viernes, 26 de agosto de 2011

LA DEGENERACIÓN DE LA DEMOCRACIA, LA DEMAGOGIA, EL ARTE DE MENTIR Y MANIPULAR. ES HORA DE REINVENTAR LA DEMOCRACIA REAL.


La demagogia se basa en la mentira y la manipulación, corrompe al pueblo, lo esclaviza a sus nuevos tiranos, y lo que es peor, a sus más bajos instintos. Es hora de reconquistar la auténtica democracia. Las redes sociales ofrecen un medio único.
Como la corriente que recorre las neuronas del cerebro, hoy la sociedad dispone de los medios tecnológicos para funcionar como un maravilloso organismo donde cada célula participe y se beneficie. Pero como toda realidad humana, no carece de peligros, como la aparición de cánceres, células que crecen contra el propio organismo para destruirlo, contra las que hay que estar alerta para identificar y aislar.
Aún siendo un número inmenso de neuronas, hay una organización que hace efectivo su funcionamiento. El funcionamiento democrático de la sociedad depende en gran parte de una buena organización (pienso en las largas asambleas del 15-M, y considero imprescindible agilizarlas) Hoy la técnica nos ofrece medios impensables para ello, y si no están inventados, habrá que iventarlos.
La democracia se basa en la participación de todos en los bienes y en las tareas, en el reparto justo, que no igualitario (sería injusto no valorar el esfuerzo e implicación de cada uno), solidario, con mecanismos de redistribución de los bienes a los que los necesitan evitando la acumulación de riqueza en manos de unos pocos.
Pero si un peligro acecha a la democracia es el maniqueísmo y la mentira:
“Vosotros, el pueblo, sois los buenos; los que mandan, los malos. Vosotros, los pobres, sois los buenos, los ricos, los malos. Vosotros, los trabajadores sois los buenos, los empresarios, los malos. Acabaremos con los que mandan, y mandaréis vosotros (y podréis abusar del poder como hicieron ellos). Acabaremos con los ricos a los que envidiáis, les quitaremos sus bienes y os los daremos a vosotros, y podréis vivir sin trabajar a costa de los demás como hicieron ellos. Acabaremos con los empresarios, y os daremos la empresa a los trabajadores, que os podréis repartir los beneficios (y se morirá el empresario, la empresa y vosotros)…” Este discurso es una parodia, por supuesto, pero pienso que no está muy lejos de la mentalidad de nuestro país, y es está mentalidad la que hay que cambiar si queremos construir una sociedad nueva.
Y, por supuesto, sólo la lucha pacífica pero obstinada conseguirá el cambio, sin el lastre que envenena toda revolución cuando se produce gracias a tantos daños colaterales, a tanta sangre y dolor de los inocentes. Ni una gota de sangre inocente.

1 comentario:

  1. Pon un poco mas grande la letra del texto, pero aun asi un buen texto, me sirvio de mucha ayuda.

    ResponderEliminar

"El valle de los narcisos", capítulo 10

Oscar, David, Sofía, nuestros protagonistas, se enfrentan al mundo lleno de pasión, intriga y fantasía de la adolescencia. Un mundo en el q...