viernes, 29 de junio de 2012

FIN DE CURSO EN ALCORCON

Se acaban las clases y se celebra el fin de curso: en Universidades, Institutos, Colegios. Nos colamos en algunas de estas celebraciones en nuestra ciudad,Alcorcón. 2012, Enseñanza Pública, Univesal y Gratuita, igual para todos: ese era el sueño, la meta. Esa fue la realidad, casi conseguida, que ahora vemos amenazada, y por eso sentimos una punzada de tristeza y rabia.
Primera celebración: Instituto Público Jorge Guillén: desaparece al fundirse con el vecino Ignacio Ellacuría. Muchos años, muchos recuerdos, muchas personas: chicos y chicas que hoy acuden con sus hijos, que hoy son adultos con una responsabilidad social y toman el relevo de sus mayores, sus antiguos profesores. Varias reformas educativas, con sus aciertos y sus errores, y un ideal sin conseguir.

Separado con una verja, el Colegio Público Federico García Lorca. Entramos en el Hall siempre decorado gracias al trabajo extra de profesores, padres y madres: dinosaurios, fiesta de San Isidro, Carnaval...colorista, algre, ingenuo. Los pequeños de infantil celebran su graduación, su paso a primaria, en un salón-gimnasio abarrotado. Hace mucho calor, por supuesto que no hay aire acondicionado. Los niños recitan sus textos, reciben sus diplomas, abrazan a sus maestras. Después los padres y madres retiran los bancos (los han comprado con la colaboración del AMPA) y las sillas para hacer espacio para la merienda. El año que viene no habrá becas de comedor, ni de libros, comentan. Hay padres en paro, familias con RMI. Extranjeros. Y un sueño de igualdad amenazado.

Instituto Público Josefina Aldecoa, antiguo Al-qadir. Fiesta de fin de curso, entrega de diplomas a los alumnos: los de mejores resultados académicos, y los que han demostrado mayor esfuerzo: porque eso es lo que nos engrandece: el sacar lo mejor de nosotros mismos. ¿Qué se puede decir de estos chicos y chicas? Que son geniales, que seguirán esforzándose por ocupar un lugar en la sociedad...y sueño que intentarán contribuir a crear un orden más justo y solidario, que no olvidarán su paso por estas aulas...Representan una pequeña obra de teatro. La han escrito ellos mismos, la han preparado viernes tras viernes, después de clase, se han hecho ellos mismos los disfraces. Han aprendido a trabajar en equipo, a ser un equipo, con mucho esfuerzo, pequeños y mayores, y alguna exalumna, estudiando y trabajando más de una, ayudando a sus familias. Son grandes, admirables, estos chicos y chicas de la Pública.

Por ellos y ellas, por sus maestros y maestras, por sus profesores y profesoras: defendamos la Enseñanza Pública, Universal y Gratuita: el pilar de una sociedad mejor. ¡Ni un recorte en Educación! Ni un paso más en el desmantelamiento de la Enseñanza Pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El valle de los narcisos, capítulo 11: quedar atrapado.

11. Mi madre golpeó suavemente a la puerta de mi habitación antes de asomarse. _ David ¿hoy no piensas comer? Me pareció una pr...