domingo, 30 de octubre de 2011

15O ¿Y AHORA QUÉ? CABALLO DE TROYA

Ahora, una acción lúcida, comprometida y tenaz. Todos los que el 15M, y más tarde el 15O, nos unimos porque creímos que otro mundo era posible sabemos que nos queda mucho que andar, que tenemos una oportunidad única y la enorme responsabilidad de aprovecharla.
La historia es la gran maestra, la historia remota, y la inmediata. Libia es una lección maestra, en mi opinión, del camino equivocado. Un dictador ajusticiado públicamente, las imágenes del linchamiento difundidas reiteradamente sin ningún pudor, como el escarnio de la exposición de su cadáver. Y hombres ajusticiados, supuestos enemigos, las bocas cegadas sin poder defenderse. Y antes, guerra y destrucción, muertes inocentes, injustas. Desde el cielo, aviones de países que apoyaron al tirano y ahora lo abandonan a los rebeldes, mirando siempre de reojo sus intereses, los pozos de petróleo. Y un futuro incierto, mientras las armas, en manos incontroladas, disparan al cielo desde todos los rincones de las ciudades destrozadas. ¿Será el futuro del pueblo la libertad, la igualdad, la fraternidad? ¿Era este el camino, el precio, o envilecerá la raíz de esta revolución?
Y frente a Libia, Siria,  el tirano aferrado a su poder dispuesto a sacrificar a su pueblo por conservarlo. Y no es sólo Siria, lo sabemos ¿en cuántos puntos del planeta los derechos humanos son aplastados sin miramiento? Tantos, que no hay espacio suficiente para enumerarlos. Si no, preguntemos a los activistas que luchan por ellos.
Por todo esto, me pregunto qué puedo hacer, aquí y ahora, para que la esperanza que se despertó el 15M y el 15O no se desvanezca como un sueño. Por eso el 20N votaré en Madrid. Sé que muchos de los integrantes del movimiento 15M defienden la abstención, el voto en blanco y continuar con acciones de denuncia. Pienso que estas acciones son totalmente necesarias y que el poder político necesita el ojo vigilante y el dedo acusador de movimientos como el 15M, o ONG como Amnistía Internacional, que se enfrentan sin tregua a su tendencia a degradarse. Pero pienso que esto no está reñido con intentar introducir en el mismo sistema un “caballo de Troya” para regenerarlo. Aquí se me podrá decir que esto sí que es una utopía, que el poder acabará corrompiendo a cualquiera que lo ejerza. De acuerdo, luego el “caballo de Troya” deberá llevar el antídoto consigo: se trataría de buscar un partido nuevo, provisto de dicho antídoto. Estos últimos meses he buscado un partido así, y descubrí EQUO, un partido nuevo que guardaba bastantes similitudes con las ideas del 15O Seguí la elaboración de su programa, participé en algunos documentos exponiendo algunas opiniones (no soy experta, no puedo pretender otra cosa) Incluso estuve en desacuerdo con algunas posturas y hasta  a punto de abandonar. Nada es perfecto. Pero a pesar de todo, es lo mejor que pude encontrar, es un motivo para seguir esperando, un motivo y un compromiso. Para tener autoridad para seguir denunciando.

