martes, 31 de diciembre de 2013

DESPIERTA MUJER, ALMA DEL MUNDO

Y feliz 2014. La sociedad en la que el paradigma masculino se impone cierra el 2013 con un paisaje doloroso. Demasiado sufrimiento, demasiados atropellos, demasiadas guerras. Desde siglos, siglo tras siglo, año tras año. En toda la tierra, bajo todas las banderas, en nombre de todos los dioses, de todas las ideologias. Tambores de guerra y paisajes desolados, oleadas de pobres recorriendo los caminos. ¿Cuando se revolverán nuestras entrañas, cuando sacaremos del pozo del alma humana la fuerza para proteger la vida? El pan y la leche, la risa y la caricia, el trabajo y el descanso al atardecer. Otro mundo, tan distinto. Un sueño por el que luchar. Los sueños pueden hacerse realidad. Y el alma femenina del mundo, tierra, mujer, madre, germinando en todos los corazones. Fuerza para el nuevo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...