miércoles, 22 de febrero de 2012

¿QUIÉN NOS CONTROLA?

Cuando veo a un muchacho tirado en el suelo rodeado de altas botas y porras me pregunto quién los controla. A los policías. Aunque también se alzan voces acusando a manos ocultas de mover a los muchachos. Se habla de conspiraciones, de manipulaciones. ¿Quién está detrás? Del 15M, de la primavera árabe y ahora, se señala, de la primavera valenciana.
He tenido noticia hace poco tiempo del último libro de Daniel Estudil, El Instituto Tavistock. He leído los primeros capítulos y su teoría de una conspiración global para controlar la mente, la de toda la Humanidad. Me habían hablado del libro con verdadera alarma y sentí curiosidad. Perplejidad, incluso temor. No me atrevo a negar la veracidad de la información contenida en el libro; probablemente habrá algo, o mucho, de verdad en lo que afirma el conocido escritor e investigador ruso, antiguo agente de contraespionaje. Posee sin duda sobrada experiencia sobre métodos de lavado de cerebro y control mental, pero sin embargo no puedo dejar de sentir fuertes reservas ante sus afirmaciones. Porque de lo que no me cabe duda, a pesar de todas las atrocidades cometidas para someter la mente humana, es de la grandeza del ser humano.
A lo largo de la historia de la Humanidad, se ha intentado una y otra vez someter al hombre, esclavizarlo, denigrarlo. Los mismos seres humanos son los que han cometido esta atrocidad. Pero los esclavos, aún en las peores condiciones, han conquistado y reconquistado su libertad. Esa cabeza que se alza, una y otra vez, venciendo la opresión de la bota que pretende doblegarla, controlarla, es la esperanza siempre renovada de la dignidad humana. No me voy a detener a enumerar todos esos momentos, a nombrar a todos esos individuos y grupos humanos a los que nadie ni nada ha conseguido arrebatarles su grandeza. Recuerdo ahora una escena de la película “El    Color Púrpura”. Celie la esclava negra, interpretada por la genial Whoopi Goldberg, escupe en la sopa que va a servir al amo, y la expresión triunfal de su cara explica mejor que cualquier discurso la rebeldía y la libertad profunda del ser humano aún en las situaciones de mayor sometimiento.
            Puede que exista una conspiración universal para controlar nuestras mentes. Pero siempre podremos escupir en su sopa.
            http://www.alcorverde.blogspot.com/
 Imagen.www.jositomontez.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...