martes, 19 de enero de 2016

Ya hemos ganado.

Todo es relativo, el espacio y el tiempo. Lo grande y lo pequeño. Ayer, hoy, mañana.
¿Cómo nos podríamos sentir si supiéramos que ya hemos ganado, que ya hemos vencido todos los obstáculos, los problemas, los sufrimientos de nuestra vida?
Imaginemos que atravesamos un estrecho túnel que nos desgarra la piel. Imaginemos al final del túnel la luz de la sonrisa del amigo y compañero que ya lo ha atravesado y que nos sostiene. Imaginemos que cada una de nosotras somos esa luz y ese apoyo para los que nos acompañan en esa travesía. Imaginemos que somos capaces de encender la oscuridad con la fraternidad. Imaginemos el mañana, imaginemos que ese mañana está ya en nuestro interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"El valle de los narcisos", capítulo 10

Oscar, David, Sofía, nuestros protagonistas, se enfrentan al mundo lleno de pasión, intriga y fantasía de la adolescencia. Un mundo en el q...