domingo, 6 de diciembre de 2015

Ingredientes para la confluencia.

Estamos en campaña electoral, saturadas de mensajes y debates, muchas veces debates entre representantes de partidos que comparten causas comunes pero que no han sido capaces de confluir y ahora se ven abocados a enfrentarse.
Ningún guiso es sabroso si no cuenta con suficientes y variados ingredientes; también importa que los ingredientes sean de buena calidad. La variedad es una riqueza, la realidad no es monolítica y solo la suma de puntos de vista distintos darán una visión aproximada de la realidad, y digo aproximada porque no creo en una respuesta o verdad absoluta. Ahora contemplo y escucho argumentos y defensas de programas, lamentando que una real confluencia por el Bien Común de la gente no haya sido posible. Pero no pierdo la esperanza en la inteligencia colectiva, y espero que después de esta alborotada y ruidosa etapa de campaña electoral, cuando se baje el telón y haya que empezar a trabajar, se dejen atrás las diferencias y se confluya en una causa común: por un mundo más justo, por la dignidad de todas las personas, por el futuro de nuestros descendientes, por la tierra que se nos presta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...