lunes, 21 de octubre de 2013

MALGASTAR LA VIDA

"Escuchar y no hacer nada es malgastar la vida. Si escuchan algo que es verdadero y no actúan, están malgastando su vida. Y la vida es demasiado valiosa. Es lo único que tenemos" ( Jiddu Krishnamurti, LA BENDICION ESTÁ EN UNO MISMO) Es cierto, y nosotras nos quedamos muchas veces paralizadas, contemplando nuestro ombligo. Sí, hay que buscar el conocimiento, en el fondo de nuestras conciencias y en todo lo que nos rodea. Hay que escuchar, mirar, sentir. Y luego, hay que actuar. Lo he leído tantas veces que pienso que ha terminado por marcar mi vida, o al menos eso intento: las mismas palabras de Jesús de Nazaret, cuando contaba parábolas e historias al pueblo: la del buen samaritano (el hereje, extranjero) el único que no fue indiferente ante su prójimo y actuó, frente a los sabios y sacerdotes que pasaron de largo. No me extraña el rechazo que el cristianismo provoca en muchas personas, quizás por la incoherencia entre las enseñanzas del maestro y la vida de los que dicen seguir sus enseñanzas. Malgastar la vida, esta oportunidad única que cada una de nosotras somos, ese sería el mayor error, la mayor desgracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...