sábado, 5 de diciembre de 2015

Yo votaré EQUO el 20D.

Empieza la campaña, y desde estos renglones apoyo a las personas que quiero que me representen.
Creo en las personas, con todas sus limitaciones y sombras, sobre todo en las personas que conozco, a las que he visto trabajar y comprometerse, saliendo muchas veces de su zona de confort para embarcarse en la aventura de trabajar por el Bien General, por el Bien Común. Las puedo nombrar, son compañeros y compañeras de EQUO comprometidas en gobiernos municipales junto con otros compañeros y compañeras de otros partidos, y ahora algunos y algunas trabajando en las listas de Podemos para llegar al Congreso de los Diputados el 20D. Rosa Martínez, Juantxo López de Uralde, María Pastor, Pablo Aldama...y mis compañeras en gobiernos municipales: Inés Sabanés, Inma Torres, Ruth Pascual...por nombrar a algunas.

Creo en las ideas que EQUO representa, la Justicia Social y la Equidad, la democracia y la horizontalidad de la que soy testigo (a pesar de estar en proceso y de errores que se hayan podido cometer) En la ecología política, la gran olvidada y denostada, cuando en realidad va de la mano con la justicia social y el empleo, con el bienestar de las personas, de todas las personas del Planeta (¡qué pronto nos hemos olvidado de los refugiados!) y del futuro de nuestros nietos y nietas: sin ecología no hay futuro; en el ecofeminismo, en la equidad de género, en el papel de la mujer en la sociedad: sin mujeres no hay democracia, como dice Rosa Martínez. EQUO es un partido del futuro, me han dicho. No verás cumplidos sus objetivos, me repiten. Quizás, pero ya no se puede esperar y tenemos que estar en el presente, por eso entiendo que hayamos aceptado incluirnos en las listas de Podemos.

He estado al margen de la política durante una gran parte de mi vida, limitándome a participar cada cuatro años en las elecciones. El Movimiento 15M me hizo sentir la necesidad de participar de modo más activo, a pesar de la desafección y derrotismo que nos podría hacer pensar que todo es inútil, que nada podemos hacer. Es cierto que el activismo social en el amplio abanico de las Organizaciones no Gubernamentales ofrece inmensas posibilidades de compromiso social sin necesidad de implicarse en política, pero es urgente que personas honestas y comprometidas estén dentro de las instituciones. Apoyar a estas personas en la medida de nuestras posibilidades es también un modo de compromiso social.

Y el 20 D votaré a Podemos, sabiendo que hay aspectos que no me convencen, que hay mucho que mejorar, que hace falta lucidez y humildad para reconocer las deficiencias, mucha generosidad y vigilancia para hacer efectiva la regeneración política. Mucho sentido común ( aquí recuerdo a Mujica, sus palabras, sus gestos, su vida, su realismo). Votaré a EQUO, votaré a las personas que quiero que me representen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Caminando hacia ese punto de encuentro, ese abrazo con todo, que se traduce en acciones llenas de comprensión y compasión.

Hago una pausa durante un tiempo, para internarme en ese camino en búsqueda de respuestas.  "...somos conscientes de nuestra ...