domingo, 21 de diciembre de 2014

miércoles, 10 de diciembre de 2014

MI HERMOSA RUANDA, SÁBADO 13 DICIEMBRE

EDITORIAL UNIVERSO TIENE EL GUSTO DE INVITARLES A SU PRESENTACIÓN EN MADRID


Entre sus títulos:
“Mi hermosa Ruanda”

de Dolores Vendrell





Sábado, 13 de diciembre, 18:30 h., en La fábrica
C/Alameda, 9, Madrid
Cercanias RENFE:Atocha





lunes, 8 de diciembre de 2014

La mirada de un anciano que fue guerrillero del movimiento tupamaro.

            Me refiero a José Mujica, Pepe Mujica como gusta llamarse, presidente saliente de Uruguay. Hoy he leído una entrevista de Guillermo D. Olmo en el periódico ABC. Han pasado ya muchos meses desde que yo escribiera en este blog una entrada: El desertor, por eso no puedo resistirme a reproducir parte de la entrevista. Leer las respuestas de José Mujica me llena de alegría y confirma con su autoridad moral mis propias palabras, y mi opción por el pacifismo.

“ G.D.O_Usted ha dicho que la vida humana es el bien supremo….

J.M._ Sí, señor

“ G.D.O_¿ Cómo lleva su conciencia esa contradicción?


J.M _ Vivir es enfrentar contradicciones y uno en el vivir va descubriendo cosas. Cuando uno es soldado tal vez no le da a la vida el valor que tiene, porque a la vida se le da valor solo cuando se repiensa, cuando lo que era automático y natural se transforma en conciencia. Entonces uno llega al análisis de que no hay riqueza mayor que la vida, que este milagrito que dura un minuto. Hoy creo que todas las guerras son injustas. Los que pagan el peor costo son quienes no tienen nada que ver con la guerra….”


ABC, domingo 8 de diciembre, pag. 30 y 31
Imagen: pijamasurf.com

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Otra forma de ocio: Non Tourist Project. Locos por los masajes


Se acercan unos días de descanso. Y Non Tourist Proyect nos ofrece la posibilidad de disfrutar de esos días de modo diferente, en plena naturaleza y con actividades que nos ayudarán a recargarnos de energía.
Y todo con una perspectiva responsable y a precios accesibles. 





KREACTIVA ANIMACION SOCIAL, S.L. Jose Mari Macias (josemari@kreactiva.net) +34.669541334 ...

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Las elecciones municipales y otra forma de hacer política



Las elecciones municipales de 2015 y el fenómeno “Ganemos….” es una oportunidad única para cambiar la forma de hacer política.
En primer lugar, porque a pesar de que su carácter local puede hacer pensar que las municipales son de menor importancia que las elecciones generales, en las elecciones municipales tienen mayor incidencia las personas, especialmente en municipios pequeños, y esto es fundamental para la regeneración de la política. En las municipales se señalan los problemas de los vecinos y vecinas y se proponen los programas de los distintos partidos y las personas que los llevarán a cabo.  Más que ideologías son realidades. Problemas y sus soluciones, y sobre todo, personas. En las municipales se da lo mejor de la política: la proximidad entre el hombre o la mujer que va a ejercer la función política y sus vecinos y vecinas.

Los políticos se comportan con demasiada frecuencia en los periodos electorales como charlatanes de feria que venden crecepelos en las plazas, y como pavos reales que extienden sus colas presentándose como los salvadores del pueblo. Pero no: el pueblo se salva el mismo, se salva por los hombres y mujeres honrados que trabajan cada día y hacen que el mundo siga girando, los panaderos, los conductores del metro y autobús, los barrenderos, los jardineros, las maestras, los enfermeros, las doctoras, las ingenieras, los peluqueros, los músicos, las pintoras, los obreros, las empresarias, las personas que cuidan a los niños y a los ancianos, los cocineros…tantas y tantas personas que de modos tan diferentes ganan su vida y prestan un servicio a la comunidad. Y a esa gente hay que respetarla, representarla y mirar por sus intereses. El político no debe ser más que un interino que dedica parte de su tiempo, de su vida, al bien general de sus vecinos y vecinas.

Además, no basta con hacer que el péndulo se incline a derecha o izquierda, o con “echar” a los que tienen el poder. Se está poniendo el acento en el dinero, en la limitación de los sueldos, y eso está bien. Pero la raíz es el poder, y la degeneración está en el abuso de ese poder. Este abuso de poder se ha dado en partidos de derecha y de izquierda. Se trata, por consiguiente, de inventar sin miedo una forma nueva de hacer política. Si el ser humano fue capaz de inventar la rueda, el fuego, el leguaje ¿no será capaz de superar modelos caducos, reciclar todo lo bueno que pudieran tener, e inventar el futuro?


Las municipales serán el mejor laboratorio para la creación de esta nueva vacuna que sane a la política de la peste: el abuso de poder y su utilización para el propio provecho. Y Ganemos nuestra ciudad, puede ser una buena formula.

viernes, 21 de noviembre de 2014

FIARE : hay alternativas, desde iniciativas de personas que se unen para cambiar el sistema desde dentro.

FIARE : hay alternativas, desde iniciativas de personas que se unen para cambiar  el sistema desde dentro.

