viernes, 31 de agosto de 2012

EL REGALO MAS HERMOSO

Hay música que no oímos, y colores que no percibimos. Aromas que ni imaginamos y caricias que nunca hemos soñado. Y sin embargo toda la vida no es más que un hermoso regalo que aún no hemos sido capaces de desenvolver. Nos detenemos en el envoltorio, como los niños en los papeles que envuelven sus regalos de Reyes.
Es un largo camino, la vida, y aprender a vivir nuestra tarea principal. No es fácil. Hay que hacer el silencio, la quietud. Hay que dejar en la puerta de nuestro corazón todos los espejismos. Hay que cerrar los ojos y mirar dentro. Y esperar con humildad y desprendimiento. Porque el regalo está dentro, el regalo es la misma Vida, es Conocimiento, Existencia y Felicidad Plena. Yo lo llamo Dios. El abrazo de Dios.
No es fácil, caminamos en medio del ruido y el brillo de pequeñas luces, caminamos por un sendero de piedras y socavones, de pequeños y grandes obstáculos. Pero si tenemos confianza, encontraremos dentro la Fuerza.

imagen: fotonatura.org

domingo, 26 de agosto de 2012

GORDILLO, CAÑAMERO, JESUSCRISTO, GANDHI Y EL PEREJIL.

Leí una de las críticas más mordaces contra Sánchez Gordillo y su movimiento reivindicativo de estos últimos días en un artículo del escritor Juan Manuel de Prada (me gusta leer sus artículos porque me estimulan para buscar argumentos en contra). Terminaba criticando con ironía la alusión a Jesucristo por parte del alcalde de Marinaleda, y la mención a Ghandi, como si se tratase del perejil apto para todas las salsas.
            Pienso que son discutibles los procedimientos empleados por Sánchez Gordillo, Diego Cañamero y el SAT, como los asaltos a supermercados y fincas privadas. El tono mesiánico de estas manifestaciones, y el seguimiento de un líder hasta esos extremos no parece acorde con el deseo actual de muchos de una renovación de la democracia, como piden el 15 M o nuevos partidos políticos que pretenden una estructura horizontal y un trabajo de equipo.
Realmente la situación es angustiosa para muchos y la tarea a la que nos enfrentamos enorme. Un país que abandona la investigación, la innovación, con sus tierras y su agricultura abandonadas, con sus montes arrasados por los incendios, y ganaderos y agricultores arrojados a la ruina, donde aún existen latifundios y tierras cercadas sin cultivar, con millones de parados y personas al borde de la exclusión, en un país así claro que debemos levantarnos y unirnos. Y con generosidad (todos tenemos algo que dar, que aportar) ponernos a la tarea de cambiar las cosas. No creo que necesitemos un Robin Hood sino equipos de gente dispuestas a dar lo mejor que tengan para mejorar la situación.
Todos somos necesarios, todos tenemos un lugar en este cambio: no hay una línea que separe a los buenos de los malos; no podemos caer en el lamentable error de regímenes que condenaban a personas de manos blancas y con gafas por considerarlos enemigos del pueblo, de los trabajadores; ni el de aquellos otros que menospreciaban a los artesanos y obreros como si fueran seres inferiores, siervos y esclavos. Todos somos personas, todos tenemos una tarea que cumplir, todos compartimos la misma dignidad: la dignidad de los seres humanos. Hay que acabar con modelos caducos, con enfrentamientos que nos paralizan. Hay que despertar la conciencia colectiva para inventar el futuro.
Pero de todas formas, no estoy de acuerdo con la crítica de Juan Manuel de Prada a Sánchez Gordillo por su mención a Jesucristo y a Ghandi. Porque lo que sí considero como muy positivo en todo el movimiento liderado por el alcalde de Marinaleda es la llamada de atención que nos coloca contra las cuerdas mientras nos pregunta implícitamente:
“Y tú ¿de que lado estás?”
Y sí, aquí apelar a Jesucristo, el maestro de la compasión y la fraternidad, y a Ghandi, el predicador de la no violencia, me parece de lo más coherente. Y no creo que ni Jesús ni Ghandi sean el perejil de todas las salsas, sino la sal de la tierra.

imagen:buenasiembra.blogspot.com

miércoles, 22 de agosto de 2012

CONTRA LA PASIVIDAD, LAS PALABRAS DE UN LUCHADOR

Nada mejor contra la pasividad que las palabras de un luchador obstinado:
"...Puedes llegar a quedar fascinado por tu capacidad de mejorar el mundo...
¿Cómo será el mundo dentro de 20 o 50 años? Es fascinante especular sobre ello. Pero más importante me parece la pregunta: ¿cómo queremos NOSOTROS que sea el mundo dentro de 20 o 50 años?..."
 Muhammad Yunus, Las Empresas Sociales.

