente del movimiento 15 M. No me creo con derecho a considerarme una de ellos, pero sí quiero expresar mi admiración y mi respeto por lo que están haciendo.
La grandeza de la gente del 15 M es justo la antítesis de aquello en lo que se han convertido muchos políticos: suponen proximidad y empatía frente a lejanía y menosprecio de parte de la clase política. Estos “perroflautas” se sientan en las plazas, en el suelo, sin miedo a ensuciarse el pantalón o la falda, pero con la mente y la mirada limpia. Escuchan y sienten, sobre todo esto último: sienten a la gente, y luchan por ella; no por ganar votos, un escaño o un sueldo de por vida, sino por solucionar los problemas de la gente de a pie. Y la gente lo sabe, y con palabras emocionadas les dan las gracias,  incluso  cuando ya no tienen más fuerzas para seguir, les dan las gracias a esos  desconocidos y desconocidas de las Asamblea del 15 M a los que acuden cuando son amenazados de desahucio.
Ese sencillo gesto, en el mismo momento en el que el sistema los aplastaba sin piedad y los empuja a la desesperación, se convierte en su mejor regalo. Quizás es ese eslabón, el más débil de la cadena, el que da más fuerza, cuando un desahuciado  en cualquier sentido siente que no esta solo. Y ese es el fundamento de la lucha: nadie está solo. Ya no soy yo, o tú, o él, es un nosotros que ruge fuerte desde el dolor de los más débiles. Es el despertar de la conciencia colectiva ¿Los antisistema? ¿Los perroflautas? ¿Los violentos incendiarios que se apuntan a cualquier algarabía? ¡ No!  Son los que están en la calle, fuera de los despachos, sentados en las plazas, oyendo el dolor de la gente, haciendo que nadie se sienta solo.
Aunque mi opción personal es intentar participar en política para regenerarla desde dentro, pienso que el movimiento 15 M supone un revulsivo a la conciencia colectiva imprescindible para la regeneración social y que su existencia es fundamental para ello.

Imagen:hortanoticias.com

miércoles, 11 de julio de 2012

LA FINA LÍNEA QUE SEPARA LA INDIGNACIÓN PACÍFICA DE LA RABIA DESESPERADA.

"Nada hay más frágil que la lucha pacífica, más susceptible de cansancio, desesperación y mutación en rabia violenta (barrios de Londres saqueados, quema de coches en Alemania, puede ser el principio). Y al mismo tiempo, nada es más fuerte, cuando se enraiza en la paciencia sin prisas, obstinada, en la lucidez positiva, en el compromiso con el ser humano. Sus adversarios la contemplan condescendientes al principio (juegos de niños soñadores, piensan), pero acaban sintiéndose incómodos y cediendo a la represión.
Hay demasiado comprometido para ceder y renunciar a la lucha pacífica. Es necesario inventar el futuro sin renunciar a lo que somos, a nuestra historia. Hay que aprender de los errores de los sistemas caducos que se han demostrados ineficaces porque han olvidado los derechos del ser humano, los principios de fraternidad, igualdad y libertad, de compasión universal, de compromiso. Ni el liberalismo salvaje, ni la ramplona pereza algunos de los que viven de subsidios. El compromiso solidario de todos, el respeto a la libertad de todos. Todos estamos en el mismo barco, un pequeño planeta azul colgado en el Universo, ya no hay islas. Tenemos que remar en la misma dirección. Jóvenes indignados que buscan una regeneración democrática, seniors dentro del sistema con experiencia y preparación pero que aún conservan ideales y sueños: no despreciéis el valor de unos y otros, os necesitáis unos a otros. Todo puede cambiar, depende de todos nosotros".
Hace casi un año que escribí esta entrada, en el inicio de los movimientos del 15 M. Hoy, 11 de julio, Madrid se conmueve con los disturbios que rodean la manifestación de los mineros, venidos de todos los puntos de España. Y el Presidente de la Nación explica las drásticas medidas que adoptará su gobierno. El pueblo se crispa, cunde la desesperanza. Y la fina línea que separa la indignación pacífica de la rabia me parece más frágil que nunca. Y sin embargo, pienso que es el momento del rearme interior, de la fuerza, del coraje, de la imaginación, de la unión de todos por el auténtico cambio, el que no se rinde ante los abusos ni ante la tentación de violencia

