miércoles, 30 de octubre de 2013

DERECHA, IZQUIERDA

Hace unos días publiqué una entrada en el blog de EQUO. Hoy lo quiero hacer extensiva a tantos movimientos nuevos que intentan definirse como alternativas. Equo es diferente. Es un soplo de aire fresco, es alternativa ilusionante y lúcida. ¿Un partido para soñar? Sí, pero sobre todo para hacer realidad los sueños con valentía. Y aquí surge el debate de si se trata de un partido de izquierda. Un debate interesante, en el que contrastar puntos de vista diferentes y también muchos puntos en común. Quisiera exponer mi opinión, sobre todo teniendo en cuenta la percepción que de “partido de izquierda”, “partido de derecha” tienen los ciudadanos. La percepción de cada uno tiene que ver sobre todo con las propias vivencias, con la propia historia y circunstancias. Por eso creo importante, aún con el riesgo de simplificar excesivamente, hacer una relación de lo negativo y de lo positivo que los ciudadanos pueden entender por derecha o izquierda. Para los que piensan que “partido de derecha” significa favorecer la libertad sin límite a costa de la desigualdad entre los ciudadanos y del sometimiento de los más desfavorecidos; poner a las personas al servicio del dinero y los mercados, la competitividad por encima de la cooperación, el crecimiento sin límites a costa de la destrucción del medioambiente y del bienestar de las generaciones futuras, manipulación de la información en beneficio del partido: EQUO no es de derecha Para los que piensan que “partido de izquierda” significa uniformidad, colectivismo, sometimiento del individuo a los principios del partido y a sus decisiones renunciando a la participación activa, delegar en el partido y en el gobierno ( en el caso de alcanzar el poder) la solución de todos los problemas; laicismo agresivo contra las creencias religiosas de las personas; mala gestión de los bienes públicos, despilfarro y derroche, por intereses particulares, corrupción o por demagogia; manipulación de la información en beneficio del partido: EQUO no es de izquierda. Para los que piensan que “partido de derecha” significa respeto a las diferencias de todo tipo, libertad e iniciativa individual dentro del límite del bien común, compromiso, responsabilidad y eficacia en la gestión de los bienes públicos. EQUO es de derecha. Para los que piensan que “partido de izquierda” significa, equidad y justicia social, cooperación y respeto por la dignidad de la persona, de todas las personas; el dinero y la economía al servicio de los ciudadanos; libertad del individuo limitada al bien común; aceptación de las diferencias de todo tipo, laicismo respetuosos con la diversidad de creencias siempre que no atenten contra los Derechos Humanos; transparencia y horizontalidad, participación y compromiso responsable de todos los ciudadanos. EQUO es de izquierda. Y EQUO es un partido que defiende la ecología, el desarrollo sostenible como parte de su ADN, no como un maquillaje oportunista para campañas de marketing. Es cierto que las personas procedentes de la izquierda (entre las que me incluyo) protestarán y explicarán que los defectos que se atribuyen a la izquierda no corresponden a la auténtica izquierda; pero hoy la gente está harta de ideologías y ya no se fía más que de las obras: de cómo han actuado y actúan las personas de los diferentes partidos. EQUO es un partido para personas críticas e inquietas, no por eso menos lúcidas y rigurosas; personas independientes y al mismo tiempo comprometidas con sus conciudadanos. Personas que saben que no es fácil abrir caminos nuevos, pero que son estos cominos los que nos hacen avanzar.

domingo, 27 de octubre de 2013

UN PRECIO DEMASIADO ALTO

Hay un precio demasiado alto que no quisiera nunca pagar por ningún placer o satisfación que la vida pueda darme: el dolor del otro, sus lágrimas o su humillación. Gozar a costa del dolor del otro, poseer a costa de la pobreza del otro, brillar a costa de la humillación del otro: ese es el precio que corrompe nuestras vidas.