O quizás sí hay algo mejor que sus palabras: su ejemplo

lunes, 20 de agosto de 2012

SOY ESPAÑOLA, NO ETARRA.

Sábado, 19 de agosto 2012. Se le concede el tercer grado a Bolinaga, asesino y secuestrador inmisericorde de Ortega Lara, por encontrarse en fase de enfermo terminal.
Respeto el dolor de sus víctimas, y de las víctimas de todos los terroristas y asesinos, pero en esta ocasión me siento orgullosa de ser española, no etarra.
Ante el crimen y la injusticia la sociedad tiene que ser fuerte y saber defenderse. Tiene que poseer los mecanismos para aislar y proteger a los ciudadanos de los individuos inmorales, incluso amorales, que suponen un peligro. Tiene que emplear los medios disuasorios, como los castigos, para que estos individuos no perjudiquen a los demás, y crear los procedimientos necesarios para que el criminal resarza a la sociedad y a sus víctimas por el mal causado. Tiene incluso que intentar la reconversión de dichos individuos, a sabiendas que en el fondo esto depende de una opción personal de cada uno. Pero de ningún modo debe reproducir ni permitir que se reproduzcan, los comportamientos de los criminales. Porque el mayor mal que un criminal puede causar a sus víctimas y a la sociedad es despertar en ella el mismo comportamiento inmoral con el que él actuó.
Bolinaga morirá siendo un asesino, y ese es su mayor castigo. Su excarcelación, que espero se produzca con todas las garantías de que no se trata de un fraude y de que realmente se encuentra en fase terminal, no le restituirá su dignidad de ser humano, por más que los que aprueban su comportamiento intenten ensalzarlo; su dignidad se la hubiera restituido su arrepentimiento, a él y a sus partidarios.  Su excarcelación nos dignifica a nosotros, los que podemos mirarle a los ojos y decirle: soy español, no etarra. No has podido conmigo. Esta es la grandeza de la justicia, es así como se construye la paz.
El bien siempre vuelve a quien lo realiza, lo mismo que el mal.  

imagen.telecinco.com

sábado, 18 de agosto de 2012

LAS EMPRESAS SOCIALES Y QUIÉN UTILIZA A QUIÉN

Al terminar la lectura del libro de Muhammad Yunus me encuentro con la pregunta siempre latente entre los que se esfuerzan por cambiar las cosas :¿me estarán utilizando? Porque todos sabemos de fuerzas poderosas de control que se esconden y manipulan cualquier brote de disidencia.
A lo largo del libro Muhammad Yunus pone ejemplos de empresas sociales nacidas al amparo de empresas convencionales, como Danone  o Veolia Water. Un desfile de personas influyentes, con el suficiente poder económico, aparecen comprometidas y entusiasmadas con el proyecto, desde el ámbito de la empresa, la Universidad e incluso algunos dirigentes políticos ( el expresidente francés Nicolas Sarkozy o el Principe Alberto de Mónaco).  El mismo Muhammad Yunus es consciente de esta muy posible utilización y así lo expresa el mismo:
“Por eso, cuando los periodistas me preguntan si  Danone me está utilizando, mi respuesta es: ¿Usted cree? Pensaba que era yo quien estaba utilizando a Danone. Porque la implicación de esa gran compañía transforma de inmediato la empresa social de una idea sin importancia en un concepto legítimo del que toda persona de negocios en Europa quiere saber algo. Por eso pienso que yo estoy utilizando a Danone para promocionar mi idea. Pero si lo que usted dice es verdad, si en realidad Danone me está utilizando puede contarle al mundo entero que estoy aquí para ser utilizado. ¡ Por favor, utilizadme! Todo el que quiera utilizarme será bienvenido si es por una buena causa. Y la empresa social es esa causa “ Las empresas sociales, Muhammad Yunus)
            Pienso en el recelo de los componentes del 15 M y el temor a ser contaminados por elementos del orden existente. No carece de justificación dicho temor y pienso que nunca hay que bajar la guardia en este sentido. Pero también creo que la “contaminación” puede  darse en ambos sentidos: personas e ideas como las de Muhammad Yunus, movimientos como el 15 M, o nuevos partidos políticos, como Equo, corren el riesgo de ser manipulados, utilizados, corrompidos por un orden corrupto, pero también existe la posibilidad de que estas personas, estos sueños nuevos, “contaminen” al sistema con la más hermosa de las epidemias: la solidaridad y el despertar de la conciencia colectiva.
Y yo me apunto a ser una de estas nuevas, pequeñas e insignificantes bacterias.

