lunes, 24 de febrero de 2014

ATENEO POPULAR DE ALCORCÓN: DE TOD@S Y PARA TOD@S: AYUDA A CONSTRUIRLO

EL ATENEO POPULAR de ALCORCÓN es un espacio mágico, un espacio de libertad y pluralidad respetuosa con las diferencias, de solidaridad y democracia participativa.
Tú puedes ser parte de este proyecto


Muy buenas!! Por fin se ha puesto en marcha la campaña de crowdfunding del Ateneo Popular de Alcorcón. Podéis colaborar en este enlace y podéis difundir este proyecto por vuestras redes y afinidades. Muchas gracias, empezamos!!!


DESCUBRIENDO MODELOS DE BUENAS PRÁCTICAS: OTRA PRODUCCIÓN ES POSIBLE , OTRO CONSUMO ES POSIBLE

AlcorEss

Asociación independiente, inclusiva, horizontal y transparente
por el empleo social y sostenible
Comunidad colaborativa de voluntarios/as, profesionales, asociaciones, proyectos de empresas y empresas sociales y sostenibles comprometidas con nuestros principios, que compartimos recursos, tiempo y saberes para crear sinergias.
Nuestras fuentes:         E.B.C                  BANCA ÉTICA            MERCADO SOCIAL



DESCUBRIENDO MODELOS DE BUENAS PRÁCTICAS: OTRA PRODUCCIÓN ES POSIBLE , OTRO CONSUMO ES POSIBLE

abeja mañosa

El viernes 21, en el Ateneo Popular de ALCORCÓN, por gentileza de minatural tuvimos el gusto de conocer a Esther, que con su buen hacer nos demostró que otro modo de producir y consumir es posible, con buenas prácticas respetuosas con la naturaleza y con productos saludables para todas.

Las abejas, esas pequeñas criaturas sin las que nuestra existencia no sería posible…
Y el ejemplo de una sociedad laboriosa: la colmena

Os animamos a contactar con ellas:
tel.699 677 386




NUESTRO MANIFIESTO
1. AlcorEss, Plataforma por el Empleo Social y Sostenible, nace para intentar dar una respuesta alternativa a la situación actual de desempleo, que ha acarreado el aumento de la pobreza y la pérdida de derechos y dignidad, así como de degradación medioambiental. El fracaso del sistema económico y social ha provocado el aumento de desigualdades, de modo que el crecimiento económico favorece a un sector cada vez más reducido de la población, mientras que es cada vez más amplio el sector en situación de pobreza y marginación o en el umbral de la pobreza, lo que hace urgente dar paso a un nuevo sistema en el que la persona, sin distinción de ningún tipo, sea el centro y su dignidad el objetivo…
2. La actividad humana ha supuesto una degradación medioambiental de enormes consecuencias, por lo que AlcorEss apuesta por la empresa sostenible que minimice este deterioro...
3. Existen alternativas que suponen una superación de modelos caducos, como lo han manifestado numerosos economistas…
… La Plataforma AlcorEss es una herramienta que se presenta como una ocasión de participar en un cambio del sistema económico y social; cambio profundo, que supone un cambio de mentalidad y perspectiva; cambio creativo, gradual, pacífico pero que pretende ser al mismo tiempo  invasivo y regenerador de las estructuras caducas…

jueves, 20 de febrero de 2014

VIVIR SIN MIEDO, SIN PRISA, SIN IMPACIENCIA


La felicidad no está en la ausencia de problemas, sino en saber afrontarlos con valor y serenidad. Sin miedo, sin prisa, sin impaciencia, viviendo nuestro tiempo y sabiendo que cuando nuestro tiempo haya transcurrido, el Amor seguirá sustentando la Realidad. Nuestro breve tiempo será ya parte de la Eternidad, habrá otras que continúen nuestras tareas inconclusas, nuestros pensamientos y palabras sin plasmar. Todo es posible, siempre habrá personas capaces de hacerlo realidad.

sábado, 15 de febrero de 2014

MASA CRITICA EN LAS FRONTERAS: O EL FINAL DEL SUEÑO DE UNA CRIATURA QUE SOÑÓ SER HUMANA.