Cuando el dinero es el centro y la persona su siervo, el sistema se corrompe.
Cuando la persona y su dignidad es el centro y el dinero un mero instrumento, el sistema sana.
El sistema financiero es una de las claves de este cambio.
FIARE es una alternativa.
El martes 25 de noviembre, a las 19:30, en el ATENEO POPULAR  de Alcorcón tendréis la ocasión de informaros sobre esta nueva forma de entidad financiera. Muchas ya confiamos en Fiare.

martes 25, en Ateneo Popular, C/ Virgen de Iciar 15 
(pequeño centro autogestionado, en un sencillo bajo  )
Con la colaboración de Alcoress, asociación por el empleo social y sostenible.




miércoles, 19 de noviembre de 2014

Violencia de género, el más claro exponente del abuso de poder




La violencia de género, junto con la violencia sobre los niños, es el más claro exponente del abuso de poder que corrompe la esencia de la sociedad. Iluminar esta nueva mirada es uno de las mejores herramientas para cambiar la ética del poder de nuestro sistema por la ética del cuidado.
Asistir a esta charla nos brinda esta nueva mirada.

domingo, 9 de noviembre de 2014

Intrigas y misterios del Viejo Madrid”


¿Quieres escuchar? Voces de antaño susurrándote al oído sus secretos. Algunas fantasiosas, otras misteriosas, pero todas parte de un pasado que vuelve para hacerse oír en cada rincón de la ciudad: Leyendas negras, macabros sucesos, misterios no resueltos y fenómenos sobrenaturales que incluso hoy, escapan a nuestra razón…
¡Atrévete a conocer los secretos que esconde el Viejo Madrid!
 intrigas y misterios 9 y 16 de noviembre
Estimados amigos/as
 Una vez más, volvemos con nuestro recorrido “Intrigas y misterios del Viejo Madrid”, otra nueva oportunidad para conocer un poco más la historia de Madrid y sus secretos.
 Las visitas se realizarán los domingos 9 y 16 de noviembre a las 11.00 , y el punto de encuentro será en la Plaza de la Encarnación frente al Convento.
 Como en otras ocasiones,  el coste de la actividad será libre, es decir, dejamos abierta la posibilidad de apoyar nuestro proyecto PlanVe con la aportación económica que mejor se adapte a cada persona.
 Si queréis participar en la visita, solo tenéis que escribir a info@planve.es y decirnos qué día queréis participar, vuestros nombres y un teléfono de contacto. Os recordamos que las plazas son limitadas.
Esperamos que sea de vuestro interés.
Un saludo
 Angélica García y Vanessa Solano

sábado, 8 de noviembre de 2014

Los pilares: la gente. Ni mesías ni caudillos.

Los pilares: la gente.

La sociedad no se sostiene, ni sigue caminando porque tal o tal partido gobierne un país: se sostiene por la gente, la gente que trabaja, que gana su pan y mantiene a los suyos y de rebote a los demás. Los maestros, los panaderos, los conductores de autobús, los ingenieros, los médicos, los enfermeros, los músicos, los abogados, los comerciantes, los fabricantes de zapatos, los camareros, los cocineros, los investigadores, los empresarios, los obreros, los escritores, los abogados, los agricultores, los camioneros,  los peluqueros, las personas que se ocupan de las tareas domésticas, de los mayores, de los niños…tantas y tantas personas, tantas y tantas maneras de ganar su pan y ofrecer a las demás personas un servicio. Esa es la gente, esa es la sal de la tierra y el fuego del hogar humano, ese es el motor del cambio.
Y luego están los políticos: los que fastidian a  la gente de un modo u otro, los que ni fú ni fa, y, como un sueño, los que son gente para la gente: los únicos que tienen legitimidad.

Estamos en un momento de cambio, pero solo avanzaremos si el cambio es radical, y para eso hace falta la suficiente honradez y lucidez para decir: nos equivocamos, nos corrompimos; los sistemas políticos que creamos han caducado. Hay que crear algo nuevo, aprovechando los restos del naufragio.
De un lado los sistemas comunistas: han fracasado porque han olvidado la unicidad de cada persona, su libertad, su capacidad de ser diferente y de aportar desde su diferencia. Demasiados disidentes en campos de reeducación, en cárceles…No han estimulado la iniciativa privada, el esfuerzo, el mérito. Todos iguales, todos subvencionados, todos mediocres, adorando a un Mesías Rojo que les solucionará todos sus problemas, un papá Estado que les mantendrá en la inmadurez perpetua, y un profundo desprecio hacia los que consideran casta, cualquiera que destaque.
Del otro lado, los sistemas liberales, que han estimulado el individualismo atroz y despiadado, el crecer y alimentarse como un depredador que sabe que come o es comido y elige devorar a los más débiles y contemplar a los otros como un instrumento para su propio beneficio. Un sistema que crea cada vez más y más profundas desigualdades y que margina cada vez a más personas con un  profundo desprecio (que apenas disimula)  hacia los que considera chusma en vez de lo que son: sus semejantes.

Pero otro modo de hacer política, de ser representante de la gente, es posible. Una nueva conciencia de que la gente es lo primero y lo último: no necesitamos Mesías ni Caudillos,  hemos madurado,  hemos superado la infancia,  somos capaces, tenemos hoy herramientas potentes para comunicarnos y participar. Cada una es única y diferente, y  nadie tiene derecho a cerrarnos la boca o a hacernos pensar de un mismo modo; cada una tiene el deber social de contribuir al bien común con todas sus capacidades, todas las personas tienen que ser respetadas y su dignidad ser el objetivo primordial de los gobiernos que tienen que velar por que así sea: el esfuerzo y el merito deben tener su justa recompensa, pero debe existir la redistribución de bienes que evite la acumulación de estos en unas pocas manos y la exclusión de una mayoría. Hemos contemplado en una foto que ocupó las portadas de los periódicos la imagen más clara de hasta qué punto el ser humano puede perder su dignidad: la de unas personas jugando tranquilamente al golf frente a la valla de Melilla donde permanecían encaramados decenas de africanos. Y al hablar de personas que han perdido su dignidad de ser humano, me refiero a los golfistas.


