viernes, 4 de enero de 2019

Buenos días. Me explico...

Me explico...
A estas alturas me he dado cuenta de que "yo" no voy a cambiar el mundo. La verdad es que me quito un peso de encima.

Lo malo para mi lado perezoso, es que también me he dado cuenta de que, lo quiera o no, soy una ínfima parte de ese cambio. Y puesta a elegir, prefiero optar por sumarme a los inventores y constructores del mañana.
Feliz viernes, 
"Los sueños dejan de ser sueños cuando son soñados por muchos que empiezan a moverse en una misma dirección. Esto está ocurriendo ya" ( "Punto de encuentro, más allá de los mitos"). https://bit.ly/2BL6UC4

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...