Imagen: olpor.blogspot.com

martes, 14 de agosto de 2012

LA MORALIDAD, LA FAMILIA Y EL INDIVIDUO

El personaje pertenece al mundillo de la prensa del corazón, pero sus opiniones merecen un puesto destacado, y no por lo atinado o profundo de su análisis, sino más bien por lo contrario. Me refiero a las declaraciones de Jane Pit contra Barack Obama por sus políticas sobre el aborto y la homosexualidad, y a favor de Mitt Romney “un hombre de familia con un alto concepto de moralidad”
Estoy segura de que muchos, en Estados Unidos y en nuestro país, estarán de acuerdo con su afirmación, y sin embargo pienso que es completamente errónea y que la consecuencia de está mentalidad no contribuye al bienestar social ni a la felicidad del individuo. El individuo, ahí está la clave.
Prefiero hablar de ética que de moralidad, pero de cualquier forma, ambas no tienen que ver con la familia sino con el individuo. El individuo es el que es moral o inmoral, y a esto contribuye todo su comportamiento en relación a si mismo, a los demás y a la Naturaleza. Si es constructivo y beneficioso, su comportamiento es ético, por el contrario si es destructivo y perjudicial, su comportamiento es inmoral, él mismo lo es.
En cuanto a la familia, por más que para algunos sólo se pueda considerar como tal a un modelo concreto acorde con sus ideas y creencias, es evidente, por poco que se tenga una visión amplia de la sociedad humana en el espacio y en el tiempo, que no es así. Ha habido, y hay, distintos tipos de “familia” y su bondad y moralidad dependerá de la de los individuos que la compongan.
Volviendo al concepto de “familia” de nuestro país en la actualidad, con el gobierno de un partido conservador que se alía claramente con la Iglesia Católica, el mismo que defiende la Sra. Jane Pit y su cándidato favorito Mitt Romney, insisto que su bondad dependerá de la de sus componentes pero que no es por si misma ni buena ni mala; muchos individuos han crecido y se han desarrollado felizmente en estas familias, donde han encontrado amor, estabilidad emocional y sustento en todos los sentidos; pero también otros individuos han encontrado en el recinto cerrado de este tipo de familia su tormento (violencia de género, maltrato infantil, pedofilia, sometimiento…). En este tipo de familia muchos han encontrado amor y compañía, pero otros la mayor y más dolorosa soledad. Y lo mismo, o incluso en mayor grado, podríamos decir del concepto de familia en el Islam, o en otras culturas.
El ser humano es un ser social. Se realiza en relación con los demás, y crece al compás del desarrollo de su “corazón”, cuando el amor lo ocupa y difumina los contornos de su ego para fundirlo con los otros. Por supuesto que la familia es el ámbito donde este desarrollo puede darse, pero no es el único ni es evidente que así sea en todos los casos.
Existen otras relaciones, como la amistad, el compañerismo, la solidaridad humana más allá de los lazos sanguíneos, que pueden ser tanto o más profundas, precisamente por su carácter libre y gratuito. Porque esa es la esencia del auténtico amor: la gratuidad. Y es esto lo que autentifica también las relaciones familiares: el amor auténtico que sale del corazón, no los convencionalismos impuestos por una u otra sociedad.
Los defensores de la familia cristiana verán en afirmaciones como las que he expuesto una persecución . No es así, al menos en mi caso. No pretendo argumentar contra la familia, sino contra la falta de autenticidad y contra  cualquier tipo de integrismo del que se cree único depositario de la bondad, de la moralidad. Hay personas que comparten sus vidas con otros fuera del cliché tradicional de “familia” : personas que no realizan los trámites del matrimonio religioso o civil, homosexuales que conviven y exigen su derecho a ser considerados familia, a adoptar hijos, comunidades de hombres o mujeres que comparten la vida y se ocupan de los abandonados (entre estas familias muchas comunidades religiosas), en todo caso lo que les autentifica es el amor que comparten y que les hace merecedores de todo respeto y reconocimiento. Es la lealtad, el compromiso, la compasión, la generosidad, la alegría. La alegría de amar, lo que nos hace libres, la auténtica moralidad.