Libertad, Igualdad, Fraternidad: solo unidas son auténticas.
Soy chusma, soy casta, soy gente.

Imagen: menorca.info

lunes, 3 de noviembre de 2014

Otra forma de ocio: Non Tourist Project. Locos por los masajes


KREACTIVA ANIMACION SOCIAL, S.L. Jose Mari Macias (josemari@kreactiva.net) +34.669541334 ...


INFÓRMATE: KREACTIVA ES UNA EMPRESA SOCIA DE ALCORESS.

EL LAICISMO EN EL PROGRAMA ELECTORAL




            Uno de los reproches a los distintos partidos políticos que nos han gobernado es el de no haber cumplido el programa prometido en las campañas electorales. Por eso estoy de acuerdo en la necesidad de ser honestos y transparentes a la hora de elaborarlo y hacerlo público.

Es muy importante distinguir entre el objetivo óptimo que se pretende alcanzar y los objetivos parciales y posibles que podemos alcanzar, y así hay exponerlos en el programa. No siempre lo mejor es lo bueno.
Ocurre con el laicismo, como con otros puntos de un programa, que podemos defenderlo con razonamientos e imponerlo por la fuerza cuando alcancemos el poder. Pero ambos pasos son discutibles. En primer lugar, nadie nunca puede tener la certeza de que su argumento es perfecto. La razón, aún siendo uno de los mejores atributos del ser humano, es imperfecta. Nadie posee la verdad absoluta, la visión completa de todos los puntos de vista. En segundo lugar, el imponer algo por la fuerza es eficaz solo a corto plazo, es una victoria temporal preludio de un futuro enfrentamiento. Y la razón de la fuerza no es la mejor ni mucho menos. Así entramos en una espiral interminable de violencia.
Démosle una oportunidad a la democracia y a la paz. La paz es el camino, y la democracia real su mejor instrumento. Digamos y hagamos lo que creemos que debemos hacer, con valor y paciencia. No todo ahora, sino contando con los sentimientos de todas las personas, buscando consensos, no destruyendo lo positivo que existe en la religión. Dando tiempo a que la conciencia social despierte. Y creyendo siempre en la riqueza de la diversidad.
No se trata de claudicar de nuestros principios, se trata de luchar por ellos de modo diferente al modo como otros impusieron los suyos. No hagamos lo que todos hacen cuando alcanzan el poder: dominar. Me tacharéis de ingenua, de que así no se hace política. Pero es que esta política es la que la gente ha repudiado. Inventemos el futuro, somos capaces.


sábado, 1 de noviembre de 2014

EL LAICISMO ¿ESPERANZA O AMENAZA?


¿En nombre de qué dios inventaremos el futuro?
Se llama libertad, igualdad, fraternidad. Felicidad, y Dios si quieres. Y está dentro de cada ser humano, más allá de todas sus circunstancias y accidentes.
Como ser social que es esta criatura, se agrupa con sus semejantes para sentirse arropado y seguro. Y          reviste de mitos, dogmas y ritos ese dios que lleva dentro. Cada grupo lo colorea y lo envuelve con las melodías de su tierra, de su cielo y sus ríos. Distinto cada uno, pero en el fondo es el mismo si lo despojamos de los adornos con los que cada tribu lo ha revestido.
Es un sentimiento profundamente arraigado, por eso los tiranos saben que dominándolo dominarán a sus semejantes. De este modo las religiones y todos los totalitarismos son secuestrados una y otra vez para someter a los individuos.
Hoy se anuncia en nuestro país un cambio profundo que muchos miran esperanzados y otros con temor. En este cambio la religión no ocupa un lugar tangencial. Puede ser un factor de fractura social o un elemento para la convivencia pacífica. Para esto último es imprescindible que tanto los creyentes, especialmente los católicos, como los que se rebelan con amargura por la imposición del poder de la Iglesia Católica en la sociedad española, distingan la diferencia entre la religión cristiana y el instrumento de poder en el que ha sido convertida por sus secuestradores.
Los católicos deben ver con alegría el fin del secuestro que ha posicionado a su Iglesia al lado de los poderosos, que la han utilizado a cambio de privilegios y dádivas. Es una ocasión única de volver a las fuentes del Evangelio, ese hermoso mensaje de fraternidad universal, de entrega y amor a todas las personas, de estar siempre al lado del que nos necesita. Aunque nos quitasen nuestras subvenciones, nuestros templos, nuestros palacios, si es para dar de comer a los que tienen hambre o dar un techo a los que no tienen casa ¿no habríamos de alegrarnos por sentirnos más próximos a lo que Jesús nos enseñó? ¿no sería más reconocible su mensaje?
Y los que sienten la injusticia de los privilegios concedidos a la Iglesia Católica en España,  deben también ser capaces de reconocer la diferencia entre los poderes ocultos que manejan a una Iglesia secuestrada y la fe de muchas personas, y no atacar sus creencias sino a los cómplices del secuestro. El corazón de las personas y sus creencias deben ser siempre tratados con el máximo respeto.
La religión es el opio del pueblo según algunos. ¿También el arte, la música, la poesía? El buscar lo bello y lo bueno más allá de nosotras mismas, o más acá, en lo más profundo de nuestros corazones. Somos así, los seres humanos, racionales, y también emocionales, sensoriales, creativos, imaginativos. Capaces de inventar a dios, o una razón y un sentido a la vida, o descubrirlo.