Porque quizás no estaba en sus genes la evolución hacia un ser racional, con inteligencia  también emocional; quizás en su evolución el destino final no era ser delfín compasivo sino hiena salvaje.
En vísperas de unas elecciones europeas me hago la pregunta, me indigno y también me espanto. Porque mucho tendríamos que cambiar para dar una solución a un tal destrozo. Destrozo de la naturaleza, destrozo de las estructuras sociales y económicas, destrozo de toda ética, destrozo del pensamiento racional.
Aún nos queda el recuerdo del naufragio en las costas de Lampedusa, y ahora ocurre en nuestras fronteras: se dispara a personas que intentan llegar a nado a tierra, y se justifica el hecho alegando que era una masa de hombres, de cientos de hombres, que intentaban pasar la frontera; y se construyen muros y alambradas con cuchillas, aquí y allá, por un muro que se abate, el del Berlín ¿cuántos otros se construyen?
Cuando hombres y mujeres se juegan la vida en las fronteras, en todas las fronteras, la pregunta es de qué pretenden escapar y qué pretenden encontrar. Que cada una se responda, todas sabemos la respuesta.
Las preguntas que debemos responder entre todas son otras:
¿Qué queremos? ¿Qué estamos dispuestas a aceptar? Ya se van perfilando respuestas, como en Suiza, donde el pueblo decide defender lo suyo y limitar la entrada de ciudadanos europeos (¿que harían si tuvieran frontera con Marruecos?); o el ascenso del partido de Le Pen en Francia; o las explicaciones de nuestro Ministro de Interior. Hay un denominador común: nos quitamos las caretas humanitarias y a defender lo nuestro. Los del otro lado de la alambrada, sencillamente una amenaza de otra especie. Lo de “humanidad” nos queda grande, y nos hacemos un traje a medida con nuestra bandera.
¿Y quiénes nos gobiernan, quiénes nos conducen? No voy a enumerar los casos de corrupción y la impunidad de los que tienen el poder; la riqueza que acaban acumulando durante y después de su paso por la política (¡ese ejercicio de compromiso por el interés común!) y la pedagogía corruptora que ejercen sobre los ciudadanos. ¿Alguien puede creer que van a mover un dedo por otra cosa que no sea aferrarse al sillón que los nutre y aleja de las miserias del común de los mortales? No todos, cierto, que en medio de este lodazal hay héroes que siguen conservando la conciencia. Ahora me viene a la memoria Pepe Mújica, el Presidente de Uruguay, y algunos otros, aquí y allí, también en nuestro país.
¿Y nosotras, qué poder tenemos? En mi opinión, nuestro mayor poder es elegir rehumanizarnos, desde nuestro interior, y en círculos concéntricos: casas, calles, barrios, ciudades. Participar, sobre todo, participar. No rendirse, no resignarse, por poco que sea lo que podamos hacer, por imperfecto que sea: hacerlo, lo que cada una pueda.
Tenemos los medios, hoy la ciencia y la técnica tienen poder de cambiar las cosas: acabar con el frío, con la pobreza energética, con el hambre, con muchas enfermedades, con el dolor, aliviarlo compasivamente. Sólo hace falta voluntad política, cambiar las estructuras de poder, económicas y sociales. Otra economía es posible, otra sociedad. Los intereses de unos pocos lo impiden, y tiemblan al tenerse que quitar las caretas ante una masa crítica enfurecida: no son humanos, y lo que es peor, quizás tampoco nosotras lo seamos ya, quizás también hayamos empezado a evolucionar hacia la especie de las hienas.

¿Qué nos hace humanos? Algo que se mueve en la profundidad azul del océano, en los arrullos de los delfines y en su compasión. Una conciencia empática, que nos hace cuidarnos unos a otros, una inteligencia que nos hace descubrirnos parte de una misma especie y de una misma naturaleza, una inteligencia que nos hace prever el futuro y anticipar las consecuencias de nuestros actos. Lo podemos llamar espiritualidad o conciencia universal. Ni patria, ni rey, ni dios (todo con minúscula). Una única y hermosa palabra con mayúscula.



Mañana, 16 de febrero, marcha desde Alcorcón, los Castillos, hasta la Plaza Mayor de Madrid, en defensa de los servicios públicos.

jueves, 13 de febrero de 2014

TIEMPO PARA VIVIR

Nos estresamos pensando que no vamos a tener tiempo, tiempo para esto o para aquello. A lo largo del día, de la semana, de los años, a lo largo de la vida. Al final, nos puede quedar la sensación de que nos quedan muchas cosas que hacer, muchas palabras que decir, que escribir, muchos logros que conseguir. Y nos equivocamos. Porque no se trata de tener tiempo para algo, sino algo para cada instante de nuestra vida. Saber poner algo de nosotros en cada instante, algo que brote de dentro y nos haga crecer y como un árbol dé sombra al que está de camino. Cada instante, cada día, disponernos a sacar lo mejor de nosotras mismas y hacerlo florecer en el tiempo que se nos brinda, unos pocos instantes que pasarán fugaces. Cada día, sin prisas y sin angustia,  haciendo gozosamente nuestra tarea. Otros vendrán que la continúen, que no recordarán nuestros nombres, pero que saborearán los frutos del árbol que plantaron nuestras manos.


jueves, 6 de febrero de 2014

FEMINISMO: EQUIDAD, ECOLOGÍA,PACIFISMO: CUANDO LA MUJER DESPIERTE


Cuando la mujer despierte, el mundo empezará a cambiar.
Cuando despierte su conciencia de su grandeza como mujer.
De su fuerza.
De su dignidad como persona en igualdad con el hombre.
De la urgencia de una relación complementaria en igualdad.
De su orgullo de mujer, sin necesidad de reproducir estereotipos masculinos.
La tierra, la vida digna, la paz: hermosas palabras femeninas.
Dignidad, persona, libertad, igualdad, fraternidad.

Mujeres; os esperamos







Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...