martes, 4 de agosto de 2015

Los asesinos



No se podría decir con mayor claridad y sencillez: no hay mayor error que intentar dividir a las personas en buenas y malas, sean los que sean los criterios que se usen. Esta es la raíz de todos los conflictos y la única salida es descubrir que todas somos ambas cosas, y que proponernos eliminar a los otros, los que no son como nosotras, nos convierte de algún modo en asesinos.

A lo largo de la Historia han existido individuos que han llevado este error al extremo, Lósif Stalin, o Adolf Hitler son un buen ejemplo, pero por desgracias no son ni serán los únicos. Los errores se repiten y el empeño por construir una sociedad igualitaria en cuanto a la dignidad de las personas, y al mismo tiempo diversa y respetuosa con las diferencias es una meta siempre por alcanzar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

"El valle de los narcisos", capítulo 10

Oscar, David, Sofía, nuestros protagonistas, se enfrentan al mundo lleno de pasión, intriga y fantasía de la adolescencia. Un mundo en el q...