lunes, 22 de abril de 2019

No te doy el poder



No te doy el poder.
Esa es la auténtica democracia, esa utopía hacia la cual avanzar. Porque el poder es nuestro. Y el pueblo debe eligir con su voto a quienes van a representarnos , pero no debe declinar su poder y su compromiso social. Elige a quienes van a administrar y gestionar los bienes comunes, para el bien de todas las personas, quienes van a legislar para que esta administración y gestión sea justa y eficaz. No elige a tiranos ni a caudillos, el pueblo no es un niño que se abandona al arbitrio de su gobernante, el pueblo debe trabajar y construir la ciudad de todas las personas. No elige a quien le va a decir qué pensar, cómo vivir, qué sentir, qué expresar. Eso lo decide él, porque es libre y diverso. No elige a quien va a gobernar en beneficio de unas personas o de otras, sino a quien va a gobernar con justicia y equidad para todas, para que nadie use ni abuse de nadie en ningún ámbito, para que nadie sea esclava ni mendiga. Todas empoderadas, el poder es nuestro.
La libertad y la igualdad, la equidad, solo son auténticas si van unidas.
Voy a votar a quien pueda garantizar mejor la libertad y la igualdad, porque si no voto, otros deciden por mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...