lunes, 16 de septiembre de 2013

DESDE DENTRO

"La felicidad no puede venir desde fuera. Llega desde el interior" Swami Sivananda "
"Así pues, si ponemos todo nuestro corazón, toda nuestra mente, todo nuestro cerebro, surgirá algo que está más allá de todo tiempo. Ahí es donde reside esa bendición. No está en los templos, en las iglesias o en las mezquitas. Esa bendición se encuentra donde uno está" Jiddu Krishnamurti.
 A veces la vida se convierte en un río furioso que arrasa todo a su paso, nos vemos arrastradas y envueltas en mil conflictos y volcadas en una actividad frenética. En esos momentos, más que nunca, es preciso volvernos hacia nuestro interior para anclar las raíces del pequeño árbol de nuestro ser en lo profundo. Todo se calma entonces, y nuestras vidas y sus acciones se vuelven más fecundas; no se detienen nuestras manos ni nuestros pies, pero sus movimentos recuperan el rumbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...