Necesitamos encontrar un sentido a la vida, una razón a la fraternidad, algo que nos transcienda y nos una: religión, conciencia social, conciencia colectiva… El marxismo y el cristianismo tienen tantas cosas en común, al fin y al cabo.

Hemos inventado el futuro, tantas veces. Y podemos seguir haciéndolo, construyendo sobre los errores y divisiones un espacio donde cada una pueda ser libre y única, donde todas seamos iguales y fraternales. El nombre de tu dios, a mí no me importa. Sólo necesito algo para sentirte mi hermano.

P.D.
Quiero añadir la reflexión de un amigo: el paralelismo con el fútbol. Cuando lo expuso, hubo quien señaló que se trataba de algo distinto. Y sin embargo es distinto en su esencia, fútbol y religión son distintas realidades, pero no lo son como instrumentos del poder político y económico. Del mismo modo que el poder secuestra y convierte a la religión en un instrumento de dominio, el fútbol se convierte en otro magnífico medio de control de masas. Y como todo medio potente, en un medio caro para el Estado. No tengo los datos de la cuantía del dinero obtenido de nuestros impuestos que se dedican a cubrir los privilegios de la Iglesia Católica y de los clubes de fútbol, pero es indudable el paralelismo. O lo empleado en la exaltación del líder en los países de régimen totalitario.



lunes, 27 de octubre de 2014

HABRÁ UN DÍA...SIEMPRE ISABEL GÓMEZ


Ayer murió nuestra compañera, Isabel Gómez. Hoy nos hemos reunido en el salón del Instituto ALDECOA, en Alcorcón, para dedicarle un sencillo y emotivo homenaje.
Isabel fue mi compañera, una profesora ejemplar, una profesional de una pieza, una persona de una humanidad impresionante. Valiente, luchadora contra el cáncer durante años, siempre a pie de aula, siempre a pie de pizarra o en su querida biblioteca, esa casa de los libros que a tantos jóvenes hizo amar.
Gente como Isabel son los auténticos motores del cambio, los auténticos pilares que mantienen la sociedad en pie.
Gracias, Isabel, mi amiga que nunca olvidaré.
Hoy hemos oído en tu honor la canción de Labordeta, aragonés como tú. Y no he podido evitar emocionarme. Ojalá esos sentimientos que te movían nos muevan a todas.


Habrá un día
En que todos
Al levantar la vista
Veremos una tierra
Que ponga libertad!

Hermano, aquí mi mano

Será tuya mi frente
Y tu gesto de siempre
Caerá sin levantar
Huracanes de miedo
Ante la libertad!

Haremos el camino
En un mismo trazado
Uniendo nuestros hombros
Para así levantar
A aquellos que cayeron
Gritando libertad!

Sonarán las campanas
Desde los campanarios
Y los campos desiertos
Volverán a granar
Unas espigas altas
Dispuestas para el pan!

Para un pan que en los siglos
Nunca fue repartido
Entre todos aquellos
Que hicieron lo posible
Por empujar la historia
Hacia la libertad



También será posible
Que esa hermosa mañana
Ni tú, ni yo, ni el otro
La lleguemos a ver
Pero habrá que empujarla
Para que pueda ser!

Que sea como un viento
Que arranque los matojos
Surgiendo la verdad,
Y limpie los caminos
De siglos de destrozos
Contra la libertad!


Habrá un día
En que todos
Al levantar la vista,
Veremos una tierra
Que ponga libertad!

sábado, 25 de octubre de 2014

CARTA ABIERTA A PABLO IGLESIAS: P.D.

P.D. Las mayorías también se equivocan.

Entre democracia o dictadura, ya sea la dictadura de un tirano o de un grupo, siempre elegiré democracia, porque me parece el mejor recipiente para acoger la libertad del individuo, la igualdad de las personas y la solidaridad entre ellas.
A lo largo de su evolución, ese animal social y racional que somos, ha inventado maravillas, entre ellas el lenguaje y la democracia. Lenguaje y democracia van muy unidos, son increíbles tesoros que hay que cuidar, porque como todo lo vivo están siempre amenazados.
La democracia tiene serios enemigos y los peores son internos. Es el gobierno del pueblo frente al gobierno del tirano. Pero el problema es que el pueblo también puede llegar a ser un tirano.
Siempre habrá grupos minoritarios, e individuos disidentes en todos los grupos. La salud de una democracia, en mi opinión, se mide por su reacción ante esta realidad. Ante el “disidente” hay una solución rápida y eficaz: anularlo (herejes a la hoguera, o reaccionarios a la cárcel o campos de reducación, al fin y al cabo, lo mismo). Solo con escribirlo me estremezco de horror. Porque soy un ser libre, que se remueve inquieta dentro de cualquier uniforme que se me pretenda imponer. Pienso que es desde la riqueza de la variedad como se construye la sociedad. El disidente, individuo o grupo minoritario, nunca debe verse como una amenaza a aplastar sino como un elemento de contraste a tener en cuenta para rectificar si es necesario. Por supuesto que las decisiones adoptadas por la mayoría deben llevarse a cabo, y el individuo y las minorías deben aceptar el bien general, pero este bien general no lo será si no tiene mecanismos que respeten y consideren la postura y el bien de todas y cada una de las minorías, de todos y cada uno de los individuos.
Las mayorías también se equivocan, sobre todo cuando adoran a los tiranos.
Dad un repaso a la historia.

viernes, 24 de octubre de 2014

¿HUÉRFANOS SIN LÍDER?