VALENCIA: OLOR A CENIZA, A DESIDIA, A CORRUPCIÓN

Los que hemos nacido en el Mediterráneo no podemos respirar sin evocar el olor del mar y de los pinos. Pero hoy esa hermosa tierra huele a azufre, a ceniza. A desprecio, a dejadez y desidia, a codicia, a corrupción.
Gobiernos corruptos, sentados en el banquillo. Pueblo arruinado, empobrecido. Tierra esquilmada. Ese es hoy el panorama.
Y frente a las llamas, el trabajo desesperado de esos hombres heroicos, los bomberos. No tienen medios suficientes para apagar el fuego, y me imagino su coraje, quizás también su rabia. Podría haberse evitado, lo sabemos todos. Si hubiésemos amado a nuestra tierra, si hubiésemos cuidado de ella, pero los bosques son abandonados a su suerte, se convierten en una fabulosa hoguera lista para el desastre.
Lo mismo ocurre con las playas, con las costas, víctimas de una especulación urbanística salvaje.
Y mientras tanto ¿podremos tumbarnos tranquilamente al sol, o tomarnos una cerveza fresca en cualquier chiringuito de la playa? Resignados, o indiferentes. Unos cuantos pinos menos, o un mar contaminado, o incluso algunas gentes más sin casas, sin recursos ¿Y qué le vamos a hacer? ¿y yo qué culpa tengo?_  nos preguntaremos.  Hace poco leí una magnífica entrada de una persona que lucha contra los desastres, y en ella ponía el dedo en la llaga: todos somos de un modo u otro culpables, todos ponemos nuestra pequeña brizna de paja en esta hoguera

Esta Tierra es tu casa, es nuestra casa. Y la casa de nuestros hijos, de nuestros nietos. Y si de una manera u otra hemos contribuido al desastre en algún momento, también podremos aportar nuestra gota de agua a la lucha por un mundo mejor. Porque somos responsables de “nuestra rosa”, como decía Saint-Exupery. Somos responsables de nuestra Tierra, de nuestro pequeño Universo, de hacer este infierno un poco más habitable para los que vengan detrás. Podemos decidir de que lado estar: del de las llamas o del hombre que lucha contra ellas.


Imagen:www.cuatro.com

lunes, 9 de julio de 2012

¿AGENTES DE CAMBIO O MEROS ESPECTADORES?

SOBRE EDUCA-ACCIÓN, VALORES BLANDOS Y VALORES FUERTES Pablo Llobera Serra Abril 2011


Pablo Llobera Serra Educador ambiental del C.E.A. Polvoranca (Leganés), perteneciente a la Red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid, donde trabaja desde septiembre de 1996