martes, 25 de octubre de 2011

15O VERSUS RELIGIÓN

La puerta del sol, al anochecer del 15 O, mientras resonaba la 9ª Sinfonía de Beethoven, me hizo pensar en un maravilloso cerebro compuesto por innumerables neuronas unidas, trasmitiéndose unas a otras corrientes de esperanza y empatía. Quizás un sueño, una utopía, a la espera de una acción lúcida, comprometida y tenaz.
Me llamó la atención la gente que caminaba a mi lado: ningún “uniforme”, apenas algunas pancartas con el logotipo 15O, pero sí pequeños carteles de fabricación casera, difundidos en las redes sociales e impresos en casa. Entre estos carteles, y en alguna camiseta, pude leer repetidamente  la exigencia de una sociedad laica y el rechazo de la religión. ¿Cómo me iba a extrañar en Madrid, donde aún resuenan los fastos que celebraron la visita del Papa y de los jóvenes católicos, favorecidos y arropados por las autoridades? En un país donde, por desgracia, la religión se asocia en el subconsciente popular a una larga dictadura que se implantó después de una cruel guerra fraticida mal llamada cruzada, o guerra santa, que viene a ser lo mismo. Y sin embargo, también revivo con ilusión las imágenes de indignados unidos antes de la marcha en la meditación, realizando los gestos que durante siglos hombres y mujeres de Oriente han venido repitiendo para alcanzar la unión e identificación con el Ser Supremo, el Alma del mundo, la Conciencia Universal. Y tampoco esto me extraña, y me hace pensar que quizás la corriente que horas más tarde haría vibrar a los congregados en Sol en un sentimiento de empatía y fraternidad no era otra cosa que la manifestación de esa Alma del mundo. Quizás así lo sentí, porque en este sentimiento de fraternidad universal baso mi concepción de la vida y la lucha. Al fin y al cabo, una concepción espiritual de la realidad. Por eso pienso que es importante evitar los tópicos y los prejuicios frente al hecho religioso, aprender a discernir entre religión y fanatismo o integrismo, pues de lo contrario caeríamos en lo mismo que rechazamos, como repetidamente ha ocurrido a lo largo de la Historia.
El contacto con religiones orientales, como el budismo y el hinduismo me ha enriquecido enormemente, y ha enriquecido mis creencias cristinas. Porque el Jesús que he ido descubriendo a lo largo de mi vida es él que estaría el 15O en Sol, entre los hombres y las mujeres del pueblo, con el corazón alzado hacía el que él proclamó Padre de todos los hombres. No en los templos, ni vestido de seda y enjoyado de oro, no entre los poderosos, sino señalando su avaricia.

domingo, 16 de octubre de 2011

MENTIRAS Y MANIPULACIÓN SOBRE EL 15O

Portada de un periódico nacional: primera plana, Roma, una furgoneta ardiendo, un joven descamisado, con la cara tapada, enarbolando una bombona...texto: "los indignados festejan..." En letra pequeña, casi ilegible, se comenta que hubo otras manifestaciones pacíficas en Madrid y en otras ciudades. Mentira y manipulación, y en el fondo miedo a esta nueva realidad.
Yo estuve allí, en la Puerta del Sol, con mi familia, con jóvenes  trabajadoras, preparadas, comprometidas; me encontré con antiguos alumnos (soy una vieja profesora jubilada), los recordaba porque eran de los mejores...Por eso me río de sus mentiras y sigo creyendo que otro mundo es posible.

sábado, 15 de octubre de 2011

15O, SOMOS GENTE.

Somos gente, hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes que con nuestras artritis intentamos marchar sin dejar de soñar y esperar en los que vienen detrás. Y luego están los que parecen haber dejado de ser gente: los políticos, los que se suponía que nos representaban y nos servían. Y detrás, está él: el dinero, nuestra creación de largos dedos que lo maneja todo. No es gente, y los que lo poseen parecen no serlo tampoco. Es el momento de despertar, de marchar por las calles y hacernos oír: somos gente. Sólo  así la vida es humana y digna de ser vivida. Somos gente, sed gente.

martes, 11 de octubre de 2011

CIUDADANOS DEL MUNDO, O DIRIGENTES CON OREJERAS

Hace ya tres siglos que un filósofo francés se proclamó ciudadano del mundo. Hoy la técnica de las telecomunicaciones, el asombroso mundo de internet, se alía a este ideal. Hoy más que nunca es necesario anteponer a cualquier sentimiento de pertenencia a un grupo el de sentirse parte de la Humanidad. Hay mucho en juego, el equilibrio es mu frágil.
Y mientras tanto, políticos con orejeras enfrentan a payeses catalanes con trabajadores del campo andaluz en España, hay enfrentamientos sangrientos en Egipto con la excusa de la religión...
Los pueblos del mundo deben dejar oír su voz. Ante todo, somos ciudadanos de un mundo, de un mundo nuevo que aún es posible.

sábado, 8 de octubre de 2011

¡A LAS ARMAS, CIUDADANOS! Y ESTAS SON HOY NUESTRAS ARMAS: NUESTRAS VOCES, UNIDAS, A TRAVÉS DEL MUNDO ENTERO. MARCHA PACÍFICA, MARCHA DE LOS FUERTES. 15 OCTUBRE.