Siempre ha costado hacerse mayor, a nivel individual y a nivel colectivo.
Sentirse libre y dueño de la propia vida.
Los buenos padres son los que educan a sus hijos para que sean autónomos. Lo mismo ocurre con los buenos educadores. Y con los buenos líderes.
Un buen líder no es el que nos lleva a la adoración, a arrodillarnos y seguir con los ojos cerrados sus pasos. Un buen líder nos ilumina para descubrir nuestra propia grandeza. Un buen líder nos hace grandes, nos hace camiar a su lado. Y un día incluso da un paso atrás y nos deja ocupar su puesto; su puesto no es un trono de piedra, es un río vivo en el que todas confluimos.
La vida es evolución, la sociedad también. Inventamos la democracia, un sueño que parecía imposible, tan débil que se deforma y marchita con facilidad. Pero no muere, es capaz de regenerarse. Y eso exige que aceptemos el reto de hacernos mayores, de descubrir al líder que todas y cada una llevamos dentro y caminemos de la mano en equidad y libertad.

Es la hora de la gente, o volveremos a vernos arrodillados.

lunes, 20 de octubre de 2014

CARTA ABIERTA A PABLO IGLESIAS

El cielo no se conquista por asalto, amigo Pablo.
El cielo está dentro da cada una de nosotras.

Apelar a sentimientos negativos nunca nos hará conquistar el cielo. Demasiadas veces se ha hecho, y nunca ha resultado a largo plazo, solo ha procurado victorias temporales pero nunca la justicia universal y la paz duradera. Es demagogia y marketing que vende ciertamente: recurrir a la rabia y a la envidia desde la izquierda, o a la soberbia, la vanidad, el querer ser y tener más que los demás desde la derecha, o al miedo a que nos quiten lo que tenemos, en cualquier caso recurrir al sentimiento de grupo que busca un chivo expiatorio: los empresarios, los trabajadores, los ricos, la casta, la clase, la raza, la creencia, los fieles, los infieles, los judíos, los cristianos, los moros, los ateos, los negros, los chinos, los americanos, los comunistas. Cualquiera, menos nosotras mismas.
Hoy estamos expectantes y renace la esperanza: por encima de todo, de las banderas, las creencias, las castas, las clases: por encima de todo, las personas y su dignidad, enraizada en la libertad, la igualdad,la fraternidad.
Amigo Pablo, sé una voz más en esta dirección hacia algo nuevo que se alza sobre las ruinas de lo viejo, que se alimenta de todo lo bueno que el ser humano ha sembrado en la historia y se libera de tantos y tantos errores y crímenes cometidos de un extremo a otro.

Hay mucha desesperación, y mucho miedo. Y estas circunstancias propician la aparición de Mesías, rojos o azules, Califas o laicos, pero Mesías que pueden apagar la esperanza de esta nueva era: la era de la gente. Porque la bondad y la lucidez están dentro de cada una de nosotras y al mismo tiempo nos trasciende; no es patrimonio de pueblo, credo, nación, o raza: es el legado de la Humanidad, de esos seres prodigiosos, racionales y sociales que somos cada una de nosotras. Y es nuestra hora.

No podemos trazar una línea en el suelo para separar a los buenos de los malos, y colocarnos por supuesto del lado de los buenos. No. Porque cada una de nosotras somos capaces de actos llenos de grandeza, pero también somos capaces de las mayores atrocidades, y nadie es más peligroso que aquel que no es consciente de ello. La sociedad tiene que crear los diques de contención para evitar que el lado salvaje y depredador de todos los individuos se imponga: esa es la labor principal de la política: velar por el bien común. Y aquellos que la ejercen deben ser las mejores personas, pero estar en todo momento sometidas al juicio de sus conciudadanos.
 Y volviendo al principio de mi entrada, el cielo está dentro da cada una de nosotras y el cambio comienza ahí: en cada una. Eso es lo que tenemos que enseñar en el calor de nuestras casas, y gritar a los cuatro vientos en todas las plazas de la tierra.


 “Sé tú mismo el cambio que deseas ver en el mundo” dijo el gran hombre, alma de Dios, Gandhi.

sábado, 11 de octubre de 2014

KAILASH Y MALALA, OTRO MOTIVO PARA LA ESPERANZA EN MEDIO DE LA CRISIS DEL ÉBOLA.

Hay razones para la esperanza, porque hay personas como Kailash Satyarthi y Malala que trabajan con valentía y una generosidad sin límites, por la justicia, la libertad, la fraternidad. Por los oprimidos, por los olvidados, por los más pequeños. Se les ha otorgado el Premio Nobel de la Paz 2014, en un momento en el que el mundo llora lágrimas de sangre. 


Hoy el mundo llora lágrimas de sangre: en países azotados por la crueldad de la guerra, por una yihad enloquecida que prende con facilidad entre los marginados; por todo un continente asolado por guerras, hambrunas y enfermedades: no olvidemos que en África mueren muchas más personas por hambre, malaria o diarreas, entre otras muchas enfermedades, que por ébola. Pero el ébola llora lágrimas de sangre, y eso nos asusta cuando también nuestros ojos occidentales se ven amenazados. Estos últimos días hemos asistido al lamentable espectáculo de la crisis del ébola en España, en Madrid, en Alcorcón. Un cúmulo de disparates, de desidia, de prepotencia por parte de nuestros responsables políticos. Pero en esta crisis deberíamos también preguntarnos la parte de responsabilidad de cada una de nosotras.