 imagen:jessicaflores.cl

miércoles, 8 de agosto de 2012

EL ALCALDE DE MARINALEDA, MI AMIGO Y LA FINA LÍNEA

Desde hace tiempo he admirado la entrega de Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, a su pueblo, al bien común. Tanto, que en muchos conceptos me ha parecido un modelo a seguir. Pero la acción que ha promovido, el asalto de varios supermercados en Andalucia, para repartir el botín a los necesitados me parece un error. No dudo de su intención , quizás haya sido también llamar la atención sobre la exclusión a la que se ven abocados cada vez más personas en nuestro país ( no hablemos ya del Tercer Mundo), quizás lo consiga, pero no estoy de acuerdo con el medio empleado.
Hace poco un amigo consiguió 2.500 kilos de comida para gente necesitada de un barrio de Madrid. Se lo propuso y lo consiguió en poco tiempo, y hablaba de 2.500 de solidaridad. Y lo que considero la clave, lo más importante, es que mi amigo creyó en la solidaridad de la gente, toco la fibra humana, y la despertó, la desencadenó. Y esto es lo esencial: existe la bondad, la solidaridad, a pesar de todo y en cualquier crisis, y es eso lo que hay que desencadenar, esos son los diques que hay que romper. Y la imaginación, la creatividad...Cierto es que se podría señalar que no es una solución recurir a acciones "caritativas" que suponen mendicidad por parte de quien recibe la ayuda, pero en casos de emergencia es un paliativo, aunque no debería frenar la lucha incesante por un sistema equitativo.  
Pero también existe la rabia incontrolada, la violencia impaciente, y eso es incluso más fácil desencadenar, es más efectista, más inmediato, pero roto el dique no sabemos hasta donde pueden llegar las consecuencias. Se puede decir que  esta acción de Sánchez Gordillo es ilegal pero no ilegítima, y que es una situación  de emergencia. Pero sigo opinando que no es la solución, con lo cual ni mucho menos quiero invitar a la resignación y el conformismo, sino al compromiso de todos, a la unión de la gente, a  despertar la conciencia colectiva y poner toda su capacidad creativa en el bien común.  
En estos momentos es fácil dejarse engañar por una falacia muy usada por nuestros dirigentes: la de "y tú más". Yo robo, pero tú más. Cierto, es sin comparación mayor el delito cometido por tantos y tantos hombres "honorables" que roban y estafan impunemente. Pero esto no nos justifica, al contrario, nos corrompe si lo consideramos una justificación para  nuestras acciones.
Es urgente creer en nosotros mismos, en nuestra capacidad de crear nuestro propio futuro sin modelos caducos y corruptos, con toda la fuerza de la conciencia colectiva, constructiva y solidaria

domingo, 5 de agosto de 2012

NO ME GUSTA COMO SON LAS COSAS

Sigo avanzando en la lectura de "Las empresas sociales" y encuentro en las maravillas de la tecnología un medio de compartir el entusiasmo que me despierta con el puñado de lectores de mi blog. Los días de este cálido agosto también pueden ser días para la esperanza.
"La motivación para poner en marcha o unirse a una empresa social es simple. Comienza con el idealismo y la esperanza que están profundamente arraigados en todos los seres humanos.
Si alguna vez has pensado: "No me gusta como son las cosas a mi alrededor; es doloroso vivir en un mundo donde el hambre, la pobreza, la enfermedad, el analfabetismo y el desempleo afligen a tantas personas; quisiera ver la desaparición de esas cosas terribles" entonces la empresa social puede ser parte de tu vocación...Los brotes de justicia y misericordia están siempre luchando por crecer a través de las grietas. Si los alimentamos y los nutrimos, podemos transformar este planeta en el jardín en el que sueñan vivir todos los seres humanos"
Las Empresas Sociales, Muhammad Yunus.

