miércoles, 8 de mayo de 2013

TROZOS ROTOS

A veces podemos tener la sensación de estar hechos mil pedazos. Estar hecho trizas, como se suele decir, y quizás hoy más que nunca, en nuestra sociedad moderna del ruido, las prisas, los cambios vertiginosos. Por eso, más que nunca, tenemos necesidad de recomponer nuestro ser, de unir estos mil pedazos, de descubrir qué somos realmente. O qué queremos, qué buscamos. No tenemos demasiado tiempo, más bien poco, para descubrirlo. Hay que parar, callar, escuchar; perder tiempo, o más bien ganarlo, para recomponer  los trozos de nuestra vida y que esta tenga un sentido.
Hay mucho que recomponer en las relaciones entre los seres humanos y en las relaciones con la naturaleza, con el universo. Pero los primeros mil pedazos que tenemos que recomponer son los de cada uno de nosotros.

imagen: maricrupe.blogspot

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...