<

lunes, 21 de octubre de 2013

MALGASTAR LA VIDA

"Escuchar y no hacer nada es malgastar la vida. Si escuchan algo que es verdadero y no actúan, están malgastando su vida. Y la vida es demasiado valiosa. Es lo único que tenemos" ( Jiddu Krishnamurti, LA BENDICION ESTÁ EN UNO MISMO) Es cierto, y nosotras nos quedamos muchas veces paralizadas, contemplando nuestro ombligo. Sí, hay que buscar el conocimiento, en el fondo de nuestras conciencias y en todo lo que nos rodea. Hay que escuchar, mirar, sentir. Y luego, hay que actuar. Lo he leído tantas veces que pienso que ha terminado por marcar mi vida, o al menos eso intento: las mismas palabras de Jesús de Nazaret, cuando contaba parábolas e historias al pueblo: la del buen samaritano (el hereje, extranjero) el único que no fue indiferente ante su prójimo y actuó, frente a los sabios y sacerdotes que pasaron de largo. No me extraña el rechazo que el cristianismo provoca en muchas personas, quizás por la incoherencia entre las enseñanzas del maestro y la vida de los que dicen seguir sus enseñanzas. Malgastar la vida, esta oportunidad única que cada una de nosotras somos, ese sería el mayor error, la mayor desgracia.

domingo, 13 de octubre de 2013

¿PARA QUÉ SIRVE LA UTOPÍA? SIRVE PARA ESO:PARA CAMINAR

Os copio abajo parte de la intervención de nuestro compañero Julio en la presenctación de nuestra Asociación AlcorEss. Fue una jornada cargada de utopía, cargada de fuerza y calor. Como concluyó otro de nuestros compañeros, José Ramón, los sueños se hacen realidad cuando nos unimos, y nos unimos cuando somos capaces de colaborar; para ello es preciso comunicar, y es con el corazón con el que se comunica realmente y se llega a los demás. Encontraréis la intervención completa y más información sobre AlcorEss en nuestro blog: www.alcoress.blogspot.com "Hace un año después de unas cuantas charlas entre un grupo de personas de diversos ámbitos sobre los problemas del desempleo, las trágicas consecuencias y posibles soluciones a la crisis económica que vivimos, tuvimos la oportunidad de debatir desde muy variados puntos de vista sobre la situación y aquellas reflexiones nos llevaron a idear e intentar construir esta herramienta de emprendimiento social y creación de empresas y empleo sostenible que hemos denominado alcoress y que es fruto de esa capacidad del ser humano de adaptarse y avanzar en los peores momentos. Creímos que debíamos abordar la tarea inaplazable de trabajar por un cambio hacia un modelo económico y social, más justo y sostenible y comenzar la aventura utilizando unos patrones de funcionamiento en los que debe cobrar una importancia fundamental el trabajo distribuido, aprovechar el talento existente en la sociedad y emprender cualquier tarea bajo una nueva ética que supere la actual en la que se prima el individualismo por otra que lo modere y de este modo fomentar con el ejemplo su extensión. Una ética con la que rediseñar el funcionamiento del sistema evitando las deficiencias actuales, un nuevo modelo o no tan nuevo en realidad que parte desde la reconversión previa de uno mismo y que supone un cambio radical hacia una cultura de la colaboración, más justa y solidaria que repare en las carencias del modelo actual. Es fácil que estas ideas puedan parecerle a quienes las desconocen o no han reflexionado aún suficiente sobre estos temas, idealismo o sueños vanos , lo que comúnmente se conoce por utopía, nada más lejos de la realidad....." Por mucho que yo camine nunca la voy a alcanzar. ¿Para qué sirve la utopía? Sirve para eso: para caminar. (E. Galeano)

jueves, 3 de octubre de 2013

ALCORESS: SÍ HAY ALTERNATIVAS.






Mucha gente pequeña, en sitios pequeños, haciendo cosas pequeñas, podemos cambiar el mundo, decía Galeano.
Eso es AlcorEss
Nos presentamos en Alcorcón, en la X Semana Cultural de Sural, de la mano de nuestros dos pilares, la Banca Ética, Fiare y la Economía del Bien Común

Jueves 10 de octubre, 19:300h
CC Miguel Angel Blanco, C/7 ojos, en nuestro pueblo Alcorcón
Te esperamos
Entra en nuestro blog






Un capítulo más de "El valle de los narcisos"

Este es el escenario donde sitúo la acción de mi novela, los espacios y recuerdos de mis alumnos y alumnas con los que he construido la fi...