En medio de los debates televisivos, me impresiona el lenguaje corporal de algunas invitadas a ellos: cooperantes, médicas que trabajan en Sierra Leona, en Liberia. Me impresiona la mirada y la sonrisa de esas mujeres, percibo un enorme contraste entre ellas y el resto de los tertulianos, de los políticos, de los portavoces. Es la misma mirada de Malala, de Kailash: es la mirada de un ser humano, compasivo, valiente, auténtico.

Siento una enorme gratitud hacia esas personas, nos devuelven la esperanza que se abre a través de tantas lágrimas de sangre.





martes, 30 de septiembre de 2014

TODO LO QUE ESTAMOS DICIENDO ES: DALE UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ.



Una oportunidad a la paz: es lo que pedimos.
Y esa oportunidad se construye sobre la justicia, la libertad y la fraternidad.
Hoy hay un movimiento mundial en búsqueda de alternativas sociales, económicas y por supuesto políticas, porque sin una alternativa política no habrá posibilidad de cambio social y económico. Es una gran oportunidad: una oportunidad para la paz, o una oportunidad para la guerra, depende de nuestra opción.
Somos conscientes de que actualmente estamos en estado de guerra entre intereses confrontados, y de que la política está al servicio de estos intereses. Los movimientos que están surgiendo pueden ser esa oportunidad que deseamos para la paz, o el resultado de los intereses de un bloque contra otro que pretende simplemente que el miedo cambie de bando. Y el miedo es siempre el resultado de la razón del más fuerte, que no es ni mucho menos la mejor. ¿Pero cómo rendirse, cómo desesperar, cómo dejar de creer en el ser humano, a pesar de todas las atrocidades que ha cometido y que puede llegar a cometer? ¿Cómo no empeñarlo todo por dar esa oportunidad a la paz?

El arte de la política se ha convertido en el arte de la mentira, la manipulación y la demagogia. ¿No vamos a intentar cambiarlo, regenerarlo? Y para ello, suscribir un código ético que nos devuelva la esperanza. Me he permitido resumir uno de estos códigos, suscrito por un grupo de profesores de ética, y que os copio a continuación. Porque si los actores de la política no se regeneran, tampoco lo hará el sistema. Y habremos perdido esta oportunidad.



"La confianza de la ciudadanía se gana con buenas prácticas, a través del ejercicio de la honestidad, la lealtad, la veracidad, la ejemplaridad, la austeridad y la capacidad de servicio, actitudes básicas que todos los ciudadanos reconocen como valiosas, independientemente de las opciones políticas que legítimamente defiendan. Sólo si estos valores son respetados en el ejercicio democrático, la ciudadanía será capaz de valorar el ejercicio de la política como le corresponde.

El ejercicio de la política, entendido como servicio al interés general, exige unos actores con los valores fundamentales de la vida democrática, entre los cuales hay que destacar:
-           la equidad y la imparcialidad
-           la tolerancia, el espíritu de diálogo y el respeto
-           la transparencia, la honradez y la participación,
-           el servicio, la responsabilidad y la profesionalidad.

Estos principios estarán presentes en los siguientes ámbitos:
I. Las relaciones con la ciudadanía y las organizaciones de la sociedad civil

1. El político electo tiene el deber de corresponder a la confianza que los ciudadanos depositan en él mediante el sufragio universal, defendiendo el proyecto por el cual ha sido escogido.
2. Todo político tiene el deber de considerar las interpelaciones cívicas y políticas que le puedan hacer de su actuación y de su integridad. Debe responder de sus acciones públicas y asumir las responsabilidades que se deriven.
3. Tiene la obligación de escuchar las partes implicadas en un problema, de asesorarse con los expertos y de comunicar su decisión razonada al conjunto de la sociedad.
4. Debe tener en cuenta los movimientos y las vindicaciones que nacen de la sociedad civil y las asociaciones que emergen de su seno, sin ánimo de emplearlas para sus finalidades partidistas.
5. Tiene el deber de respetar la autonomía de las organizaciones de la sociedad civil y mantener la máxima imparcialidad en la relación que establezca con ellas.

II. La relación entre políticos
Las relaciones entre los políticos deben guiarse por el respeto y por el cuidado en el uso del lenguaje. La discrepancia ideológica, base de la sociedad democrática, no se debe traducir en carencia de respeto mutuo. El respeto a la dignidad de la persona es la base del ejercicio democrático y debe regularse siempre desde el espíritu del diálogo, el juego limpio y la veracidad. 
6. Los políticos deben procurar un acuerdo en los temas de interés general, escuchándose mutuamente y buscando la aproximación entre las fuerzas que representan.
7. Tienen la responsabilidad de presentar razonadamente sus propuestas, siendo sensibles a las interpelaciones que pongan en entredicho una determinada acción política.
8. Deben respetarse mutuamente la vida privada, las creencias y los estilos de vida personales y no utilizar la esfera privada como argumento en el debate público.