El siglo de las luces dio paso a la Revolución Francesa, que enarbolaba el sueño de todos los indignados de la historia: LIBERTAD, IGUALDAD, FRATERNIDAD. Fue dolorosa y sangrienta, consiguió grandes logros, y acarreó también vergüenza e injusticia. Los grandes revolucionarios también se transformaron en tiranos y verdugos. Pero el sueño perdura. Y hoy acaricia unas nuevas lanzas, unos fusiles de viento, poderosos, de larga distancia, distancia impensable. He aquí filosofía y técnica de la mano, y las ondas al servicio de los pueblos y sus voces, como una sola voz.
Creer en el ser humano es creer en la fuerza de su razón y su palabra. Esta fuerza es imparable, fluye como una corriente poderosa en las redes que unen a todos los hombres más allá de las fronteras y muros que han alzado los poderosos.

domingo, 2 de octubre de 2011

15 OCTUBRE, 20 NOVIEMBRE

Me entero por las redes sociales de la convocatoria de una manifestación global el 15 de Octubre. Los pueblos de toda la tierra convocados a salir a las calles para que se oiga su voz. Y me considero yo también convocada, invitada a unirme a esta nueva marcha, porque soy un ser humano y me siento hermanada con todos los hombres y mujeres de todos los pueblos. Me siento llena de esperanza, y también de temor. De esperanza, porque todo es posible cuando se cree en un ideal. De temor, porque cuánto más hermoso sea el ideal, más feroz será la oposición y los obstáculos que encontrará.
El tiempo me ha hecho comprender que el principal enemigo está dentro de cada uno. El hombre puede ser un lobo para el hombre, el lobo acecha en cada una de nuestras conciencias. Si nos sentimos amenazados, atacados, respondemos con violencia. Por eso la esperanza de un orden nuevo, el orden en el que la razón domestique al lobo para hacer realidad el ideal de libertad, igualdad y fraternidad, esa esperanza no esta libre de temor.
Una marcha pacífica, una lucha pacífica, requiere una fortaleza casi sobrehumana. Porque los que se sienten señalados por la protesta no la tolerarán indefinidamente. De hecho, vemos estas protestas reprimidas violentamente en Siria, o en Yemen. O incluso en Europa la represión de estos movimientos se está endureciendo. Y en Libia, se ha desatado una guerra civil con centenares de muertos. La impaciencia y la desesperación pueden despertar al lobo, ya se oyen voces que no ven otra salida, es necesario el dolor, la sangre tiene que derramarse para cambiar el orden establecido, dicen. Es la voz del lobo, el lobo acorralado, hambriento, humillado. Pero existe otra voz: la voz de la razón y la voluntad inquebrantable, la voz de la memoria de todos los horrores y padecimientos de la Humanidad, de la muerte de tantos inocentes, de las guerras fraticidas interminables, la voz que grita “¡Basta ya!”. Por que soy un ser humano.
Por todo esto, estaré en la calle el 15 de Octubre. Pero el 20 de noviembre votaré en mi país. Busco los programas de los distintos partidos, busco gente nueva con ganas de cambiar las cosas desde dentro, que se esfuerzan por encontrar un puesto en el vientre de la bestia para cambiar la realidad política. Me pongo en contacto con ellos, busco las plazas donde recogen avales. El sistema económico mundial es un mecanismo extremadamente delicado y frágil, una bomba de relojería. Me pregunto si la bomba está ya activada y la cuenta atrás ha comenzado, pero de todos modos pienso que es preciso desactivarla con extremo cuidado. Hay que conocer muy bien los engranajes para anular su potencial destructor, incluso para aprovechar y reciclar los elementos que puedan servir. Y para ello es necesario entrar en la ciudadela.
Hay demasiado en juego para permanecer como mero espectador, hay demasiado en juego para desesperar de la capacidad del ser humano para recrear un orden más justo, más humano. Hay demasiado en juego para sucumbir a las exigencias del lobo dormido.

Un capítulo más de "El valle de los narcisos"

Este es el escenario donde sitúo la acción de mi novela, los espacios y recuerdos de mis alumnos y alumnas con los que he construido la fi...