jueves, 2 de agosto de 2012

COMPARTIENDO LECTURAS DE AGOSTO

            Cerrado por vacaciones, es el cartel que cuelga a la puerta de España en el mes de agosto (salvo en las zonas de turismo, donde un sector hace su agosto gracias al resto que han decidido cerrar y olvidar). Este año, sobre todo lo segundo. Tratar de olvidar lo que se avecina.
            En este mes de agosto tan especial, en plena crisis, recomendaría la lectura de un libro no para olvidar sino para esperar: Las empresas sociales” de Muhammad Yubus, Premio Nobel de la Paz y autor de “El banquero de los pobres” y “Un mundo sin pobreza”
          Vale la pena leer el libro. Las empresas sociales que propone ( y ha llevado a la práctica extensamente) son algo nuevo, y al mismo tiempo reciclado a partir de sistemas existentes. No se trata de “cooperativas” (una cooperativa puede tener como objetivo los beneficios de sus componentes, lo mismo que las empresas convencionales), ni de la obra social de muchas empresas, la Responsabilidad Social Corporativa,  ni de la obra de las ONGs (cuando se limitan a destinar parte de las ganancias o de los donativos recibidos para un beneficio social, pero sin conseguir que la gente se ayude a sí misma, creando sus propias empresas sociales, uno de cuyos principios básicos es no generar beneficios para accionistas o socios, sino sólo bien social: trabajo, salud…etc: lo primero, las personas, el dinero sólo un medio)
Es muy interesante cómo lo define, su objetivo no son las ganancias, ni la caridad       (que aunque siendo imprescindibles en muchas circunstancia, sólo elimina el problema a corto plazo, o en situaciones de emergencia) sino mejorar la sociedad, que sea la gente quien aporte ideas, cree las empresas, solucione sus problemas de educación, salud, vivienda creando este tipo de empresas y creando trabajo. Da ejemplos prácticos, en los que deja de manifiesto las dificultades que se encuentran y el coraje y creatividad que se necesitan para llevar a cabo estos proyectos.
El concepto de empresa social que expone en su libro, yo diría que se trata de capitalismo más socialismo reciclados, conservando los mejor de ambos sistema. Además puede suponer un cambio imparable y al mismo tiempo no traumático, pues puede convivir con antiguos sistemas en los que se va introduciendo sanando el tejido y la mentalidad social. En mi opinión es convincente la teoría y no digamos lo que ha conseguido en la práctica; si lo lleváramos a cabo sería un auténtico cambio, daría más protagonismo a la sociedad civil, aligeraría el Estado, conseguiría mayor bienestar social, aunaría la libertad y la equidad social. Evidentemente hay que contar con las características culturales de los pueblos en los que se quiere implantar, pero aún en la sociedad más corrupta existe un potencial de lucidez, honradez, civismo, coraje y espíritu creador. Hace falta prender la mecha, y ... ¿esperar?
... “Pero para aquellos que estén pensando implicarse en una empresa social, no es preciso esperar. Se puede ver el impacto enseguida, no en el conjunto de la sociedad pero sí en una parte de ella. Ruego encarecidamente al que tenga una idea para una empresa social, que empiece a trabajar en ella tan pronto como sea posible. Aunque mejore la vida de tan sólo cinco personas…vale la pena emprenderla. No hay que esperar a ver el impacto sobre millones de personas. “Millones” es un número enorme. Pero si el trabajo propio tiene un impacto positivo sobre cinco o diez personas, se habrá creado una semilla. Entonces se la puede plantar un millón de veces” (Las empresas sociales ,MUHAMMAD YUNUS)

imagen: fadep.org

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...