"El asunto de la transformación social y ambiental depende poco del optimismo o del pesimismo, que muchas veces son meras posturas estéticas; unas veces nos puede convenir parecer optimistas y otras pesimistas. La cuestión esencial no se refiere a las creencias o impresiones sobre lo que ha de venir. La cuestión esencial y relevante es si impulsamos o no transformaciones en las estructuras y valores de la sociedad en la que vivimos. La cuestión de fondo es si somos agentes del cambio o meros espectadores. Acaso ambas posturas, pesimismo y optimismo, responden perfectamente al rol de espectadores en el que tan bien insertos estamos (sociedad del espectáculo y el entretenimiento) y estimula en cambio muy poco al de actores y protagonistas que tanto poder, personal y social, nos otorgaría (empoderamiento).
Porque cuando nos sentimos realmente agentes de cambio, cuando conseguimos comprometernos seria y tenazmente con una tarea o empresa social, cuando eso se logra, aunque sea humildemente, sobreviene una fuerza especial, un don, algo así como la fe para el creyente. Toda empresa titánica, y la Educa-Acción lo es (y mucho), se impulsa por grupos de personas con capacidad de trabajo intenso y apasionado, desde la propuesta audaz y arriesgada, desde la rebeldía cívica o incluso desde la desobediencia consciente, desde el entusiasmo y, ¿por qué no?, desde la fe (valores todos ellos "fuertes"). El optimismo o las buenas intenciones son "valores blandos" (muy en boga hoy en día), pues esencialmente dejan en manos de otros la transformación; vamos, que ser optimista o pesimista "sale gratis" ("gratis total", como se dice ahora). Ambas posturas se insertan perfectamente en lo que Lipovetsky llamó el "pensamiento débil" y, parafraseándole, podrían denominarse "valores débiles" (en el sentido de poco consistentes y, desde luego, poco o nada transformadores).
Los "valores fuertes" se apropian de las técnicas y, sobre todo, se cargan del entusiasmo imprescindible para hacer posible esta transformación. No en vano entusiasmo procede del griego "en-theos-mos": con un dios dentro. ¿Cómo no va a sentirse fuerte y capaz quien siente que le habita dentro, dejémoslo en un semi-dios? Cuando conseguimos entusiasmarnos con otras personas en iniciativas educativas humildes pero transformadoras (sean itinerarios en bici al cole, Hogares Verdes, huertos educativos o programas de compostaje) nos empoderamos, nos hacemos fuertes. Claro que esto nunca "sale gratis": siempre requiere sobreesfuerzos (derivados de ir "abriendo brecha"), capacidad de entrega y generosidad, pasión, ímpetu, esfuerzo, constancia... Vida. Otra variable interesante a tener en cuenta: estos "valores fuertes" beben siempre de las energías del grupo y a él vuelven (y a la sociedad). Podríamos concluir que los "valores blandos" son reflejo de la sociedad individualista en la que vivimos y los "valores fuertes", que se forjan en colectividad, son su antídoto. Eduardo Galeano viene a plantear lo mismo pero, ¡claro!, de forma mucho más lírica:
"Son cosas chiquitas"
No acaban con la pobreza
no nos sacan del subdesarrollo,
no socializan los medios de producción
y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá.
Pero quizá desencadenen la alegría de hacer,
y la traduzcan en actos.
Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad
y cambiarla aunque sea un poquito,
es la única manera de probar
que la realidad es transformable."



imagen:redhuertosurbanosmadrid.wordpress.com

viernes, 6 de julio de 2012

CUANDO EL SUEÑO SE HACE ACCIÓN Y REALIDAD. LA OPCION DE LOS SOÑADORES

"Una de las cosas más hermosas que he contemplado es la mirada de un soñador que hace realidad un sueño cargado de bondad y esperanza. Hay en ella la ilusión de un niño, el coraje de un guerrero, el sosiego de un sabio. Y sobre todo, la luz y la fuerza de la inteligencia bondadosa.
Tengo muy reciente la imagen de Vicente Ferrer que ha dado la vuelta al mundo a su muerte, ocurrida el 19 de junio de 2009 en Anantapur, India. Se ha hablado de él, y de su obra en todos los medios de comunicación, y estoy convencida de que son hombres como él los que podrán ayudar a la Humanidad a encontrar su camino. Hombres llenos de una inmensa bondad, y una inquebrantable fuerza, hombres universales que no entienden de castas ni de ningún otro motivo para excluir o hacer diferencias entre los seres humanos. Luchadores, valientes, trabajadores, hombres de acción: él afirmó que no se trataba de entender o explicar la pobreza, sino de remediarla.  Pero, al mismo tiempo, Vicente Ferrer poseía una enorme fe en la Providencia, esa fe que nos hace confiar en la Bondad que está por encima de todas las cosas, en el Bien que triunfa a pesar de todo. No en vano Vicente Ferrer recibió una formación cristiana, con las peculiaridades de la Compañía de Jesús, cuyo fundador, Ignacio de Loyola, invitaba a trabajar como si todo dependiera de nosotros, y después a confiar como si todo dependiera de Dios.

