domingo, 7 de abril de 2013

AL FINAL DE LA VIDA



Al final de la vida, hay una sola cosa que desearía : poder leer en la mirada de Dios las palabras de Jesús a Magdalena: "Has amado mucho". No importan los aciertos o los errores, los triunfos o los fracasos, lo único importante es haber amado, en lo grande y en lo pequeño, en lo público y en lo privado. Es lo único realmente benéfico para los otros, es lo único realmente benéfico para nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...