III. Políticos con responsabilidades ejecutivas en las admnistraciones
9. Los políticos con responsabilidades ejecutivas tienen el deber de explicar sus prioridades y la obligación de rendir cuentas de su actividad, informando de manera transparente sobre sus acciones.
10. Deben velar por el buen uso de los bienes públicos y no pueden beneficiarse del cargo por tener privilegios a título personal, familiar o de partido.
11. Deben ser especialmente cuidadosos con la gestión de los recursos públicos, orientando su práctica por los valores de la eficiencia, la equidad y la eficacia, velando de modo especial por las necesidades de las personas más desfavorecidas.
12. Los políticos con responsabilidades ejecutivas han de armonizar el respeto a la autonomía profesional de los profesionales de la función pública con el ejercicio de un buen liderazgo, basado en la mutua confianza.
13. A la hora de tomar decisiones relevantes, hace falta que los políticos consulten todos los actores implicados y se asesoren.
14. En la adjudicación de proyectos, concursos públicos o subvenciones, deberán ser lo más ponderados, transparentes e imparciales posible.
15. En el traspaso de competencias, prevalecerá la transparencia, el espíritu de colaboración y la eficiencia.

IV. La relación con los medios de comunicación
 16. Los políticos tienen el deber de informar de sus propuestas y decisiones y ponerlas en conocimiento de la ciudadanía a través de los medios de comunicación.
17. Respetarán la legítima autonomía profesional de los medios de comunicación, sin presionar, interferir ni coaccionar sus prácticas.
18. A la hora de comunicar sus propuestas y decisiones a través de los medios de comunicación, los políticos harán un uso educado de la palabra, evitando, en todo momento la demagogia, la manipulación y la falsedad.
19. Tienen el deber de de informar de las cuestiones de interés general.
20. Tienen el deber de rectificar si la información que han transmitido no se adecua a la
realidad.

V. La relación entre los políticos y los partidos
 24. Si es conocedor de malas prácticas en el seno de su partido, como pueden ser casos de corrupción o de prevaricación, debe revelarlo a los órganos competentes y, si fuera necesario, a los órganos judiciales.

VI. La relación con la administración de justicia

25. El político tiene la obligación de preservar la autonomía de la administración de justicia a pesar de los propios intereses y de los de partido sin perjuicio del ejercicio libre de la crítica.
26. Tiene el deber de denunciar delante de la justicia las ilegalidades que conoce en el ejercicio de su actividad política.

Firman este código Antonio Argandoña, Norbert Bilbeny, Victòria Camps,Miquel Calsina, Àngel Castiñeira, Cristian Palazzi, Ferran Requejo, Raimon Ribera, Begoña Román, Ferran Sàez, Miquel Seguró, Francesc Torralba y Josep Maria Vallès.con la colaboración de Rosamund Thomas"



EL SENTIMIENTO DE PERTENENCIA A UN GRUPO



Los seres humanos somos animales sociales, y como tales es importante para nosotras el sentimiento de pertenencia a un grupo que nos protege y al que nos debemos. Estos grupos pueden basarse en la consanguinidad, como la familia, o en otras señas de identidad como la raza, las creencias, la lengua, la clase social, la nación. Este sentimiento es innato a nuestra propia naturaleza y como tal debe ser respetado. Sin embargo, puede derivar en un enfrentamiento entre los intereses de los diferentes grupos en vez de en una cooperación y enriquecimiento entre ellos.
En los inicios del siglo XXI, el siglo de la globalización, urge más que nunca establecer lazos de cooperación constructiva entre estos diferentes grupos. El futuro de la Humanidad depende de ello. Se trataría de establecer reglas de juego a nivel global para que la identidad de cada grupo fuese escrupulosamente respetada y al mismo tiempo para blindar a la sociedad ante una posible imposición de los intereses de un grupo sobre el bien general de la Humanidad.
En pocas palabras, se trataría de respeto absoluto por la identidad de cada grupo pero tolerancia cero ante cualquier manifestación o actuación de cualquiera de ellos sobre el bien general. Los derechos universales del hombre deben primar, y aquí hay que señalar el peligro para aquellas sociedades donde la democracia y el respeto a estos derechos constituyen un fundamento (a pesar de todas sus imperfecciones) de  acoger respetuosamente a otros grupos sociales con señas de identidad opuestas al bien general.
Por eso insisto en la importancia de armonizar el respeto a las diferentes identidades con la tolerancia cero para aquellas identidades que supongan un menoscabo del bien general.

martes, 29 de julio de 2014

GARANTÍAS PARA LA PAZ

 6 de enero de 2014

LAICISMO Y ESPIRITUALIDAD FRENTE A INTEGRISMOS, GARANTIA DE PAZ

El futuro de la Humanidad pasa por la superación de integrismos fanáticos en favor de una espiritualidad fraternal universal que abrace al mismo tiempo la unicidad irrepetible de cada individuo, de cada grupo. 


Los integrismos de todo tipo nacen de la faceta depredadora del ser humano, del instinto egolátrico que lo hace sentir el centro del universo enfrentado a todo lo que no sea él mismo, dispuesto a devorar todo lo que le suponga un obstáculo. Su inteligencia le hará crear los medios para satisfacer este instinto y su imaginación creará los mitos para justificarlo y darle una explicación, desde los mitos religiosos a las ideologías filosóficas o políticas. 

En nuestro siglo, el laicismo y la espiritualidad pueden suponer el antídoto a este cáncer que acompaña a la humanidad desde su nacimiento. Laicismo y espiritualidad son posturas que los prejuicios pueden enfrentar pero que son perfectamente complementarias y que armonizándolas pueden suponer las bases para un nuevo orden de convivencia, entendimiento y paz.