Pero el caso de Vicente Ferrer no es ni mucho menos el único, ni se trata de un comportamiento exclusivo de creyentes cristianos. Afortunadamente, la tierra está habitada por innumerables hombres de buena voluntad. Recientemente vi un documental sobre un proyecto comunitario de preparación de abono en Bangladehs. La expresión del ingeniero que explicaba el proyecto era la que he descrito arriba. Se trataba de un proyecto aparentemente sencillo, casi insignificante, de reutilización de las basuras domésticas para su transformación en abonos de uso agrícola. Así nació en 1995 Waste Concern (preocupación por los desechos). Se establecieron pequeñas empresas que recogían los desechos por las casas de los barrios humildes en camionetas rickshaw; las casas pagaban 20 o 35 centavos por mes, pero de este modo mejoraron enormemente sus condiciones higiénicas librándose de la acumulación de basuras que anteriormente se producían a sus puertas. Los desechos se transportaban a fábricas, donde se preparaba el abono y posteriormente se comercializaba a un precio inferior al de los abonos químicos, contribuyendo a la mejora de la tierra y al desarrollo de la agricultura. Los beneficios de esta sencilla idea  han sido numerosos: creación de un gran número de puestos de trabajo entre las personas más pobres, muchas de ellas mujeres, y a menudo personas rescatadas de la delincuencia; fomento de la autonomía de las comunidades, pues Waste Concern establece comités, cuyos miembros son principalmente mujeres, y después de proporcionarles apoyo técnico y capacitación, entrega el proyecto a la comunidad; y, por supuesto, mejora de las condiciones medioambientales, disminuyendo la contaminación del agua y el suelo por los desechos orgánicos y las emisiones de gas metano.
El proyecto tuvo tanto éxito que en 1998 el gobierno seleccionó Waste Concern para ampliarlo a otras comunidades, y fue apoyado por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Hoy en día se ha transformado en un modelo para varios gobiernos municipales y ONGs.
Iftekhar Enayetullah es el co-fundador y director de Waste Concer."

LA OPCIÓN POSITIVA

Imagen. elblogalternativo.com


domingo, 1 de julio de 2012

¿QUIÉN PROFANÓ LA CATEDRAL? LUNES, 2 DE JULIO: DE OPERA A BANCO, STOP DESAHUCIOS

¿Quién profanó la Catedral? "Porque tuve hambre y no me diste de comer, era forastero y no me alojaste. Lo que hiciste a uno de estos, mis hermanos pequeños, a mí me lo hiciste" no son las palabras de un perroflauta, ni de un okupa, son las palabras de Jesús de Nazaret. El viernes, esos sus hermanos pequeños se encerraron en la Catedral buscando apoyo, buscando despertar conciencias. Era un viernes casi primaveral, en los alrededores la gente disfrutaba de los jardines y cenaba alegremente en las terrazas de los restaurantes cercanos a la Plaza de Oriente. Cuando anocheció y la Catedral fue asediada por furgones de la policia esa buena gente preguntaba qué ocurría, si había algún peligro, si los terroristas estaban ya controlados. No tenían por qué preocuparse, ya se estaba limpiando la Iglesia y al día siguiente podrían asistir a la Santa Misa, la Almudena no olería ya a mendigos ni a indigentes. Los vi salir, a los amenazados por el desahucio, me parecieron pequeños e indefensos, y me imaginé que aquel Jesús de Nazaret también salía entre ellos, que ya la Catedral quedaba vacía, como un sepulcro blanqueado. Porque había sido profanada, hombres armados habían echado fuera a los que habían buscado allí cobijo. Jesús de Nazaret está en la calle, en las plazas,entre ellos, y con todos los que luchan por un mundo más justo.
Mañana a las 20:00h de Opera a Banco hay una manifestación contra los desahucios. Que sepamos cuál es nuestro sitio, cuál el lado correcto: "Porque tuve hambre y me diste de comer, porque era forastero y me alojaste"

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...