domingo, 7 de octubre de 2012

YO TAMBIÉN SOY CHUSMA



De chusma ha calificado Alfonso Ussía a los ciudadanos que se manifestaron junto al Parlamento en Madrid el pasado 25 y 29 de septiembre. Si esos ciudadanos que expresaron su indignación, según sus derechos democáticos, ante un gobierno y unos representantes del pueblo que parecen ciegos y sordos a los problemas de aquellos a los que representan, y lo hicieron de forma pácifica y comprometida, entonces  yo también soy chusma. Por supuesto no lo soy si se refería a la minoría violenta que siempre aparece en las manifestaciones y que agredieron a la policia, o si se hubiese podido referir a los que empleando una fuerza desproporcionada aporrearon y patearon a ciudadanos, o a los que dieron la orden de reprimir violentamente a los que ejercían su derecho, o incluso llevaron ante la justica a los "golpistas"   (  afortunadamente, la justicia ha dado carpetazo al asunto, que bastante tiene con perseguir a corruptos y dilucidar dónde está el dinero robado al pueblo por el fraude fiscal).
Hoy lo he vuelto a ver, entre sus compañeros al salir sonriente del juzgado: no han dicho su nombre, no es una estrella. El hombre de pelo largo y alborotado, un tanto canoso, con una bolsa de plastico en la muñeca, cazadora tejana, y las manos blancas levantadas, entre los manifestantes y el cordón policial, pidiendo calma: me pregunto si es por esto por lo que lo detuvieron. Hoy sonreía. Y sí, si personas como él es a quienes se refiere   Alfonso Ussía como chusma, entonces yo también soy chusma

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...