jueves, 4 de octubre de 2012

MONICA OLTRA, ESTA MUJER SÍ NOS REPRESENTA.

Hace un tiempo publiqué una entrada a propósito del exabrupto de la diputada del PP Andrea Fabra, y me sumaba a la protesta:”No nos representan”, escribí entonces. Hoy, después de oír la intervención de Mónica Oltra  el miércoles 26 del corriente, tengo que decir con entusiasmo: “Sí, sí nos representan; esta mujer sí nos representa”
Hoy el pueblo se levanta y protesta, con toda razón, delante del Parlamento, y expresan su menosprecio por la clase política. Y en este momento, mujeres como Mónica reafirman a todos y todas los que nos sentimos entusiasmados por el apasionante desafío de la política. Mónica ha tomado el Parlamento, sí, ella ha tomado el Parlamento y ha llevado el grito del pueblo hasta allí.
Ella se pone en la piel de la gente,  su juventud, su coraje y su empatía arrojan un rayo de luz y de esperanza en el  panorama político de nuestro país y pone en evidencia a tantos políticos corruptos o indiferentes, tan lejanos del pueblo, al que sobrevuelan en sus aviones para acudir a la final de fútbol comiendo jamón de bellota.
Sí, es un orgullo dedicarse hoy a la política, al bien común, a entrar en el Parlamento para llevar allí la voz del pueblo. Es apasionante. No podemos caer en la tentación de abandonarnos al cansancio y la desesperanza,  ni permitir que el caos o una nueva Dictadura remplacen a una democracia moribunda. Hoy más que nunca se necesitan hombres y mujeres comprometidos con el bien común dentro de la política.
Tuve la suerte de coincidir con Mónica en el Primer congreso de Equo. Era una más, dentro del estilo de EQUO, donde desde el primero al último se sientan en una mesa a trabajar sin más presentaciones. Sólo sabía que se llamaba Mónica. Hoy, oyendo su intervención me siento orgullosa de estar en el mismo Equipo. El equipo del pueblo.
Gracias, Mónica.

( Os recomiendo  escuchar hasta el final su intervención en : http://youtu.be/E9csA9Y7UhM)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...