El laicismo es la doctrina que defiende la independencia individual, social o estatal respecto a la influencia religiosa. No tiene porque suponer persecución de las creencias individuales, pero supone libertad respecto a una religión concreta. En nuestro país aceptar esto supone superar una historia de compromisos interesados, muy marcados en la época contemporánea entre la iglesia católica y los gobiernos de derecha. Y no digamos en otros países donde la teocracia es aceptada: en países islámicos, muchos convulsionados precisamente por el enfrentamiento entre grupos partidarios del laicismo y grupos islamistas. El laicismo debería superar también las ideologías que muchas veces tienen un carácter incluso más dogmático y sagrado que muchas religiones: un caso extremo sería Corea del Norte, con su líder Kim Jong-Un, capaz de emular a un despiadado Calígula. 

Si el laicismo supone independencia respecto a las distintas religiones, esto en el fondo podría contribuir a una espiritualidad universal en la que podrían convivir las distintas cosmovisiones religiosas y filosóficas. Me hizo reflexionar unas palabras del Dalai Lama respecto a la espiritualidad: explicaba que esta puede ser religiosa pero también atea. No me extrañaron estas palabras, eran lógicas en el líder de una religión que no contempla la existencia de la herejía ¿Qué es, entonces, la espiritualidad? En mi opinión, algo que han perdido muchas religiones y que el marxismo no consideró por su materialismo ateo, algo que sin embargo subyace y debería fundamentar tanto a todas las religiones como al marxismo.

Volviendo al principio de esta argumentación, la espiritualidad es la superación del instinto depredador salvaje del ser humano por el despertar de una conciencia supraindividual, ya sea una conciencia social, ya sea una conciencia religiosa: en todo caso es la conciencia de una fraternidad universal. Si los creyentes de todas las religiones profundizasen en lo esencial, más allá de las tradiciones e intereses grupales, me atrevería a decir que podrían sustentar y motivar desde el despertar de una conciencia fraternal universal la revolución marxista. Mucho ganarían las religiones con la praxis del comunismo, mucho ganaría el comunismo con la espiritualidad de las religiones. 

Hoy hay esperanza: me refiero a líderes religiosos de una profunda espiritualidad como el Papa Francisco o el Dalai Lama, o a movimientos sociales que luchan desde una conciencia colectiva, y a alternativas económicas y políticas que están naciendo. Me refiero a los avances técnicos que nos brindan las redes sociales, a la posibilidad de unirnos, de compartir, de emprender juntas un nuevo camino hacia una nueva etapa evolutiva del ser humano.

miércoles, 18 de junio de 2014

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "MI HERMOSA RUANDA"


EDITORIAL UNIVERSO
Tiene el placer de presentar

Mi hermosa Ruanda

DE DOLORES VENDRELL



Jueves 26 de junio, a las 19:30
I.E.S.Josefina ALDECOA, C/ Sahagún s/n
Alcorcón


FIRMA DE EJEMPLARES.
ADEMÁS TENDREMOS UNA INTERESANTE CHARLA SOBRE EL MUNDO EDITORIAL Y SE ACEPTARÁN MANUSCRITOS POR PARTE DE LA EDITORIAL UNIVERSO.

viernes, 13 de junio de 2014

CORONAS Y BALONES

Me imagino millones de rostros vueltos hacia la pantalla de la televisión: comienza el espectáculo, que adormila y consuela, que hace olvidar o soñar. Balones y coronas. Balones que los pies de unos ídolos mediáticos lanzan sobre el césped, hombres jóvenes (por cierto, muy bien pagados por sus hazañas) que hacen olvidar a tantos otros su miseria e ilusionarse con una victoria que no es la suya, por más que vistan sus colores. Balones y coronas, porque aún creemos en cuentos de príncipes y princesas, y nos emocionamos al verlos asomados a su balcón, tan guapos ellos, saludando a la patriótica multitud emocionada. Soy español, español, español, cantan y besan entre lágrimas su bandera.
Somos humanos, necesitamos evadirnos de la realidad, soñar, imaginar, festejar: es cierto, y no quisiera pecar de despiadada con lo escrito en el párrafo anterior. Pero es que yo también quiero cantar yo soy española, lo quiero cantar luchando y trabajando para que todos los trabajadores y trabajadoras de este país tengan la misma dignidad y los mismos derechos que cualquier futbolista...ah, pero no es posible que todos ganen tanto, me dirán; bueno, pues entonces, repartamos: que mi bienestar me lo proporcionan en mucha mayor medida un enjambre de profesionales y trabajadores que el equipo de la roja y no considero equitativo este reparto. Ah, pero es que el deporte es importante, insistirán. ¡Pues claro! Pero no es deporte la panzada de sillón de tantos ciudadanos delante de la televisión, eso es simplemente un negocio; llenemos nuestras ciudades y pueblos de campos públicos de deportes, de circuitos eficaces para las bicicletas ( más de un problema se solucionaría...) pongamos imaginación, carreras populares, mundialitos populares...disfrute de todos, para todos.
Y de las coronas ¿qué puedo decir? La única corona que venero y besaría, es a corona de espina de tantos conciudadanos, españoles como yo. El oro, las piedras preciosas, las pompas...las sueño convertidas en panes, en hogares, en escuelas, en hospitales...¡qué se le va a hacer! No quiero ser aguafiesta, pero con el mismo derecho que cualquiera, yo grito por mi gente: yo soy española.


imagen:www.conmishijos.com

Un capítulo más de "El valle de los narcisos"

Este es el escenario donde sitúo la acción de mi novela, los espacios y recuerdos de mis alumnos y alumnas con los que he construido la fi...