sábado, 16 de abril de 2016

Causa y efecto, raíz y frutos: así es la lógica, así es la vida, de hombres corruptos solo cabe esperar políticas corruptas.

En lógica, y en matemáticas hay fórmulas sencillas y fundamentales:
A (causa) B(efecto)
A+= B+
A- = B-

A y B son factores esenciales.
Existen también factores accidentales: C, D...

En botánica:
La semilla está en el origen de la raíz (A) y da origen a la planta: tronco, hojas, flores y frutos (B)
Si A saludable, beneficiosa, B saludable, beneficiosa.
Si B venenosa, nociva, B venenosa, nociva.
A y B son factores esenciales.
Existen también factores accidentales: adornos, adherencias.(C, D..)

Pues bien, apliquemos esta fórmula al comportamiento humano, individual y social. Por ejemplo, a la situación política actual de nuestro país:

(A)¿Cuáles son las motivaciones, los valores que mueven a nuestros políticos?
Generosidad, compromiso con el Bien Común de la ciudadanía, con la justicia social, la solidaridad, la responsabilidad, la participación democrática; o la ambición, la soberbia, la prepotencia.

(B)¿Cuáles son los efectos: sus acciones?
¿Repercuten en el Bien Común de la ciudadanía o en su posicionamiento personal, en su riqueza, poder o prestigio?

(C)¿Cuáles son los factores accidentales?
Las palabras, los discursos, la repercusión mediática: el humo sin brasa.
¿La actividad política se centra en actuar por el Bien Común o en la palabrería y el espectáculo mediático?


Saquemos nuestras propias conclusiones. Conozco a personas cabales, movidas por valores positivos que se esfuerzan y trabajan por el bienestar de la ciudadanía, muchas veces sin aparecer en los primeros planos de los medios de comunicación. Estas personas son verdaderas heroínas. Pero por desgracia avanzan y se debaten en terreno cenagoso. Y a veces sentimos enormes deseos de dar un puñetazo en la mesa y gritar “¡Basta ya!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...