sábado, 10 de enero de 2015

Son los mismos asesinos

Los asesinos de Charlie Hebdo son los mismos que secuestraron a 200 niñas en Nigeria, los mismos que mataron a un hincha de otro equipo de fútbol en Madrid, los mismos que han matado y torturado a cientos de mujeres en sus propios hogares en España, los mismos que abusan de los niños, los martirizan y los matan...fieras salvajes sin excusa. No culpemos al Islam, culpemos y recelemos de la fiera salvaje dormida en el ser humano.


Hoy más que nunca es urgente un orden mundial, una legislación mundial que controle a la fiera y construya un marco civilizado. Para ello es imprescindible que el enfrentamiento por diferencias legítimas, ya sean ideológicas, religiosas o de cualquier otro tipo, dé paso a la cooperación y la colaboración de todas las personas, naciones, pueblos y civilizaciones . Y por encima de todo, los derechos universales del ser humano como marco irrenunciable en un mundo globalizado y plural, en el que o nos salvamos todos o no nos salvaremos ninguno. Para ello, es preciso emprender con determinación un proceso social y político que abarque el marco legal, conscientes de que hará falta un profundo cambio de mentalidad. Por eso quiero señalar una pieza clave: la educación e insistir en que la educación es cosa de todas.

imagen: javiermanzano.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...